El faraón Akenatón (Grandes maestros espirituales)

14 09 2013

GRANDES MAESTROS ESPIRITUALES

EL FARAÓN AKENATÓN

¿Qué es un maestro espiritual, qué le distingue del resto de humanos, cómo podemos saber si alguien es un maestro espiritual o un “listillo aprovechado”?

Interesante pregunta. La religión católica, por ejemplo, utiliza la denominación de “santo” para designar a sus maestros espirituales, y para reconocerlos del resto de los mortales emplea un protocolo muy detallado. Para elevar a los altares a un católico se necesita un largo proceso que pasa por la beatificación y luego por la santidad. En cada una de estas etapas se exigen milagros que son estudiados científicamente por una comisión que debe dictaminar que no cabe ningún género de duda respecto a que se han transgredido todas las leyes naturales y por lo tanto estamos ante un milagro. Ese milagro lo ha realizado la persona que se quiere elevar a los altares. Ha sido por su intercesión por la que se ha obrado el milagro. También se exige una conducta santa y unos determinados requisitos que de acuerdo a la normativa canónica distinguen a un supuesto beato o santo del común de los mortales.

En cada religión existe un protocolo al respecto o simplemente una “sensación” de que estamos ante un ser excepcional. En cuanto a las personas que no pertenecen a religión alguna por ser agnóstico o simplemente porque desean vivir su vida al margen de dogmas o agrupaciones nos encontramos con un intrigante enigma. ¿Pueden ser estas personas maestros espirituales? Como dijo el maestro Jesús en el evangelio, el espíritu sopla donde quiere. No hay elegidos, como ingenuamente creen algunas confesiones religiosas o grupos de corte espiritual. Todos hemos sido elegidos desde el momento en que somos hijos de Dios, como dijo Jesús. Todos hemos sido elegidos desde el momento en que llegamos a la existencia. Dios no es un ser tan limitado como nosotros, puede ser Padre de infinitos seres, puede amarlos a todos y proponer para todos ellos las mismas metas. Por lo tanto todos podemos ser maestros espirituales.
Los requisitos parecen claros. Un maestro espiritual debe conocer el mundo espiritual. Mal podemos ser maestros de lo que no conocemos. El conocimiento teórico es importante pero el práctico lo es aún más, no podemos ser maestros espirituales si nuestra vida no se adapta a las leyes espirituales. Como dijo Jesús en el evangelio: médico cúrate a ti mismo. Más que diplomas para colgar en las paredes o conocimientos teóricos escritos en libros, la piedra de toque de un verdadero maestro está ahí, en esa frase. La piedra de toque de un buen médico es que logre curarse a sí mismo. La piedra de toque de un maestro espiritual es que su vida sea espiritual. De nuevo recurrimos al maestro Jesús. Por sus frutos los conoceréis, lo mismo que un peral no puede dar manzanas, un maestro espiritual no puede producir frutos de odio y destrucción, solo por “experimentar” a ver qué pasa. Un maestro espiritual exhala amor al caminar y su vida es una muestra palpable del cumplimiento de las leyes espirituales, a su alrededor va generando felicidad y elevando a su entorno a niveles espirituales más altos.

Ahora bien. Cuando un maestro espiritual vive con nosotros, en nuestra época, podemos verle y palparle, es sencillo decidir con naturalidad si se trata de un maestro o de un farsante. Por sus frutos los conoceréis… Pero si vivió en otra época pretérita de la que solo se conservan tradiciones, leyendas o pequeños fragmentos de documentos históricos el tildar a esa persona de maestro espiritual es algo subjetivo, lo que por otra parte también es así con todas las demás personas aspirantes a maestros espirituales. Aunque sea sencillo aplicar el baremo del árbol que da sus frutos, no todo el mundo cree que una pera es una pera y una manzana una manzana, para algunos fanáticos ciertos personajes violentos y genocidas son “maestros” y para otros desorientados ni el sacrificio heroico de la propia vida a favor de la humanidad les dice nada.

También hay que contar con la justicia o la injusticia histórica. Ciertos personajes han pasado a la historia a bombo y platillo cuando puede que no merecieran tanto, mientras otros permanecen anónimos, su estela se ha perdido en la noche de los tiempos. Un maestro espiritual del pasado no deja de serlo por el hecho de que haya sufrido un absoluto olvido histórico. No conocemos su existencia pero en el plano espiritual sigue actuando.

Este es un tema muy interesante. Si alguna vez se han preguntado cómo es posible que dadas las leyes físicas y la fragilidad de nuestras vidas en todos los sentidos, sigamos vivos, evolucionando y superando guerras, genocidios, violencia… Si alguna vez se han preguntado cómo es posible que la guerra de los misiles de Cuba no terminara en el apocalipsis, cómo es posible que con tanto armamento nuclear, químico, bacteriológico, que con tanto asesino como anda suelto, que con tanto dictador como ha anidado en la historia, que con la mezquindad y miseria de la naturaleza humana, que con… la humanidad siga viva, mejorando, evolucionando… Es como si alguien viera natural que otra persona, después de pasarse la vida dándose terribles cabezazos contra la pared, no solo siguiera viva sino que ni siquiera tuviera un rasguño en el cuero cabelludo.

Esto solo puede tener una explicación: Estamos siendo protegidos, numerosos maestros espirituales están trabajando en nuestro favor desde el plano espiritual, las personas fallecidas con gran evolución espiritual regresan a nosotros y desde la dimensión espiritual nos ayudan y nos protegen con exquisito respeto a nuestra libertad. Lo mismo que en esta realidad existen “oenegés” que ayudan a otros sin esperar nada a cambio, lo mismo que hay grupos de meditación o de ayuda espiritual que trabajan en el anonimato para que las cosas en este planeta vayan mejor, en el plano espiritual existe una auténtica organización de ayuda. Gracias a ello hemos conseguido librarnos hasta el momento del apocalipsis y estamos superando las mayores tragedias de formas casi milagrosas.

Pocos tienen dudas de que algunos personajes históricos han sido maestros espirituales: Jesús, Buda, etc. Pero con otros hay dudas y reticencias. Por mi parte, a pesar de mi desconocimiento del personaje, creo que el faraón Akenatón debió de ser un maestro espiritual. De hecho no soy el único que lo cree, los rosacruces, por ejemplo se consideran herederos de sus enseñanzas que aparentemente se han perdido pero que tal vez hayan sido transmitidas a través de los ríos subterráneos de conocimientos esotéricos que han llegado hasta nosotros. Si el evangelio, por ejemplo, ha sido transmitido por escrito durante siglos, es más que probable que otros conocimientos también lo fueran, aunque permanecieran escondidos para evitar la persecución y la destrucción. Incluso pueden existir conocimientos iniciáticos que solo hayan sido transmitidos verbalmente.

El faraón Akenatón acabó con el politeísmo de la religión egipcia y fundó el monoteísmo, el culto a Rá, el dios sol. Pero no solo eso, al parecer creó un nuevo sacerdocio y transmitió los nuevos conocimientos espirituales de forma iniciática y secreta. Tal vez el poco éxito histórico de su religión se debiera a que la hizo iniciática y no “pasto de muchedumbres”. Como dijo el maestro Jesús, no se pueden arrojar perlas o margaritas a los cerdos. Gran verdad espiritual que todo maestro espiritual debe tener siempre en cuenta.

Es poco lo que sabemos de este personaje pero creo que toda persona que cambia a mejor su entorno y lo eleva espiritualmente es un maestro. Les dejo un enlace para la wikipedia por si están interesados en saber más de este maestro espiritual.

http://es.wikipedia.org/wiki/Akenat%C3%B3n

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: