CURSILLO DE YOGA MENTAL 2-6

30 10 2013

CURSILLO DE YOGA MENTAL
SEGUNDA ETAPA/CLASE SEXTA

Saludo budista
Como en todas las clases vamos a comenzar con los ejercicios de calentamiento de taichí, de energetización y seguiremos con los pases mágicos de Castaneda. Es importante que los hagáis en casa, especialmente los que ya no hagamos aquí porque seguimos aprendiendo nuevos ejercicios. Puede parecer bastante tonto pensar que estos simples movimientos del cuerpo, de brazos, piernas y manos, cambien nuestra energía hasta el punto de mejorar considerablemente nuestra salud física y mental y ayudarnos a controlar nuestra mente, pero es así, funcionan, el problema es que hay que practicarlos con frecuencia, diariamente si es posible. Lo mismo que si permanecemos mucho tiempo en una mala postura se nos puede dormir la extremidad correspondiente o los enfermos que permanecen largo tiempo en las camas de hospital y no son movidos sufren de úlceras y escaras o si permanecemos largo tiempo frente a nuestro ordenador en una mala postura la columna vertebral se resentirá gravemente con el tiempo, los efectos positivos de estos ejercicios serán tan evidentes como estos resultados negativos, pero siempre a largo plazo, pocas cosas se pueden cambiar de hoy para mañana y no conozco pastilla alguna que pueda curar una enfermedad grave con solo una dosis un día cualquiera.

MANTRAS
Hoy vamos a trabajar con el tercer chakra por lo que utilizaremos el mantra RAM. Antes haremos unos ejercicios de respiración. Primero respiración doble, inspiramos dos veces y expiramos dos veces. Luego tapamos el orificio nasal izquierdo e inspiramos y expiramos por el derecho y luego al revés.
Vamos a hacer el ejercicio que os puse como deber en otra clase. Sentados como estamos en la postura del loto cerramos los ojos, elevamos la mano izquierda con la palma mirando al interior y vamos moviendo la cabeza muy lentamente, casi a cámara lenta hacia la izquierda, luego regresamos el centro, elevamos la palma de la mano derecha mirando hacia el interior y movemos la cabeza hacia la derecha, regresamos. Repetimos el ejercicio tres veces.

RELAJACIÓN
Hacemos la relajación habitual solo que como estamos trabajando con los chakras nos centraremos en el primero, segundo como hemos hecho en otras clases y al llegar al tercero comenzamos a trabajarlo desde el principio. Ya os he dado los datos de este chakra en fotocopias, allí vienen todos los datos y la forma de trabajar con el mismo.

MEDITACIÓN/ LA PRIMERA ETAPA EN NUESTRA VIDA

Como siempre llegamos a la glándula pineal y visualizamos la puerta de luz, la atravesamos y nos encontramos en la llanura oscura. Hoy vamos a hacer un pequeño ejercicio de ayuda espiritual. Como grupo espiritual ya aceptamos en su momento una misión de ayuda cuando fuera preciso. Hoy formamos un círculo, nos damos las manos y hacemos que nuestra energía rote de acuerdo a las agujas del reloj y luego al revés. Visualizamos una mina donde se ha producido la tragedia de la minería en León y dejamos que nuestras energías se transmitan a los mineros fallecidos y a sus familiares. Dejemos que nuestras mentes busquen la manera de hacerlo, sin que intervenga nuestra voluntad. Como ya sabéis en el mundo espiritual no hay tiempo ni espacio por lo que cualquier cosa que hagamos en el mundo material, en el espacio-tiempo llegará a otro fragmento espacio-temporal de la forma y en el momento que se considere adecuado por los maestros espirituales. Visualizamos que los mineros difuntos están en el interior de nuestro círculo. Les transmitimos energía y elevamos la mirada a lo alto solicitando ayuda de los maestros espirituales. Vemos cómo un gran rayo de energía baja desde lo alto y cómo los maestros se hacen cargo de los difuntos para enseñarles el camino al más allá y aquietar la angustia de sus almas. Nuestra tarea es muy humilde pero necesaria. Los maestros espirituales vibran a frecuencias muy elevadas y para comunicarse con los mortales que vibramos en frecuencias más bajas necesitan intermediarios. Nosotros somos sus intermediarios. Nuestra tarea ha finalizado.
Regresamos a la proa de la nave espacial como ya hemos hecho en clases anteriores. Contemplamos la grandeza y hermosura del universo. Los que tengáis ordenador podéis buscar fotos de galaxias, supernovas, estrellas, planetas, la belleza del universo es inconmensurable. De nuevo estamos en la gran sala con los doce ancianos, es como si el tiempo no hubiera transcurrido, en el monitor sigue la historia de nuestro nacimiento. Hoy veremos la primera etapa de nuestra vida.
De adultos no recordamos esa etapa, como mucho nuestra memoria será capaz de aprehender una breve escena, cuando teníamos dos o tres años o tal vez cuatro. Todo lo sucedido en nuestra etapa de bebés parece haber sido borrado. No es así. Bajo hipnosis podemos acceder a estos recuerdos bloqueados. En el universo nada se pierde, solo se transforma. Lo que creemos olvidado está simplemente bloqueado o filtrado. Podemos acceder a cualquier punto del tiempo y del espacio y revivir lo ya ocurrido. Desde el mundo espiritual el acceso a cualquier momento de nuestra vida es posible.
Por eso vamos a dejarnos jalar por la escena que aparece en la pantalla del monitor. Vemos una cuna y dentro hay un bebé, somos nosotros. Tras el trauma del nacimiento el bebé duerme muchas horas. Aún seguimos en contacto con el mundo espiritual de donde venimos. Echamos de menos ese mundo y regresamos a él durante el sueño. Estamos acostumbrados a sus leyes y a la vida en ese universo dimensional, la adaptación al mundo físico requerirá un tiempo, lo mismo que cuando muramos, la adaptación de nuevo al mundo espiritual será dura y compleja.
La vinculación con el cuerpo físico se hace más sólida a cada momento que pasa, aún así regresamos cuando estamos dormidos al mundo espiritual y allí intentamos seguir la vida como antes. Pero las necesidades físicas del cuerpo donde estamos ahora reencarnados nos hace volver con regularidad. Despertamos con hambre, con sed, asustados, con necesidad de compañía y de afecto. Es en estos momentos cuando el vínculo energético con la madre tiene una enorme importancia. Se ha cortado el cordón umbilical pero el vínculo energético permanecerá para siempre. Pronto aprenderemos a vincularnos con los demás, con el padre a través de la madre, lo mismo si hay hermanos. Se producirá un vínculo con otros familiares y seres queridos, todos ellos del primer círculo y pronto comenzarán a llegar personas del segundo círculo, vecinos curiosos, familiares lejanos. El bebé se sentirá desconcertado y temeroso ante estos nuevos intrusos, de ahí sus llantos, a veces inexplicables.
La soledad del bebé es muy profunda. Ha tenido que abandonar el mundo espiritual y esto ha supuesto un trauma tan terrible o más que la propia muerte. No se adapta, ni controla, ni domina el nuevo vehículo, su nuevo cuerpo. Tiene que ser alimentado, no controla los esfínteres y tiene que ser limpiado. Pronto comprende la importancia del movimiento en esta dimensión y trata de ejercitar piernas y manos, de ahí ese movimiento casi constante del cuerpo del bebé cuando ya tiene algún tiempo. En el mundo espiritual el traslado era automática, pensábamos en un lugar o un tiempo y allí estábamos. En el mundo físico se necesita un tiempo y un esfuerzo para el traslado. Todo eso es nuevo y doloroso para el bebé.
Las percepciones de su entorno son muy directas e intensas, especialmente percibe los pensamientos y emociones de quienes están a su lado, especialmente de la madre. Los adultos perdemos por completo la memoria de ese tiempo y de nuestra estancia en el mundo espiritual por eso no recordamos que allí el lenguaje es directo, los pensamientos y emociones se transmiten sin intermediarios al otro. Por eso en el mundo físico creemos que nuestros pensamientos permanecen dentro de nuestro cráneo y nadie tiene acceso a ellos, pensamos que nuestras emociones son nuestras y de nadie más, permanecen en nuestro interior, y como mucho los demás pueden atisbar algo en la expresión de nuestros rostros, en nuestros gestos y sobre todo en nuestros ojos (los ojos son el espejo del alma). Pero no es así, con el tiempo hemos ido anquilosando esas facultades propias del mundo espiritual y que el bebé conserva durante estas primeras etapas de su vida. Todo le llega con una intensidad terrible porque los adultos no creen que sus pensamientos y emociones se puedan transmitir de otra forma que no sea a través de la palabra o la gesticulación. Por eso le hablan mucho al bebé, gesticulan mucho en su presencia, sin ser conscientes de que el bebé les está percibiendo con toda intensidad, tanto pensamientos como emociones. El bebé capta las preocupaciones de la madre, los miedos del padre, la angustia de los dos. Todo esto le afecta y para evitarlo tiene que aprender a bloquear estas sensaciones.
Algunos bebés no consiguen hacerlo o no del todo. Es la etapa en la que comienzan algunas graves patologías que se irán manifestando más adelante. El autismo puede nacer en este momento, sino ha surgido ya debido a sucesos ocurridos en alguna vida anterior. El bebé intenta refugiarse de lo que le llega, sus monstruos son los pensamientos y emociones de los adultos. Hay tantas sensaciones y tan variadas que se siente perdido y desorientado. Algunos buscan una isla solitaria para aislarse y puede que con el tiempo ya no consigan salir de ella. Pueden llegar a ser autistas o tener problemas afectivos. La enfermedad mental puede estar generándose en este momento, cuando comenzamos a huir de la realidad. Si además de esta dificultad intrínseca se produce falta de afecto en los padres o personas del entorno o incluso maltrato lo raro es que el bebé sobreviva.
Puede que algunos casos de muerte súbita, no achacables a problemas físicos o enfermedades, se deban precisamente a esto. El bebé no es capaz de adaptarse al mundo físico, echa mucho de menos el mundo espiritual y decide romper el vínculo energético e irse. O puede que note un gran desafecto en los padres o en el entorno del primer círculo y decida no seguir adelante con esa reencarnación que él mismo había aceptado.
Esta adaptación al cuerpo y al entorno, al mundo físico, llevará su tiempo y no será fácil. Pronto aprenderá a imitar sonidos para expresar pensamientos y emociones, como hacen los adultos. Todos estos logros serán apreciados y premiados por los padres y personas del primer círculo. Esto hará que el aprendizaje sea rápido. La primera palabra del bebé es celebrada, se aprecia mucho sus sonrisitas y la alegría que expresan sus gestos y su rostro. Pronto se le permitirá gatear y será consciente de las leyes del mundo físico, sabrá que la gravedad se lleva mejor si está más cerca del suelo. Los padres querrán que aprenda a caminar y le pondrán de pie, cerca de una silla, por ejemplo, le invitarán caminar hacia ellos ofreciéndole el premio de su afecto. Así se producen los primeros pasos.
En el mundo espiritual la alimentación es energética por lo que un bebé aprecia más el afecto y cariño de los seres queridos que el alimento físico que le dan. Cualquier premio afectivo que reciban por sus progresos será para ellos algo maravilloso que desearán repetir.
Y ahí nos quedamos, intentando dar el primer paso. El monitor se apaga. El anciano deja de hablar y nos despedimos con un saludo budista, el resto de ancianos nos sonríe y nos saluda. Sabemos que es algo puramente metafórico y convencional puesto que aquí no existe tiempo ni espacio pero cuando regresemos en una nueva meditación tendremos la sensación de que el tiempo ha pasado puesto que en nuestro mundo físico así ha sucedido.
Regresamos como hacemos siempre, ya se ha convertido en un puro automatismo. Entramos en el cuerpo nos despertamos y cuando nos sentimos a gusto nos ponemos en pie.
Hacemos un alto para que puedan marcharse los que tengan prisa o sientan frío y nosotros seguiremos con la recapitulación, como hacemos siempre.
Saludo budista
QUE LA PAZ PROFUNDA ESTÉ CON VOSOTROS

Anuncios

Acciones

Information

One response

1 11 2013

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: