Mis técnicas mentales

21 05 2012

Lunes, 8 de Diciembre de 2008

MIS TÉCNICAS MENTALES

Sintoniza-con-la-mente-universal

INTRODUCCIÓN

Las técnicas mentales que voy a exponerles aquí están basadas en enseñanzas teóricas que he ido adquiriendo a lo largo de los años con la lectura de libros y la experimentación personal de dichas técnicas. Han sido adaptadas a mis necesidades personales, a mis ideas y a mi carácter. Ustedes pueden hacer lo mismo. No existe una técnica perfecta y completa que pueda servir para todo el mundo.

Lo mismo que cada atleta aplica las técnicas de entrenamiento estándar a las características de su cuerpo y a su personalidad, cada mente, cada psiquis, es diferente y las técnicas mentales básicas no siempre funcionan en cada individuo de la misma forma. Así pues quédense con lo esencial y luego experimenten individualmente hasta conseguir la forma aplicada de cada técnica que más les convenga.

Todas ellas son sencillas  de entender y aplicables para la solución de sus problemas personales. Plantéenselo como si fueran a realizar una competición deportiva, solo que en vez de  forzar a sus cuerpos a superar límites físicos y records, lo que van a hacer será trabajar con sus mentes, con sus emociones y con su espíritu.

El premio no serán medallas para colgar de sus cuellos y exhibir como trofeos sino alcanzar el dominio de sí mismos. La vida no es algo que se nos impone y que estamos obligados a aceptar resignadamente. Al contrario, somos libres para elegir y crear nuestras propias vidas. Las circunstancias no lo son todo, el carácter no es una cárcel de la que es imposible escapar, nuestros pensamientos y emociones no son instintos básicos indomeñables que nos llevan donde ellos quieren.

Somos dueños de nuestras propias vidas y somos creadores de nuestros destinos. Si como dice el Kybalión, el manual más sencillo para el iniciado, el universo es mental, nuestra mente puede moldearlo e ir creando un universo propio en el que no estaremos en manos de fuerzas ocultas, sino que éstas serán instrumentos en nuestras manos para crear nuestro futuro.

Si les resulta difícil aceptar esto piensen en el experimento de física cuántica. Las partículas subatómicas son influidas por el observador. Nunca sabremos cómo es realmente el universo porque al tiempo que lo observamos lo estamos modificando. No quieran conocer cómo sería el universo sin su presencia porque ello es imposible. Ustedes deben interactuar con él y limitarse a saber las leyes fundamentales y a aplicarlas en su beneficio y en el de todos los seres humanos.

Y ahora dispónganse para iniciar el entrenamiento, embútanse en sus chándal, no en los que les gustaría poseer, sino en los que la naturaleza les ha dado; cálcense el calzado deportivo que usan habitualmente y salgan al campo. Vamos a comenzar una tanda de ejercicios de calentamiento. Después podrán caminar, primero despacio, luego más deprisa y finalmente hasta podrán correr e incluso volar, si son constantes, persistentes e inasequibles al desaliento.

Pueden considerarlo un regalo navideño por el que no pido nada. No se preocupen en regalarme algo a cambio, no se trata de cumplir con la ley de la reciprocidad. Lo que he recibido gratis se lo entrego gratis. El maestro no es tal maestro, lo mismo que ustedes no son realmente discípulos. Somos amigos, compañeros, caminantes que se encuentran, se sonríen, charlan e intercambian lo que poseen: una cantimplora de agua, un trozo de pan y queso, una manta sobrante para combatir el relente nocturno. Quien no posea nada y regale una sonrisa se está regalando a sí mismo, un regalo infinitamente más valioso que todas las pertenencias. Es la ley de Ahmra, una de las grandes leyes cósmicas que conocerán a su tiempo.
“AUTOAYUDA-PRESENTACIÓN”
Sabado, 6 de Diciembre de 2008
>Abro esta nueva sección para encuadrar en ella las técnicas de yoga que iré subiendo poco a poco. Al mismo tiempo aprovecharé para subir todos los textos que tengan relación con este apartado, bibliografía y cualquier cosa que se me ocurra que pueda LA VULNERABILIDAD Y EL MIEDO” >LA VULNERABILIDAD Y EL MIEDOEn un libro de Castaneda, que he leído y releído varias veces, Don Juan, un brujo yaqui que está iniciando a Castaneda le dice, a una pregunta suya, que el peor enemigo del hombre de conocimiento es el miedo.Podríamos ampliarlo a todos nosotros y admitir que es el miedo nuestro principal enemigo y el que nos hace vulnerables. Si bien no deja de ser un valioso instinto de supervivencia, lo cierto es que rara vez nos sirve ahora de algo y la mayoría de las veces entorpece o bloquea nuestro deambular por la vida.

Tenemos miedo a todo o a casi todo. Miedo a estar solos, miedo al amor, miedo al desamor, miedo a quedarnos sin trabajo, miedo al futuro, miedo al miedo…

Es eso lo que nos hace realmente vulnerables. No nuestros defectos o debilidades puesto que todos las tenemos y todos somos vulnerables. En un combate de gladiadores psicológicos todos saldríamos derrotados o victoriosos según el momento y las circunstancias. No es eso lo que nos hace vulnerables sino el miedo que se va transformando en terror y genera toda clase de patologías.

En mi caso el miedo fue depresión durante mi juventud y ahora se ha convertido en fobia social. En realidad la base es la misma aunque las manifestaciones cambien con el tiempo.

Somos vulnerables porque somos mortales y el miedo a la muerte es la raiz de todos nuestros miedos. Si viviéramos para siempre podríamos tener miedo a estar solos, pero también la certeza de que con el tiempo dejaríamos de estarlo. Podríamos tener miedo al desamor pero estaríamos seguros de que con el tiempo alguien nos amaría y nosotros amaríamos a alguien.

Nos falta tiempo para tener paciencia y las heridas que nos inflinge la vida rara vez las vemos como las heridas del gladiador que cada vez se hace más fuerte. Vivimos al día porque no viviremos mil años. Por lo tanto necesitamos el amor para hoy, la comida para hoy, la compañía para hoy, mañana será tarde pensamos y eso nos hace en extremo vulnerables.

Mi personaje humorístico el profesor Alien, experto en farsas de control, a quien aún no conocen, dice que esa vulnerabilidad es nuestra mejor arma y nuestro talón de Aquiles más terrible.

Alien divide y sistematiza todas las farsas de control existentes y aún las que no se han inventado. Los demás se aprovechan de nuestra vulnerabilidad para herirnos allí donde más nos duele: quien no puede sufrir la soledad es chantajeado por quien la lleva mejor para que ceda a sus pretensiones; quien siente pánico de quedarse en la calle sin trabajo es chantajeado por el jefe acosador; quien tiene dinero chantajea a quien no lo tiene, quien tiene amigos a quien carece de ellos, quien es fuerte en un terreno chantajea en ese terreno al prójimo que es vulnerable en pista de hierba o en tierra pisada.Hay farsas de control tan sutiles como la lagrimita de cocodrilo o esa cara compungida que ponemos ante quien nos está hiriendo. Todos sabemos que somos vulnerables y de ahí que nos ataquemos o nos defendamos buscando la debilidad del otro y nuestra fortaleza en un determinado terreno.

Aún si esto fuera un remanso de paz nuestra fragilidad ante la vida nos haría vulnerables, tendríamos miedo de caer y golpearnos la cabeza o de ingerir un tóxico en la comida o la bebida. Esto no tiene remedio.

Milarepa, mi gran amigo, dice que el individuo siempre será vulnerable, aquí y en Katmandú, ahora y en el año 5001. La única receta contra la vulnerabilidad es sumergirnos en el Todo. Nuestro espíritu puede contactar con el de los demás y con el de Dios y así, de esta forma, la vulnerabilidad se atenua, puesto que donde no alcanzamos nosotros alcanzan los demás y donde ni nosotros ni donde los demás alcanzamos alcanza Dios.

Abrirnos a los demás y al Todo es crear un vacio dentro de nosotros que atraerá irresistiblemente lo que necesitamos. Es el “horror vacui” de los clásicos. Si algo está vacio buscará llenarse. Si un cántaro está vacio se llenará con la lluvia y si hay un gran agujero en el suelo atraerá a todo lo que se mueva a su alrededor.

Milarepa habla de hacer el vacio en nuestras vidas. Cuanto más lo hagamos menos vulnerables seremos al chantaje de los demás o a la dureza de la vida. Hacer el vacio es desprendernos del apego a cosas materiales, a afectos perecederos, a nuestra vida mortal. Una vez convencidos de que somos mortales, temporales y finitos, todo lo que nos viene sabemos que se marchará, todo lo que tenemos lo perderemos algún día, todo lo que sentimos hoy no lo sentiremos mañana de la misma forma. ¿Por qué apegarnos a lo perecedero?

Vivir como si mañana lo fuéramos a perder todo, sabiendo que una vez perdido el vacio atraerá a todo otra vez. Esa es la regla de Milarepa. No es tan dificil, basta con hacernos conscientes de que la muerte está ahí, de que los amores van y vienen, de que los trabajos duran lo que duran y el dinero es agua en nuestras manos. Eso no quiere decir que no disfrutemos de la vida. Podemos y debemos hacerlo, pero como si no nos perteneciera, como si se nos hubiera alquilado una parcelita para nuestros juegos que en cualquier momento nos puede ser arrebatada.

La meditación sobre el vacio es un clásico de Milarepa y el único antídoto contra la vulnerabilidad.

Si no le creen prueben otras recetas. Por ejemplo a hacerse millonarios para que una crisis económica se lo arrebate todo o a pensar que el amor de nuestra vida será para siempre… hasta que se vaya con otro o nos lo arrebate la parca. Háganme caso, nada es para siempre y mientras no lo aceptemos seremos vulnerables. Seremos chantajeados, tendremos miedo, terror, andaremos siempre como pisando huevos porque una teja nos puede caer en la cabeza.

Cuanto más años pasan por nosotros más vulnerables nos volvemos. La vitalidad de la juventud, que nos hace atrevidos y rebeldes, se va perdiendo con el tiempo y cuando llegamos a no saber si podremos cumplir con la pareja a la que acabamos de seducir, nos damos cuenta de que la vulnerabilidad estuvo siempre ahí, al acecho, solo que antes éramos más fuertes, más jóvenes y la vida parecía tratarnos mejor. En realidad quien saca pecho y se pavonea ante nosotros es solo un pobre diablo que se ha puesto la máscara para intentar engañarnos. El sabe y nosotros sabemos que todos somos vulnerables, quien va por la vida sin máscara parece aún más vulnerable, pero no nos engañemos, las máscaras no sirven para nada y quienes se enfrentan a la vida a rostro descubierto, a calzón quitado, tienen más posibilidades de atraer el amor que quienes danzan con máscaras invocando la lluvia. Sobre ellos caerá la lluvia.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: