EL ARTE DE LA CREACIÓN MENTAL II

24 03 2013

EL ARTE DE LA CREACIÓN MENTAL II
La mente universal

Para que una creación mental produzca sus efectos, se requieren, a mi juicio, al menos estas condiciones básicas:

-Como lo que vamos a crear estará dentro del “Cósmico” como dicen los rosacruces o dentro de la Mente universal, no podemos generar con nuestra mente algo que pueda perjudicar a los demás para beneficiarnos a nosotros mismos, el egoísmo a ultranza está proscrito de la creación mental. Todos somos hijos de Dios, todos somos hermanos, y lo mismo que nosotros como padres no beneficiaríamos a un hijo a costa de la desgracia o incluso la muerte de los demás, Dios no permitirá que eso suceda. Hay leyes espirituales y cósmicas muy drásticas para que esto suceda y quienes hacen uso de la creación mental para perjudicar al prójimo (magia negra) sufrirán unas consecuencias implacables que a todo conocedor del tema le ponen los pelos de punta. La parte oscura de la fuerza, como dirían en la Guerra de las galaxias, solo genera la esclavitud hacia el poder oscuro.

-Aunque se pueden crear escenarios materiales para beneficiarnos, tales como que nos toque la lotería o encontremos trabajo o tengamos una maravillosa salud o nos convirtamos en escritores o artistas famosos, por ejemplo, tenemos que tener muy en cuenta que la realización de estos escenarios y la creación en el mundo material de estas creaciones mentales siempre estará subordinado a metas más altas y espirituales, tanto para nosotros mismos como para los demás. Si conseguir que nos toque la lotería y nos saque de algunos severos problemas económicos, va a generarnos graves problemas espirituales o incluso podría hacernos retroceder en el camino de nuestra espiritualidad, no pensemos que no encontraremos grandes obstáculos para que esto se produzca y si por alguna razón escondida se realiza ¡ay de nosotros! Como dijo Santa Teresa de Jesús, cuidado con lo que pides a Dios, no sea que te lo conceda.

-El deseo, el simple deseo, no es creación mental. Fantasear con que te suceda algo agradable no es desearlo con toda el alma. Formular en palabras un deseo no significa nada si no ponemos en ese deseo nuestro corazón. Como dijo el maestro Jesús: ¿dónde está tu tesoro? Donde esté tu corazón. Como le dice el chamán don Juan Mathus a Carlos Castaneda, es el “intento” el que mueve el punto de encaje de nuestra consciencia y nos trasporta a otra dimensión. Como dijo también un yogui hindú: el pensamiento precede al acto, el acto repetido se convierte en hábito, y todos nuestros hábitos son los que conforman nuestro carácter. El pensamiento es el primer paso, quedan más.

-Cuanta más viveza, más detalle, más realismo, más corazón, más alma, pongamos en un cuadro mental, más fácilmente podrá llegar a realizarse. Tengamos en cuenta que lo mismo que le sucede a un pintor, no basta con tomar un pincel y desear pintar un maravilloso cuadro, hay que pensar en lo que se va a pintar, buscar los colores, mezclarlos en la paleta e ir paso a paso esbozando el cuadro, luego rellenándolo de todos los detalles, cuanto más vivos mejor.

-No basta con pintar un maravilloso cuadro, hay que saber porqué lo hemos pintado y para qué. Lo mismo que no podemos convencer a nuestro subconsciente de que hagamos o dejemos de hacer algo, si no estamos totalmente convencidos de ello y la orden que le damos es terminante, cuando queremos que un cuadro mental se realice no podemos permitirnos dudas, o lo queremos y con todas sus consecuencias, o no. Es algo parecido a desear dejar de fumar, pongamos por caso. Le damos una orden al subconsciente y esperamos que la cumpla, pero si pensamos que fumar no es tan grave, que no nos va a generar una enfermedad mortal, que al fin y al cabo encontramos un poco de placer en ello, y ¡hay tantas cosas que nos causan displacer, que nos duelen! Entonces ese cuadro mental nunca se realizará. Por cierto que es mi caso. No soy un gran fumador pero nunca he conseguido dejar de fumar 3 o 4 pitillos al día, precisamente por las razones que les he dicho.

-La fantasía, la imaginación, no es pecaminosa, no es una facultad grosera de nuestra menta, no estamos perdiendo el tiempo cuando imaginamos, no es un ocio de baja calidad. La imaginación es una poderosa facultad en el ser humano y esencial para el creador. Si queremos realizar un cuadro mental y no usamos la imaginación, es seguro que nos saldrá un borrón. Lo mismo que un pintor que no ha pensado en lo que va a pintar y se limitar a dar un brochazo aquí y otro allá. Si conseguimos crear un cuadro mental poniendo en él todos nuestros sentidos, la vista, el oído, el olfato, el gusto, el tacto, es más fácil que llegue a “REALIZARSE” que si nos limitamos a imaginarnos, por ejemplo, en lo alto de una cumbre, sin más. Es preciso que “dibujemos “ esa montaña, que veamos su altura, el verde de los árboles, cada matiz de color de la tierra, las piedras, los arbustos… Hay que oler las flores, el brezo… hay que escuchar los sonidos, todos, incluso los más sutiles, hay que palpar la textura de una flor… Me pueden decir que esto es muy difícil… En efecto, por eso hay tan pocos cuadros mentales que se realicen.

-Cuando tengamos el cuadro deberemos aceptar las consecuencias de su realización. No podemos pedir subir a la montaña y luego no tener que bajar o hacerlo volando, extendiendo los brazos y volando, esto va en contra de la ley de la gravedad y no vamos a cambiar ninguna ley física, creada para todo el universo, solo porque seamos unos niños caprichosos e irresponsables. Y cuando hayamos aceptado las consecuencias tenemos que introducir en el cuadro mental un poderoso mantra o una magia muy poderosa, la de que no perjudique a nadie y beneficie a todos, si es posible. Dios no va a cambiar sus leyes espirituales hechas para beneficio de todos, solo para beneficiar a un niño malcriado. Este deseo debe ser consciente, amoroso, generoso, casi divino. Tenemos que ponernos en la piel de Dios y pensar que si nosotros fuéramos “Dios” nos concederíamos ese deseo porque no va a perjudicar a ninguno de nuestros hijos y podría beneficiar a muchos o a todos.

Con estos requisitos ya podemos comenzar a pensar en su realización. Esto lo haremos en el siguiente capítulo. Una sugerencia: creen cuadros mentales de amor y paz para la humanidad durante esta Semana Santa. Muchas mentes estarán en contacto pensando lo mismo.

Anuncios

Acciones

Information

One response

25 03 2013
proeresio

Gracias por enviar mensajes destinados a elevar la consciencia común.

Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: