Cartas de Milarepa desde el Tibet IV

5 02 2013

CARTAS DE MILAREPA DESDE EL TIBET-LA TEORÍA DE LA VINCULACIÓN-CONTINUACIÓN.

LA RADIO, LA VIDA Y LAS REENCARNACIONES

Querido amigo, querido hermano en el Todo: Ha pasado algún tiempo desde mi última carta, en esta serie de cartas desde el Tibet referidas a mi teoría de la vinculación. No eres el único que está muy ocupado, también mi “yo” material anda liado en otras aventuras espirituales.

Hoy me gustaría seguir con la metáfora de la radio y mostrarte cómo es en realidad un día de tu vida, desde otra perspectiva muy diferente que tú ya conoces gracias a tus lecturas constantes y apasionadas de los libros de Carlos Castaneda. Para eso vamos a ir paso a paso, desde el momento en que te despiertas hasta que te vuelves a dormir de nuevo por la noche.

EL DESPERTAR

Como bien sabes porque estás leyendo “El arte de ensoñar” de Castaneda, la vida onírica puede ser tan apasionante o más que la vida real. Durante el sueño y según la expresión que te gusta tanto de don Juan Mathus, el punto de encaje se mueve libremente y la consciencia viaja de acá para allá. Aunque algunas corrientes budistas y otras esotéricas no dan gran importancia al sueño, lo consideran una pérdida de tiempo, no es mi opinión. Sigo pensando que un aprendiz de Buda debería utilizar todas las herramientas que estén a su alcance y servirse de todo para alcanzar la meta. De hecho también existen corrientes dentro del budismo que estudian y utilizan el sueño, lo mismo, como bien sabes, algunas corrientes esotéricas, tales como los rosacruces de la orden A.M.O.R.C (ANTIGUA Y MÍSTICA ORDEN ROSACRUZ) o los martinistas tradicionales.

Dejaremos el sueño para otra ocasión, porque ahora lo que nos interesa es despertarnos y ver qué pasa. Tú acostumbras a poner el radio-despertador en una emisora concreta. Estás dormido y de pronto la emisora invade tu despertar. Mientras luchas por recordar los sueños, no puedes evitar escuchar la emisora e involucrarte ya en su programación desde que te despiertas.

Eso mismo nos sucede a todos al despertar, solo que cada cual programa una emisora distinta y sigue su programación peculiar. Aunque parezca algo tan sencillo que parece un sofisma, la identidad individual, la personalidad puede que no sea mucho más que eso. Nos programamos para escuchar una emisora y seguimos su programación. Los demás tienen sus propias emisoras y siguen sus propias programaciones, de ahí que cada uno poseamos una personalidad independiente y algunos puedan llegar a ser tan distintos de otros como si pertenecieran a especies diferentes. Lo que ocurre, sencillamente, es que sus emisoras y la programación de las mimas son tan distintas como esas dos emisoras de radio que te vienen ahora a la cabeza, por ejemplo.

Has despertado y la “realidad” de esa emisora te absorbe. Su programación marcará las horas de tu día. Puedes estar pensando en lo que soñaste anoche, puedes estar pensando en lo que tienes que hacer a lo largo del día, puedes dejar que tu imaginación vaya de acá para allá, pero nunca dejas de escuchar la emisora que avanza cronológicamente en su programación.

Digamos que la emisora es “la realidad” y su programación el tiempo que transcurre en ella. Lo mismo que en tu realidad de todos los días, puedes moverte en el coche de acá para allá, puedes ir a trabajar o regresar, puedes comer o descansar, sin que ello haga desaparecer las paredes, las aceras, las carreteras asfaltadas… La emisora no desaparece, está ahí, en alguna parte, escondida a tu mirada. Es la realidad que no cambia. En cambio cada día emite una programación distinta, es el tiempo que transcurre. De ahí esa pregunta que tú te has hecho muchas veces y nunca has sabido responder: ¿Por qué las paredes siguen ahí, un día y otro, porque me siento en la misma silla todos los días, y sin embargo el espacio es diferente, cuando no debería ser así, de hecho si no existiera el tiempo y el espacio no avanzara con él y fuera por tanto “virgen” cada nuevo día, tus diferentes cuerpos temporales, el de ayer, el de hoy, el de mañana, se sentarían en la misma silla, unos sobre otros. El misterio del espacio y el tiempo, estrechamente vinculados, es uno de los misterios más sobrecogedores del universo, como bien sabes, y sin embargo nadie le da la menor importancia. Nosotros sí, nosotros vamos a analizar por qué existe una emisora que no cambia (las emanaciones del Águila de Castaneda) y que emite siempre ondas y por qué cada individuo escucha una emisora distinta y por qué en la vida humana hay cosas que parecen no cambiar nunca y en cambio otras cambian todos los días, no eres el mismo hoy que ayer, ni el que vas a ser mañana es idéntico a lo que has sido en el pasado. Y sin embargo hay una estrecha unión, una estrecha vinculación entre tus “yoes” pasados, presentes y futuros, de otra forma no te sentirías el mismo cada vez que te despiertas. Y sin embargo tu casa no parece despertarse a un nuevo día, parece estar ahí, haber estado de forma constante sin el menor cambio. No es así. Tu casa y tu realidad de todos los días te sigue en el tiempo, conforme tu consciencia avanza lleva consigo no solo la ropa que cubre tu cuerpo si no todo lo que te rodea, tu entorno cotidiano. De ahí que aunque te sientes en la misma silla de la misma cocina para comer, los otros cuerpos no aparecen, los has dejado atrás, en el tiempo pasado. El espacio se traslada contigo en el tiempo. De ahí la sensación de haber dejado a tus otros “yoes” atrás, lo mismo que has dejado una casa y un espacio, aunque cuando regresas a él en el espacio, no así en el tiempo, te parecen los mismos. No son los mismos porque como bien sabes cuando regresas a la ciudad de tu infancia ya no es la misma, todo ha cambiado.

Pero dejemos para una próxima carta un meticuloso desplazamiento a través de los segundos, minutos y horas de tu día cotidiano estándar.

Que la paz profunda esté contigo, querido amigo, y con todos los que aman.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: