EL ARTE DE LA CREACIÓN MENTAL Y III

5 04 2013

EL ARTE DE LA CREACIÓN MENTAL Y III

LA REALIZACIÓN

Ya hemos dado los pasos más complicados, ya hemos conseguido pintar un cuadro completo, con todos sus detalles, tras un duro trabajo. Hemos puesto en él la magia que todo lo puede: la generosidad de pedir que todo lo que vayamos a recibir sea compartido por los demás y nos sea negado si alguien tiene que sufrir. Ahora nos queda el paso que teóricamente sería el más sencillo y sin embargo muy pocos lo consiguen.
Nuestro cuadro mental está pintado con los colores materiales de las cosas cuya existencia conocemos. Si queremos una casa, por ejemplo, la vamos a pintar con los materiales cuya existencia ya conocemos, como ladrillos, cemento, tejas… Si la queremos construir con fantásticas quimeras, nacidas de nuestra imaginación, descubriremos que el cuadro no funciona bien puesto que no somos capaces de “ver” esa casa construida con esos materiales.

Todo está en orden, el cuadro mental está preparado para su lanzamiento, como un cohete. Y aquí viene la parte más difícil. Imagínense que quieren mandar un mensaje muy importante y lo atan a un globo. Si no lo sueltan, ese mensaje nunca llegará a nadie, excepto a ustedes mismos, y ya conocen demasiado bien el contenido de ese mensaje, no les servirá de nada que se quedé ahí, pegado a su mano. Si quieren que alguien reciba el mensaje suelten el globo, dejen que el viento lo impulse y confíen en que llegue a quien puede ayudarles.

Nuestro cuadro mental será lanzado hacia la mente Cósmica o Mente universal y de esta manera se pondrán en marcha invisibles mecanismos y fuerzas que “complotarán” para que el cuadro se materialice, siempre y cuando no perjudique a otros ni obstaculice o retrase su evolución espiritual.

Si Dios es nuestro Padre, va a ser difícil que nos conceda algo si no se lo pedimos, si no confiamos en que nos lo va a conceder. Pongámonos en la piel de Dios. Aunque supiéramos los pensamientos y los sentimientos más secretos de uno de nuestros hijos, ¿le concederíamos sus deseos si notáramos su desconfianza, si no nos los pidiera por orgullo, si luego nos despreciaría si le regaláramos algo sin que nos lo hubiera pedido antes, si sus deseos acabaran dañando seriamente a sus hermanos, si viéramos que en realidad lo que nos está pidiendo es un regalo que acabará por su vida? Aunque Dios conozca cada uno de nuestros pensamientos preciso que atemos el mensaje a un globo y lo soltemos. El apego hacia el globo y el mensaje no nos servirá de nada. Si no lo soltamos nunca llegará a parte alguna.

Aunque parece la parte más sencilla de la realización del cuadro mental, en realidad es la más complicada de todas. Si nos observamos con frialdad notaremos que cuando deseamos algo con mucha intensidad lo que hacemos es retener ese deseo en nuestros corazones, nos aferramos al cuadro mental construido y nuestra mente no deja ni un segundo de contemplarlo, de apegarse a cada uno de sus detalles. Es como si fuéramos pintores y pintáramos el cuadro más bello y maravilloso del mundo para luego encerrarlo en un sótano húmedo y oscuro. No queremos que nadie más lo vea, incluso con el tiempo hasta nosotros mismos dejamos de apreciar su belleza y nos limitamos a dejarlo allí, nuestro tesoro más preciado pudriéndose en un sótano infecto. Si nos hubiéramos desapegado de él y lo hubiéramos exhibido en una exposición, para que todo el mundo lo admirase, tal vez habríamos encontrado un comprador rico y generoso que nos habría pagado una fortuna por poseer semejante cuadro. Con ella habríamos alcanzando nuestros deseos. Y aunque nadie lo hubiera comprado todo el mundo hablaría de él y la elevación de los espíritus de los espectadores habría sido suficiente pago.

Una vez completado el cuadro mental es preciso lanzarlo y olvidarnos de que ha sido nuestro. El mensaje debe llegar a su destino. No podemos dejar que nuestra mente entre en un bucle estúpido: Quiero…quiero…quiero… Y aquí contemplamos nuestros deseos expresados en el cuadro mental, una y otra vez. El cuadro mental ya ha cumplido su misión, ahora lo lanzamos a la Mente universal.

Pero aquí no acaba todo. ¿Qué pensarían de alguien que no deja de hablar de la lotería y de lo rico que va a ser cuando le toque y de lo que hará con el dinero, de alguien que se pasa el día fantaseando sobre ese tema y sin embargo nunca ha comprado un décimo de lotería? Crear un cuadro mental y lanzarlo hacia la Mente universal está muy bien, desear que su realización beneficie a todos y no solo a nosotros y si es posible que no perjudique a nadie, es una condición “sine qua non”. Sin embargo no podemos ser tan ingenuos como para pensar que el maná caerá del cielo todos los días y por lo tanto no necesitamos ir al trabajo y trabajar duro. No podemos estar poniéndonos a nosotros mismos la zancadilla según caminamos porque nunca llegaremos a parte alguna. Sería una imagen esperpéntica, un gag de cine mudo, alguien que sale corriendo y no deja de intentar por todos los medios que una pierna tropiece con la otra… Y sin embargo es lo que hacemos cuando creamos un cuadro mental y deseamos que se realice. Ponemos todo de nuestra parte para que nada de lo que deseamos sea posible. De esa forma es lógico que nunca consigamos lo que pedimos. Maldecir de la suerte, del destino, de las fuerzas invisibles que nunca nos conceden nada de lo que pedimos, es una estupidez. Somos nosotros mismos los que nos estamos negando la realización de nuestros deseos.

Yogananda habla de que Dios tiene absolutamente todo para todos, en su almacén los bienes no están tasados y si alguien consigue algo no significa que otro se quedará sin nada. El maestro Jesús habla de que en el cielo hay muchas moradas y Santa Teresa de Jesús desarrolla esa idea en su conocido libro. Pedid y se os dará, llamad y se os abrirá porque el que busca encuentra y el que pide halla. Ese es el gran secreto del arte de la creación mental, pedir con el corazón, con confianza, sabiendo lo que pedimos, deseando que la realización de nuestros deseos beneficie a todos. Y caminar hacia la meta, trabajar por construir la casa soñada. El secreto es simple, pero pocos han alcanzado una evolución espiritual suficiente como para poder ser llamados maestros en el arte de la creación mental.

Anuncios

Acciones

Information

6 responses

20 09 2015
a ni

he alcanzado un grado superior de conciencia, tengo constantes sincronicidades absolutamente increibles, guardo evidencia de ellas.. pero sin embargo al momento que me propongo conseguir algo me cuesta infinitamente.. sueño cosas que pasan tambien, pero no logro crear mentalmente, me ayudo con libros de ocultismo, me genero fé en mi mismo y mantengo optimo mis pensamientos pero sigo sin lograrlo, comprendo el tiempo de gestación pero ya no se mas como intentarlo.. no hablo de esto con nadie ya q tengo una vida social muy activa y se lo disparatado que suena, la gente me escucha y me pide consejos, tengo un grado de cultura gral que a mi mismo me asombra (comprendo lo incoherente que esto suena al escribirlo) pero es real y demostrable, ninguno que vea la evidencia q tengo de las cosas q me pasan puede dudarlo, y gente de mucha confianza se sorprende al verlo… no comprendo en que fallo

20 09 2015
papus21

Querido amigo: Me temo que en lo que estás fallando es en plantearte todo esto como una especie de entrenamiento para alcanzar medallas olímpicas. El camino del conocimiento, el camino espiritual no es una competición en la que haya que lograr grandes logros en poco tiempo, ni se trata de conseguir poderes mentales a cualquier precio, esto es el camino del corazón, que le diría Don Juan a Carlos Castaneda, un guerrero impecable hace lo que tiene que hacer cuando tiene que hacerlo y confía en que las poderosas fuerzas que controlan y dirigen el universo le sean favorables. No importa lo que hagas y lo que te esfuerces si las fuerzas poderosas no quieren serte favorables, y me temo que la única manera de convencerlas es emplear los dones que recibimos al servicio de los demás, de forma gratuita. Es la ley de Amhra, cualquier don espiritual que se reciba gratuitamente, debe ponerse al servicio de los hermanos de forma gratuita. Esta es una de las condiciones básicas de la creación mental, si pedimos solo para nosotros no recibiremos nada, por lo tanto en todo cuadro creativo que mandamos al Cosmos solicitando que se cumpla, tiene que constar necesariamente nuestro deseo de que nuestros hermanos sean beneficiados y no solo nosotros, tenemos que ponernos los últimos de la cola, porque los últimos serán los primeros, y subordinar cualquiera de nuestras peticiones al bien de nuestros hermanos. Si no lo hacemos nos darán en las narices. En cuanto a que tengas sincronicidades y otras facultades mentales desarrolladas eso es normal, según vamos desarrollando los chakras y va ascendiendo la kundalini desde el chakra raíz se van desarrollando determinadas facultades mentales, pero como todos tenemos diferente desarrollo en cada chakra puede que las cualidades de cada uno difieran, algunos son propensos a la telepatía, otros tienen una gran facilidad para que le salgan al camino personas a las que quieren ver, otros tienen don de gentes y atraen a personas solo hablando con ellas. El desarrollo de las diferentes facultades está sujeto al desarrollo del chakra que regula esa facultad, aunque es cierto que todos están conectados y todos dependen de todos. Si tienes problemas con la visualización puedes hacer ejercicios sencillos, como los que aconsejo en mis clases de yoga mental. Te voy a proponer el siguiente: Coloca las cosas en tu salón o en la habitación que escojas de tal manera que no rompas nada ni te tropieces y te hagas daño. Ponte en la puerta, los ojos abiertos, lentamente ve memorizando todos los objetos que hay en ella, cada detalle, incluso sus colores. Una vez que lo hayas hecho, cierra los ojos y con lentitud vete desplazándote por esa habitación, deja que tu intuición te lleve a un objeto, tómalo en las manos, pálpalo, huélelo, utiliza todos los sentidos y entonces recuerda cómo lo viste desde la puerta. Haz lo mismo con todos. Repite este ejercicio de forma habitual, cada semana, cada quince días. Irás desarrollando la intuición, la visualización y cuando puedas visualizar bien, pinta un cuadro muy detallado de lo que quieres crear con tu mente, no te olvides de que en él debe aparecer tu deseo de beneficiar a tus hermanos y ten cuidado de no pintar el camino y el resultado con todo detalle. Así si quieres ser feliz píntate sonriendo pero no concretes el lugar ni el tiempo ni las personas que te acompañen, si obligas a que las fuerzas poderosas tengan que armonizar cosas contradictorias, esto no funcionará. Visualiza siempre un resultado positivo, no solo para ti, sino para otras personas y una vez que tengas pintado el cuadro, átalo a un globito metafórico o real, puesto que también podrías dibujarlo en un papel y suéltalo, deja que ascienda hacia lo alto y no lo retengas con tus pensamientos y deseos, olvídate de él. Si sujetamos el globo con el cuadro no subirá y no llegará a donde tiene que llegar. Un abrazo.

22 09 2015
acfn33

fantastica respuesta, primera vez q puedo hablar de estas cosas con alguien que entiende.. mi anhelo es la libertad, en todo sentido, de vivir todas las emociones y disfrutar esta experiencia de vida al maximo, a la vez ayudar a la gente a abrir la cabeza, recomiendo lecturas como el kybalion siempre, trato de aconsejar a salir de la esclavitud mental.. me gustaria hacer de eso una profesion.. pero el anhelo es la libertad de todas las cosas, tener tranquilidad en todo sentido y poder dedicarme mas a mi espiritualidad en soledad… no pretendo la coleccion de ferraris,,

22 09 2015
papus21

Hola amigo. Yo siempre recomiendo el kybalión a quienes quieren iniciarse en el conocimiento esotérico, es la base de toda filosofía esotérica. Me alegra mucho que tu meta sea la libertad porque entonces ya estás en el camino del guerrero impecable. Don Juan, el chamán que inicia a Castaneda, le dice que la meta de todo guerrero impecable debe ser alcanzar la libertad y solo la libertad. Somos pocos los que tenemos una filosofía espiritualista de la vida y no tragamos con las metas materialistas y hedonistas de esta sociedad, por eso es siempre un placer encontrarse con una camarada, con un hermano, en el camino. Este es tu blog y si deseas comunicarte en privado en el blog tienes mi correo electrónico que está activo. Un abrazo.

8 04 2013
papus21

Gracias amigo. Es un placer compartir lo que a mí se me dio gratuitamente y me ha servido tanto para superar mis problemas. En cuanto a la foto está copiada de un blog de bodas. Me picó la curiosidad y he buscado datos sobre el cortometraje que mencionas. No lo he visto pero parece muy interesante. Un saludo.

6 04 2013
proeresio

Gracias por compartir tu conocimiento. Intentaré seguir tus instrucciones con decisión y pureza. Por cierto, la imagen del post ¿no es de la película “Le ballon rouge?

Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: