CURSILLO DE YOGA MENTAL 2-1

25 09 2013

CURSILLO DE YOGA MENTAL
SEGUNDA TEMPORADA/CLASE PRIMERA

Saludo budista.
Retomamos el cursillo tras el descanso del verano. Como atletas mentales que somos, tras un tiempo de descanso necesitamos volver a la alta competición poco a poco y con un entrenamiento gradual, por eso hoy no vamos a tener meditación, la cumbre del yoga mental, la técnica más elevada que será la que nos permita cambiar nuestras vidas, que es lo que necesitamos y andamos buscando con este cursillo. Como hacen los deportistas de elite tras un descanso, retomamos con calma el entrenamiento, calentamos el músculo y vamos aumentando la intensidad del entrenamiento poco a poco hasta alcanzar la preparación idónea para las nuevas competiciones que nos esperan.
Voy a cambiar un poco el formato de la clase. Como las meditaciones, en esta segunda temporada, serán más largas e intensas y por lo tanto requerirán más tiempo, cambiaré la recapitulación de los acontecimientos de la semana, que hacíamos al principio de la clase para el final, después de la meditación. Haré una breve pausa y los que tengan prisa podrán marcharse, el resto nos quedaremos recapitulando y analizando cómo nos hemos enfrentado a nuestros problemas desde la perspectiva del guerrero impecable.
En el primer bloque de la clase seguiremos con los ejercicios de energetización de Yogananda que ya trabajamos en la anterior etapa. Ahora añadiremos cada día algún pase mágico del libro de Carlos Castaneda, de esta forma completaremos el trabajo con la energía, recargándonos y equilibrándonos.
En el segundo bloque seguiremos trabajando con los mantras y los sonidos vocales, añadiremos ahora algunos archivos de sonido de cuencos tibetanos para que nos ayuden a elevar nuestras vibraciones. Los cuencos son recipientes metálicos que vibran al ser golpeados por un mazo, generando un sonido muy peculiar y adecuado para elevar las vibraciones. Esto nos permitirá trabajar con los chakras, un trabajo que iniciamos en la etapa anterior y que ahora profundizaremos mejorando la energía de nuestros chakras y de esa forma nuestros problemas psíquicos y físicos. Ya os mandé por correo algunas tablas sobre los chakras, su situación en el cuerpo, el elemento a que se refieren, el sonido musical o vibración a que responden, las enfermedades o adicciones que genera su mal funcionamiento y el color a que responden en las visualizaciones. Al mismo tiempo trabajaremos un poco más con la respiración, pranayama, intentando conseguir una respiración diafragmática profunda. He traído nuevos mantras y nueva música de relajación que nos ayudará a concentrarnos. También haremos de vez en cuando algún experimento, con la vela para la concentración o para aprender otras técnicas que nos ayuden a que la meditación vaya mejorando.
El tercer bloque se centrará en la relajación y la meditación.
Para finalizar la clase haremos una recapitulación de cómo ha sido nuestra semana y cómo nos hemos enfrentado a nuestros problemas desde la perspectiva del guerrero impecable. Como somos muchos y nos llevará un tiempo la clase se prolongará un poco más de lo acostumbrado, tal vez lleguemos a la hora y media. Por eso no haremos nunca completos los ejercicios de energetización, os sugiero que los completéis en casa en algún momento a lo largo de la semana.

Para los nuevos explicaré en qué consiste el saludo budista. Como veis se juntan las palmas de las manos con los dedos extendidos mirando al frente y a la altura del corazón. Estamos recogiendo la energía del chakra corazón, el chakra de los sentimientos y emociones, de la empatía, y a través de los brazos hacemos que llegue a las palmas de las manos también un chakra menor donde acumulamos energía. Esa energía la lanzamos a la persona o persona que tenemos enfrente y a las que estamos saludando. Luego hacemos una leve inclinación de cabeza. Es un signo de respeto hacia la chispa divina que habita el interior de la otra persona, el alma, el espíritu, el ser de luz, el atmán o como queramos llamarlo. Sea cual fuere la otra persona y lo que haya hecho la chispa divina que habita en ella merece todo respeto, no saludamos al asesino, al lujurioso, al genocida, saludamos a su alma, un alma divina que no puede ser ensuciada ni aniquilada por nuestras acciones.

Hoy, como no vamos a hacer meditación seguiremos con la recapitulación al comienzo de la clase. Para ello voy a abrir mi circuito energético. Piernas ligeramente separadas, manos a los costados, sin tocar el cuerpo, con las palmas hacia el frente. La energía no queda encerrada en un círculo como cuando juntamos los pies y las manos o los brazos. Se rompe el círculo energético y a través de las palmas de las manos o de la mirada transmitimos esa energía al otro. Antes de iniciar la recapitulación os voy a definir la ley de los tres círculos. Me olvidaba deciros que uno de los bloques nuevos en el formato de esta clase para esta segunda etapa será el de trabajar las relaciones personales a través de la ley de los tres círculos. Esto lo haremos al mismo tiempo que la recapitulación.

LA LEY DE LOS TRES CÍRCULOS

Podéis imaginaros tres círculos de energía alrededor de vuestro cuerpo físico. Son invisibles para los ojos de la carne, pero no para los del espíritu. Ya vimos en las últimas meditaciones cómo estamos vinculados a través de la teoría de la vinculación de Milarepa. Os podéis imaginar estos círculos como hechos de nuestra propia energía, como una especie de paredes invisibles. Pues bien, el tercer círculo, el más alejado sería el que nos separa de las personas desconocidas con la que no tenemos confianza, de los extraños. Sería un poco como la marca que los animales ponen para marcar su territorio. Todo aquel animal que invada territorio ajeno será atacado. Esto sucede también en las relaciones interpersonales de los humanos, aunque de otra forma.
Hay un segundo círculo, en él están las personas conocidas, más o menos, por las que sentimos un mínimo de confianza: los compañeros de trabajo, el tendero, el conductor del autobús, el vecino, etc. Han pasado desde el tercer círculo al segundo y para ello han seguido un proceso más o menos largo pero basado casi siempre en la misma conducta: nos han presentado, hemos tendido un puente energético estrechando su mano, con un abrazo, con un beso en la mejilla, con una mirada. Luego nos hemos seguido viendo de vez en cuando y el proceso de aproximación ha continuado. Un día, en algún momento, sin ser conscientes, les hemos permitido entrar en el segundo círculo en el de las personas de confianza.
En el primer círculo están nuestros seres queridos, las que gozan de nuestra confianza e intimidad. Allí está nuestra familia, nuestros amigos íntimos, nuestra pareja, etc. Para alcanzar este primer círculo las personas del segundo han tenido que pasar por una serie de pruebas y hemos seguido unas determinadas conductas de aproximación. En el caso de la familia este proceso es muy sencillo y está ya establecido por la sociedad, la simple convivencia hace que el paso por el tercer y el segundo círculo sea rápido y pase casi inadvertido.
Hay aún otro territorio, tras el primer círculo, en él está nuestra intimidad, nuestros secretos más profundos, nuestro misterio como personas, es el secreto del que habla el gran novelista Julien Green. Rara vez en la vida permitimos a alguien llegar hasta este territorio, ni siquiera a nuestra pareja, a nuestros familiares más queridos, a nuestros amigos más íntimos. Nos pertenece. Es el terreno que solo visita Dios. Es en él donde escuchamos sus susurros y de donde pretendemos arrojarle para que no nos moleste, pero no sirve de nada porque Dios está en todas partes y sobre todo dentro de nosotros. Dios tiene un circuito de personalidad como dice el libro de Urantia y esta zona interior nuestra está conectada con ese circuito de personalidad. Pero de eso hablaremos otro día.
Vamos a trabajar estos tres círculos durante este segundo periodo del cursillo. Muchas veces nos sentimos culpables, angustiados o actuamos como verdaderos lobos frente a los otros porque desconocemos la ley de los tres círculos y no sabemos aceptarla y asimilarla. Por hoy ya es bastante. En caca clase y cuando hablemos de la recapitulación iremos viendo más detalles de esta ley y de nuestras conductas respecto a ella.
Estamos preparando un taller de humor. Si hubiera suficientes participantes os avisaríamos de la fecha de inicio. Allí podríamos escenificar la ley de los tres círculos y los problemas que tenemos en nuestras relaciones personales.

EJERCICIOS DE ENERGETIZACIÓN
Como vamos a dedicar mucho tiempo a la meditación en esta segunda etapa es posible que tengamos que acortar los otros bloques. Ya conocéis estos ejercicios y os he dado las fotocopias para que lo podáis realizar en casa. A ello vamos a añadir en cada clase un pase mágico del libro de Carlos Castaneda, Los pases mágicos. Ya tenéis las fotocopias o el archivo para que los podáis hacer también en casa.

RECAPITULACIÓN
Hoy, como no vamos a tener meditación, podemos entretenernos un poco más en la recapitulación. El periodo abarca más de una semana desde la última clase a esta, de reanudación, nos llevará un poco más de tiempo recapitular. Comenzaré yo y luego iremos rotando y cada uno nos contaré los principales acontecimientos de este verano y cómo ha reaccionado ante ellos de acuerdo a la estrategia del guerrero impecable.

Por mi parte puedo decir que acabé el cursillo con la tragedia de Santiago de Compostela y lo he iniciado con la tragedia de Kenia. Aunque sean acontecimientos lejanos, en los que no he participado y que no me han afectado directamente, toda persona sensible y espiritual siempre resulta afectada por las tragedias sufridas por sus hermanos. Como vimos en la meditación de la teoría de la vinculación de Milarepa, todos estamos vinculados y lo que les sucede a los demás nos sucede a nosotros. Me deprimen mucho estas tragedias porque me hacen consciente de la fragilidad y fugacidad de la vida. Siento como si se abriera un enorme boquete en el entramado energético que nos vincula a todos los seres humanos.
Me siento tan afectado, tan deprimido, que bloqueo mi mente para que estos acontecimientos no me hundan en una grave depresión. Al mismo tiempo me programo para que a través de la meditación o del sueño pueda cumplir mi misión, libremente aceptada, de ayuda espiritual. Como vimos en la meditación correspondiente nosotros también hemos formado un grupo espiritual de ayuda y vimos cómo funciona.
El hecho de que no hubiera tenido sueños que hicieran referencia a la tragedia de Santiago de Compostela no me preocupó. Sé muy bien que el yo interno puede bloquear el recuerdo de aquello que puede hacernos daño y nos permite acceder a él cuando estamos preparados. De hecho hace unos días tuve un sueño muy peculiar sobre un tren, en el que viajaba. Todo en el sueño me indicaba que de alguna manera estaba prestando ayuda espiritual a los fallecidos en esa catástrofe. En el Bardo Thodol o libro tibetano de los muertos se habla de la confusión que se produce en el fallecido después de la transición y cómo le resulta difícil aceptar que está muerto y las implicaciones que esto conlleva. Fue un sueño extraño y muy vívido que me convenció de que mi yo interno había estado cumpliendo la misión espiritual que me programé.
Como vimos en la meditación de formación del grupo espiritual de ayuda, no existe tiempo ni espacio en la dimensión espiritual por lo que cualquier cosa que hagamos allí tendrá un reflejo en esta dimensión espacio-temporal que no siempre coincidirá cronológicamente. Mi recuerdo se produjo en un día y una ahora de nuestro tiempo pero eso nada significa en la dimensión espiritual donde las cosas suceden al margen del tiempo y el espacio.
Mis vacaciones fueron agradables aunque eso no me impidió sufrir alguna crisis fóbica. Como sabéis sufrí de una fobia social de la que tuve que tratarme. Me gusta comparar al enfermo mental con el alcohólico porque hay algo que tienen en común: un alcohólico nunca puede decir que está absolutamente curado, basta con que un día se tome una copa en un bar para que vuelva al principio; un enfermo mental siempre puede recaer aunque lleve años viviendo en absoluta normalidad, en este caso no es una copa pero puede ser cualquier otro acontecimiento. El hecho de que mi fobia social esté controlada no significa que no puede volver a sufrir pequeñas o grandes crisis.
La playa es un lugar ideal para que un fóbico pueda tener una crisis. Hace algunos años lo hubiera pasado muy mal, ahora actúo como un guerrero impecable, hago lo que tengo que hacer y confío en que las cosas salgan bien. La mayor o menor dificultad de hacer estas cosas que son normales para otra persona me indica cómo estoy controlando mi fobia.
En cambio mi estancia en la montaña fue muy agradable y creativa. Os sugiero que busquéis un lugar o entorno en el que os sintáis muy bien, os servirá de refugio ante vuestras crisis.
Un guerrero impecable elige el camino por el que transitar, pero no siempre es así, a veces llegan los acontecimientos hasta nosotros y nos vemos obligados a elegir, a tomar una decisión. Este fue mi caso cuando una compañera de trabajo de mi mujer me solicitó hiciera una ceremonia del amor para completar el matrimonio civil ante un Registro civil. Este matrimonio es algo muy frío, muy legalista y ella deseaba algo más cálido para antes del banquete de bodas.
Pude haber dicho que no y evitado tener que enfrentarme a una situación fóbica para mí y hace algún tiempo lo hubiera hecho. Ahora, con la actitud del guerrero impecable, asumo que todo lo que me sucede tiene un significado espiritual y está diseñado para que aprenda lecciones espirituales y me haga más fuerte como guerrero. Acepté esta situación con todas las consecuencias, siendo consciente de que un ataque fóbico podría hacerse salir huyendo y dejar allí colgados a novios e invitados. Todo en la vida tiene su riesgo, hay que aceptarlos y asumirlos al tomar las decisiones. Hubo imprevistos en la ceremonia que estuvieron a punto de hacerme tomar una decisión fóbica, solo la decisión y la estrategia del guerrero me lo impidió. Sabía que estaba allí porque había elegido estar, que tenía que hacer lo que tenía que hacer y en aquel preciso momento, no en otro, cuando estuviera mejor. La decisión del guerrero me dio calma y pude salir del paso. La ceremonia creo que fue emotiva y espiritual. Eso era lo que buscaba y eso fue lo que encontré, aunque tuve que sortear algunos obstáculos. Podía haberme ido para casa pero me quedé al banquete y me relacioné con la gente del tercer círculo, desconocidos. Para mí fue una piedra de toque muy importante. Ahora sé que pase lo que pase, puedo enfrentarme a estas situaciones con una mínima garantía de que no me hundirán en la depresión o la fobia y de que los demás pueden confiar en mí de una forma normal, como confían en cualquier otra persona.
Cuando regresé de las vacaciones y me reincorporé al trabajo me encontré con otro problema grave que yo no había buscado. Fue de nuevo la decisión del guerrero y su estrategia lo que me permitió afrontar una situación que en otro momento hubiera acabado conmigo. Sin duda habría pedido la baja y dejado el problema en otras manos. Decidí afrontarlo y buscar soluciones de guerrero. Todo fue bien, con muchas dificultades, muchos obstáculos, mucho tiempo perdido, estrés constante y angustia. Como dice la ley de Murphy, cuando una cosa puede salir mal acaba saliendo mal o peor.
Han sido muchos acontecimientos a los que me he tenido que enfrentar, uno tras de otro. En otra etapa de mi vida no hubiera podido con ellos. Hay una ley espiritual no escrita que dice que cuando quieres evolucionar espiritualmente y estás preparado para ello los acontecimientos se suceden para que tengas que enfrentarte a ellos y evolucionar. Como diría Milarepa, esto es una escuela espiritual y cuando el alumno va mejorando los profesores son más duros con él y los exámenes más terribles y sin contemplaciones. Eso es lo que me pasó y la prueba de que está preparado es que he conseguido salir del paso, eso sí, con mucha ayuda de lo alto, de las fuerzas que controlan el universo, como dice la máxima del guerrero impecable.
Se me ha estropeado el libro electrónico justo cuando acabo de salir del grave problema informático en el trabajo y ahora solo me queda suspirar porque los maestros me dejen un tiempo en reposo, sin más tropezones ni problemas.
Bien, ahora quiero que cada uno haga su propia recapitulación y análisis en base a la estrategia del guerrero.

CUENCOS TIBETANOS Y RELAJACIÓN

Como siempre, enciendo el incienso, y vamos a escuchar unos archivos de sonido. El primero es una serie de mantras que he encontrado en youtube, vamos a escuchar todas las vocales y nosotros vamos a hacer mientras tanto nuestro propio mantra. Ya lo conocéis es RA-MA Primero haremos el sonido RA, repetido tres veces, para cargarnos de energía masculina y luego el sonido MA, para cargarnos de energía femenina. Todos tenemos ambas energías, el ser mujer u hombre depende simplemente de un plus de energía masculina o femenina.

Vamos a respirar intentando alcanzar una respiración rítmica y centrándonos en ella. Inspiramos, cuento hasta cuatro por vosotros, retenemos la respiración, cuento hasta cuatro, y espiramos, cuento hasta cuatro.

Ahora nos tumbamos en postura de relajación y vamos a hacer una completa porque no tenemos que meditar. Como atletas o deportistas mentales de elite que se han pasado un periodo de descanso, ahora tenemos que comenzar el entrenamiento con suavidad e ir intensificándolo hasta que estemos preparados para la alta competición. Escuchamos la música de los cuencos tibetanos con sonido de lluvia. Mientras nuestro gnomito luminoso baja del centro de nuestra cabeza, de la glándula pineal, a la planta de los pies y va subiendo, nos visualizamos en un día lluvioso de otoño, estamos mirando por la ventana de nuestra casa cómo la lluvia golpea en la acera. Es un sonido relajante, no tenemos prisa, nada nos agobia, los problemas han quedado lejos. Vamos a relajarnos a fondo.

EXPERIMENTO PARA LA SEMANA QUE VIENE

Ya hemos salido de la relajación nos ponemos en pie y vamos a terminar la clase con los deberes para la próxima semana. Os propongo el siguiente experimento que tiene por objeto trabajar la intuición,
Nos situamos en la puerta del salón de nuestra casa o si no puede ser en otra habitación. Antes hemos quitado los objetos que pueden romperse o aquellos contra los que podemos chocar y hacernos daño. Tenemos los ojos abiertos y respiramos rítmicamente, postura de circuito abierto de energía. Visualizamos nuestro salón empezando por la izquierda. En mi caso al lado de la puerta, a la izquierda, hay un mueble con el teléfono, luego en la pared un cuadro grande con una salida o una puesta de sol… luego. Así vamos haciendo un recorrido, visualizando y memorizando lo que hay en nuestro salón. Cuando estamos preparados cerramos los ojos.
Si podemos encontrar un familiar que esté con nosotros para encender la luz cuando lo necesitemos, mejor. Es aconsejable hacerlo por la noche. Nos vamos a imaginar que somos invidentes, ciegos, y que vamos a entrar en el salón de nuestra casa. Hemos visualizado los pasos que podemos dar sin chocar con un objeto. Lo hacemos, buscamos el sofá, lo tocamos, lo recorremos, buscamos la delantera para sentarnos, ponemos antes la mano para evitar darnos una buena culada si nos hemos equivocado de posición. Si todo va bien podemos recorrer todo el salón, tocando objetos y haciéndonos una idea de dónde están.
Veréis que la realidad es relativa, que con los ojos cerrados las perspectivas cambian. Ya me contaréis el resultado del expereimento.

Hoy ha sido una clase larga, por ser la primera, no tenemos tiempo para más. Cierro la clase con el saludo budista.
QUE LA PAZ PROFUNDA ESTÉ CON VOSOTROS

APÉNDICE

CÓMO TRATAR A UN ENFERMO MENTAL

Después de la clase algunos me habéis pedido sugerencias de cómo debéis tratar a vuestros familiares que padecen una enfermedad mental. Os daré algunas nociones básicas que iremos ampliando en otras clases. Como enfermo mental que he sido y soy estoy preparado para saber muy bien cómo reaccionamos los enfermos a ciertas conductas.

PRIMERA: Un enfermo mental necesita mucho cariño, todo el mundo lo necesita, pero un enfermo más que nadie, es como si los demás estuvieran caminando por un paraje civilizado y necesitaran agua, es fácil que la encuentren, en cambio un enfermo mental está en el desierto y si nadie le da agua se morirá de sed. Puede que no reciban bien ese cariño, ese afecto, que estén distantes o incluso molestos o malhumorados o incluso agresivos si están en crisis. No importa. Hay que dar cariño siempre y con paciencia. Esto abrirá un boquete en su bunker y por esa grieta, que iremos ampliando poco a poco, podremos llegar hasta él.
SEGUNDA: Como enfermo mental muchas veces me he preguntado si acaso nosotros no tenemos los mismos derechos que los demás. A los demás, sean quienes sean, se les guarda un respeto mínimo y se aceptan sus derechos, en cambio el enfermo mental parece que no tiene derechos ni es digno de respeto. Se juega con nuestra libertad, se toman decisiones por nosotros sin contar con nuestra opinión, algunos creen que somos como niños o tontos con los que no se puede contar para nada. EL RESPETO A LA LIBERTAD DEL ENFERMO ES ESENCIAL PARA MANTENER UNA BUENA RELACIÓN CON ÉL. Si se intenta controlarle, manipularle, decidir por él, se sentirá en una prisión y ya sabemos que la primera ley del recluso es la fuga. Si queremos algo de un enfermo mental, respetemos su libertad, si está en crisis y hay que internarle, tal vez tengamos que forzar un poco su libertad, pero luego siempre se le piden disculpas y se habla de ello.
TERCERA. Un familiar que quiere a un enfermo mental y desea ayudarle debe informarse de la enfermedad que padece, buscar asesoramiento, buscar información teórica y práctica. Si no sabemos la enfermedad que padece nuestro familiar mal vamos a ayudarle. Deben informarse y deben ser conscientes de que la enfermedad la tiene el otro y no ellos, el tratar de vivir la enfermedad por el otro, sufrir como él e intentar curarse en su lugar no sirve. Un familiar está mejor y puede ayudar más si procura estar bien, que la enfermedad de su familiar le afecte lo menos posible y siendo muy conscientes de que el enfermo es una entidad independiente y no una prolongación nuestra. Y esto va especialmente por las madres.

Anuncios

Acciones

Information

One response

25 09 2013
1ª sesión de continuación del curso de Yoga Mental | Asociación Luz de la Mancha

[…] Os facilitamos el enlace a la página de César García (monitor de este cursillo), para que podáis acceder a los ejercicios básicos de meditación: https://guerreroimpecable.wordpress.com/2013/09/25/cursillo-de-yoga-mental-2-1/ […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: