PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE LOS SUEÑOS I

26 08 2012

CAPÍTULO II

¿CÓMO ES EL MUNDO DE LOS SUEÑOS?
ALGUNAS PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE LOS SUEÑOS

Una vez que hemos adquirido una cierta capacidad para recordar los sueños y tenemos un método para anotarlos al despertar, lo que procede ahora es analizar, investigar e ir descubriendo cómo es el mundo de los sueños. ¿Alguien lo sabe? Me temo que entre los vivos no hay nadie que tenga seguro nada al cien por cien, tal vez los gurús o los grandes maestros espirituales hayan llegado a un conocimiento profundo del mundo onírico, sin embargo han dicho muy poco, como si apenas les interesara.
Así pues, si apenas sabemos nada sobre lo que sucede en el mundo onírico, nos tendremos que conformar con hipótesis, deducciones y sobre todo con preguntas, muchas preguntas, porque aunque no sepamos las respuestas sí nos ayudarán a clarificar lo que estamos buscando. Es el método Socrático, siempre una gran ayuda para el buscador de conocimiento, imprescindible a la hora de intentar saber qué nos sucede en sueños.

PREGUNTA ¿Recordamos todo lo que soñamos y todos los detalles de cada sueño?
RESPUESTA. No. Mi experiencia me dice que al menos hay tres sueños que no recuerdo por uno que sí he conseguido recordar y anotar. Sé que hay sueños que no recuerdo porque al despertar he logrado quedarme con una imagen, una palabra y a veces hasta el sueño completo que de pronto se difumina sin dejar rastro. Los científicos dicen que solo soñamos durante la etapa REM porque al despertar al soñador durante esa etapa recuerda los sueños y no los recuerda si lo despiertan en otro momento del sueño. No tengo respuestas para esto pero sí tengo la sensación, casi diría la intuición, de que nos pasamos las noches soñando, solo que apenas conseguimos recordar debido a la dificultad que conlleva pasar de la memoria onírica a la memoria en estado de vigilia. Don Juan le dice a Castaneda que eso se debe a que tenemos el punto de encaje engranado en un lugar concreto, lo que nos permite una continuidad de la consciencia durante la vigilia y que al “ensoñar” el punto de encaje se desplaza y al regresar a su estado habitual es muy complicado recordar lo ocurrido cuando ese punto de encaje estaba engranado de otra manera. Digamos que es algo parecido a las marchas de un coche. La primera nos sirve pero solo para una determinada velocidad, si subimos, tenemos que pasar a segunda y así sucesivamente. Del punto de encaje ya hablaremos en la sección del Guerrero impecable cuando desarrollemos todos estos conceptos.

PREGUNTA.- ¿A qué se debe que recordemos unos sueños y no otros? ¿Existe una programación subconsciente al respecto?
RESPUESTA.- Ya se ha contestado en parte al responder a la pregunta anterior, no obstante es muy interesante plantearnos la posibilidad de que el recuerdo se deba no solo al momento de despertar y dónde se encuentre el punto de encaje, sino que puede existir una programación subconsciente, tanto bloqueando sueños que no le interesa recordar a nuestro otro yo, nuestro yo interno, como haciendo que recordemos sueños que puede no le interesen a nuestra personalidad en estado de vigilia, pero sí a la otra. Mi experiencia me dice que puedes programarte para soñar, para recordar sueños y para olvidarlos cuando no interesa. Hay más, mucho más, pero aún es pronto para desvelar esas hipótesis aún no confirmadas.
PREGUNTA.- Si el ser humano es alma dentro de un cuerpo, ¿por qué no recuerda el alma lo que hace cuando el cuerpo está ¿dormido? ¿Acaso duerme también el alma? Y si la mente son solo neuronas conectadas, que en sueños archivan la morralla de datos inservibles acumuladas durante los periodos de vigilia ¿por qué puede llegar a apreciarse cierta lógica en los sueños, por qué los podemos programar? ¿No sería más lógico pensar que deberían funcionar como una ruleta, y si hay un patrón matemático es casi o sin casi indescifrable?

RESPUESTA: Se supone que el alma es la parte más elevada de nuestra personalidad, la que aglutina el resto de componentes de nuestra consciencia o individualidad. No todo es tan sencillo. Ignoramos muchas cosas y algunas son auténticos misterios inextricables. Es el caso del alma o personalidad. Según el Libro de Urantia lo único realmente existente sería Dios, la divinidad, en su esencia trinitaria, es decir, Padre, Hijo y Espíritu o Personalidad Padre Creador, Personalidad Hijo autootorgador y personalidad Espíritu Infinito o Espíritu Materno del universo. A partir de ahí todo serían personalidades creadas. Cómo se crea y cómo es posible que todas las personalidades existentes sean independientes del Dios trinitario y al mismo tiempo no puedan ser otra cosa que parte de su esencia, es un misterio inaprehensible para nosotros.
Si aceptamos que al nacer no hemos comenzado nuestro camino en la existencia y en la consciencia, que antes existíamos y éramos conscientes de existir, nos tenemos que enfrentar a la pregunta de por qué no recordamos nuestras vidas pasadas o por qué la parte más elevada de nuestra personalidad, es decir, nuestra alma, no se impone a las demás. Sigue siendo un misterio, aunque nadie negará que un enfermo de Alzheimer, aunque no recuerde nada o muy poco de su personalidad anterior, la tuvo y los que convivieron con él lo saben. Se supone que ese enfermo podría ser curado y volver a acceder a su personalidad anterior y a sus recuerdos, pero hasta que esto suceda su personalidad actual es la que es. Lo mismo nos sucede a nosotros, hasta que podamos acceder a todos nuestros recuerdos y vidas pasadas, nuestra personalidad actual es la que es. Si alguna parte de nuestra personalidad, llámesela alma, es capaz de acceder a todos nuestros recuerdos, a todas nuestras vidas pasadas y a todo lo que realmente somos, es lógico pensar que ella tendrá la voz de mando, la última palabra, y nos dirigirá por el camino que haya elegido ella y no nosotros, los que somos ahora y estamos dentro de un cuerpo físico.
Así pues, a la dificultad de recordar cuando nuestro punto de encaje o el centro de atención se desplaza, se une también la posibilidad de que nuestro yo superior o alma decida bloquear recuerdos. Es un misterio que me recuerda a la física cuántica, donde una partícula puede estar en varios lugares a la vez, parece también que en varios tiempos a la vez y de alguna manera “residir” en varias dimensiones al mismo tiempo.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: