AGENDA ONÍRICA III

16 06 2012

Estación de tren

Anotación noche 15 de junio 2012, viernes.

El sueño comienza mientras estoy paseando por un lugar que podría ser León, tal vez Ordoño II, aunque en el sueño la calle parece mucho más ancha y despejada/ Camino con mi mujer y su padre. Una vieja amiga mía viene con nosotros/ Va de viaje y lleva mucho equipaje, ella lleva una maleta y otro y yo unas bolsas muy grandes/ ¿El otro es D.?/ Llegamos a un lugar que no es la estación de tren ni de autobuses, parece más bien un local o los bajos de un edificio/ Me despido de ella/ Dos besos muy cariñosos en las mejillas/ Digo hasta siempre pensando que no nos volveremos a ver/ Ella no está de acuerdo y dice solo hasta luego o hasta el lunes/ Está muy pintada, yo diría que en exceso y está muy joven, yo diría que unos treinta años más joven/ Al despertar he comprendido que gtal vez se pareciera un poco a la estanquera de la serie de tv Amar en tiempos revueltos, no obstante en el sueño era mi vieja amiga, sin duda/ Lucía un sol espléndido, día/ Se trata pues de un sueño normal y no de una ensoñación como lo cataloga don juan en los libros de Castaneda/ Mi mujer y los demás han desaparecido hace rato/

REFLEXIONES/ Mi mujer estaba trabajando de noche, no podía estar en el mundo de los sueños, tal vez por eso no se tratara de una ensoñación. No es sorprendente que aparezca en mis sueños estando despierta, es normal, en el sueño no existe el tiempo como en la vigilia, las escenas pueden pertenecer a un tiempo que no coincide con la cronología de la noche en que se sueña.

No he sentido las piernas al caminar, ni el suelo, no me he visto los pies (un ejercicio que acabo de programar para próximos sueños). Me sentía muy ligero, el traslado no era el típico deambular en la realidad, era un traslado casi mental, aunque con sensación de un tiempo al desplazarse en un espacio. El equipaje no era pesado, se puede decir que más bien una imagen mental/ La falta de peso es típica de los sueños, estamos en cuerpo astral que no pesa y si nuestra empatía no nos permite una identificación total, las cosas no deberían pesar lo más mínimo.

SEGUNDO SUEÑO

Se trata de una escena en la que aparece Rubalcaba, el político/ Va vestido de forma extravagante, un pantalón rojo adornado como si fuera un mariachi, camisa blanca y sombre negro de alas anchas/ Lleva un gran pistolón al cinto, en una cartuchera que cuelga de su cintura/ No tengo ningún antecedente de la escena, como si se produjera de pronto/ De nuevo está mi mujer y tal vez su padre, tal vez D. también/ Estoy intentando vestirme, hurgando en lo que parece un armario, claramente es el de nuestra casa en Alcazar/ Dudo entre ponerme un pantalón corto como el que me he puesto otras veces para acompañar a mi mujer al trabajo o ir más formal/ Decido ponerme un pantalón largo, negro o azul, y una cazadora negra que no tengo en la vida real.

Mi mujer me dice que debería haberme vestido más informal, al parecer vamos al Dia o a un supermercado parecido, donde voy a trabajar portando cajas, no lo necesito pero estamos en crisis/ Escena en el Corte Inglés con R. vestido de la misma manera/ Estoy mirando algo/ Acompaño a R. que parece está haciendo una visita política, le miran como a un famoso y habla con la gente/ M enredo con alguien defendiendo el budismo/ A una mesa hablo con una mujer mayor y su hija, defiendo el budismo de nuevo, las mujeres deberían ser agnósticas si son seguidoras de R. y de izquierdas, pero parecen católicas, explico muy razonablemente que para saber algo hay que haberlo experimentado desde dentro/ Yo fui católico incluso estuve a punto de ser cura, ahora soy budista y hubo un tiempo en que fui agnóstico/ ¿Miento? Hace ya tiempo que he adquirido la facilidad de mentir en sueños con plena lucidez/ Yo diría que no, es cierto que durante mi juventud hubo un tiempo en el que s eme podía calificar de agnóstico, aunque no tuvo ninguna importancia/ Hablo hasta que noto que no me escuchan, ha desaparecido el sonido, las mujeres también, aunque hay bastante gente a la mesa/ Pienso que he perdido la conexión onírica, es por tanto un sueño lúcido/ Miro a R. de cerca, primer plano, como en una película, cara más joven, tal vez más ancha, cara de pan/ He olvidado muchos detalles como en todos los sueños. Esto es lo que recuerdo.

Me despierto sobresaltado creo que es viernes y me he olvidado de poner el radiodespertador/ Estoy a punto de salir de estampida/ Razono conmigo mismo para convencerme de que es sábado/ No me convenzo hasta que pongo la radio y escucho el programa de Isabel Gemio, en lugar del de Carlos Herrera/ Me he llevado un susto de muerto/ No suele pasarme, un error de programación, un tanto extraño.  Llega mi mujer de trabajar.

RESUMEN DE SUEÑOS SEMANALES

Sueño del servicio en un sitio extraño, sueño repetido, de noche, ha podido ser una ensoñación.

Sueño caminando cerca del mar, repetido, dejá vu, de noche, otra ensoñación. Aparecen mi mujer y Sara. Esta semana he soñado mucho con mi mujer.

Sueño coche y valle montañoso, repetido/ Sueño Alsina, hacía mucho tiempo que no soñaba con él. Debo añadir a Rubalcaba a mi círculo de caminantes de sueños. Es la primera vez que aparece. He soñado con Aznar, con Zapatero, con Rajoy, etc. Siempre son sueños como impuestos, no me gustan los políticos, evitaría soñar con ellos, sin embargo parece como si me viera obligado a soñar y razonar con ellos una conducta política más razonable. No me siento unido a ellos, es como una misión onírica, que me hubiera impuesto o alguien me hubiera impuesto.

AVANCES ONÍRICOS

Sigo con la memoria onírica limitada, parece imposible mejorarla/ Tal vez se deba a la reflexión de don Juan sobre el punto de encaje en sus lecciones sobre el arte de ensoñar. Recordar debo subir algo a este blog sobre el arte de ensoñar en los libros de Castaneda. Extraño el sueño con la vieja amiga, tal vez se deba a la relación con algunas lecturas de esta semana, extraño el viaje y la despedida. ¿Está enferma? ¿Premonición de su muerte? No lo creo, no llevaría equipaje, no lo necesita/ Tal vez un retroceso onírico a la etapa en la que rompimos y pensé claramente que no deseaba volver a verla nunca.

Ausencia de sensaciones físicas en el sueño, el suelo, arrastrar de los pies, peso de los objetos, color y luz perfectos muy vivos. Trasporte mental fácil, sin dificultades. Me dejo llevar, sin programación. Me programo para descansar, no deseo sueños iniciáticos o esotéricos.  Estoy soñando mucho con mi mujer y mi hija, pero no son sueños premonitorios, sino tranquilos, como paseos.

No sueño con la crisis económica, aunque sueño con R. puede tener relación. No he encontrado el sueño de la peseta para subirlo al blog, no lo he buscado mucho.

Semana tranquila en cuanto a sueños, parece que me he dado un descanso. Debería seguir trabajando en el Manual del perfecto soñador.

Programada la visión de mis pies en sueños y la sensación del trasporte en sueños. No quiero saber nada de la crisis, aunque me programara mi subconsciente se bloquearía, odio saber el futuro.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: