Cartas de Milarepa III

18 11 2012

CARTAS DE MILAREPA DESDE EL TIBET
LA TEORÍA DE LA VINCULACIÓN-CONTINUACIÓN

LA METÁFORA DE LA RADIO Y LAS DIFERENTES EMISORAS

La base de toda vinculación no es otra que el Todo, lo mismo que el cimiento de lo que la gente común llama realidad no es otro que las partículas subatómicas, estrechamente enlazadas entre sí a través del átomo, dando vueltas, electrones y protones alrededor del centro y desprendiéndose algunos de ese átomo para pasar a otro y crear con él una vinculación. El mundo de la física atómica y especialmente el de la física cuántica son buenas metáforas de cómo todo está estrechamente vinculado dentro del gran Todo.
Los ojos de carne solo ven suelos, paredes, personas de carne, montañas, océanos, nubes, etc. Sin embargo si pudieran ver a través del microscopio electrónico verían solo partículas enlazadas entre sí, electrones, protones, neutrones, formando átomos, los átomos enlazados entre sí para formar moléculas, las moléculas enlazadas entre sí para formar otras entidades… La diferencia entre los seres y los individuos es solo en la superficie, es una sugestión del velo de Maya, la realidad es distinta, total, perfectamente vinculado dentro del gran Todo. Aún así el mundo de la mente, de la consciencia, de la psiquis, de las emociones, de la espiritualidad, necesita una explicación, otra teoría, para poder entender algunas contradicciones que se producen al estudiar ese lado inmaterial de la realidad. Para ello el mundo de la física cuántica nos puede servir de metáfora perfecta. Allí siguen existiendo las partículas, pero su funcionamiento es muy diferente al que tienen en la física normal. En la física cuántica una partícula puede estar aquí y en otro lado o en otra dimensión, y ello a la vez. El gato de Schroedinger puede estar vivo y muerto al mismo tiempo, el observador cambia lo observado y por lo tanto no podemos estar seguros de lo que existía allí antes de que lo observemos.

Si bien existe una razón, una fuerza básica, para toda vinculación, la forma en la que ésta se manifiesta es muy diferente. No es lo mismo la vinculación entre personas que la vinculación entre animales o entre cosas materiales o entre persona y persona o persona y animal o persona y materialidad. Una vez que ya conoces la causa básica, iremos estudiando la vinculación por partes. Antes de pasar a estudiar la vinculación entre las personas, vinculación afectiva o vinculación de amor-odio, estudiaremos un poco la vinculación perceptual o vinculación básica con lo que vosotros llamáis realidad. Estáis convencidos de que la realidad existe, vosotros dentro de ella, y solo se puede cambiar aquella y a vosotros de acuerdo a unas leyes físicas implacables y rígidas. Solo admitís poder salir de esa realidad mediante la muerte y como no creéis en el más allá ni os planteáis la existencia de otra realidad. La realidad es solo una y solo puede ser percibida de una manera.

Pues bien, de acuerdo a lo que ya has leído del punto de encaje en los libros de Castaneda, imagina que al cambiar el punto de encaje cambias tu percepción de la realidad y por lo tanto bien puedes estar percibiendo otro mundo, otra realidad, otra dimensión. Y recuerda el principio que te doy ahora de que la realidad no es otra cosa que percepción, puesto que la única realidad, la única verdad es el Todo. Si percibes individuos o partes, estás bajo el velo de Maya. Recuerda esto.

Para explicarte cómo funciona la percepción de la realidad y las diferentes realidades posibles, utilizaré la metáfora de la radio o el transistor. Como sabes tiene un dial que se mueve con una ruedita y una vez que esa aguja va pasando por diferentes puntos tú puedes escuchar diferentes emisoras con distinta programación. Así pues imagínate como una radio o transistor. Con tu mano mueves una ruedita y la aguja de la consciencia se va moviendo en el dial. Si no paras de mover la ruedita, todo son ruidos inconexos. Si la detienes en un punto y escuchas te darás cuenta de la emisora que estás escuchando y si siguen el tiempo suficiente allí sabrás qué programación tienen y acabarás por conocer a los locutores que intervienen a diferentes horas.

Eso y no otra cosa, querido amigo, querido hermano en el Todo, es lo que vosotros llamáis “realidad” y “percepción de la realidad”. Situáis vuestra consciencia en un punto de encaje de la ruedita y allí la dejáis el resto de vuestra vida, escuchando una programación determinada que no habéis hecho vosotros. Pensáis que no existe más realidad, que el punto de encaje no existe, que no hay ruedita ni emisoras… Sin embargo solo tendrías que mover el punto de encaje como dice don Juan en los libros de Castaneda, o mover la ruedita para situarla en otro punto del dial y estarías escuchando otra emisora, con una programación distinta, diferentes locutores y todo lo demás. Eso sí, en ninguna de esas emisoras vosotros tenéis parte en la programación, y solo a veces os dejan intervenir breves segundos en un programa a través del teléfono.

Pero permíteme que deje para otro día una descripción más minuciosa de lo que es la realidad, la percepción de la realidad y la vida humana y la reencarnación a través de la metáfora de la radio. La rueda del karma, la rueda de las reencarnaciones también es una buena metáfora, pero para el occidental con seguridad será más comprensible la metáfora de la radio.

Te espero mañana. Que la paz profunda sea contigo y tengas un buen día.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: