Agenda onírica VIII

11 01 2014

AGENDA ONÍRICA VIII

Voy a cerrar el resumen del año onírico al tiempo que me planteo nuevos retos para el nuevo año que ya ha comenzado.

SUEÑOS PREMONITORIOS

Durante buena parte de mi juventud los sueños premonitorios me llegaron a amargar la vida. Entonces no sabía que el futuro no está escrito, no puede estarlo, y que cualquier cosa que veas sobre tu hipotético futuro puede ser cambiada porque eres libre y puedes ejercer tu voluntad. La desesperación en la que caí por aquel entonces no se la deseo ni a mi peor enemigo. Si hay un castigo infernal que no aparece en el Infierno de Dante pero que tal vez sea el peor de todos ellos, sería veer tu futuro y no poder hacer nada para cambiarlo. Por suerte y debido a numerosas experiencias en algún momento llegué a aceptar que el futuro no está escrito y se puede cambiar. Eso supuso un gran alivio en mi vida , pero el sufrimiento por el que había pasado hasta entonces hizo que me planteara muy seriamente bloquear los sueños premonitorios.
Creo que lo conseguí puesto que desde entonces han sido muy raros. Aún así no he podido evitarlos, especialmente en lo que hace referencia a mi salud o posibles problemas de mis seres queridos que podrían ser evitados. En ese sentido pude adelantar mi enfermedad intestinal, la úlcera de duodeno que luego resultó ser la helicobacter pýlori y que pudo ser erradicada al tercer cóctel. En mi sueño no es que muriera pero estaba a punto y sobre todo el futuro era muy desesperante, tenía que dejar de comer, con lo que me gusta, y cumplir una dieta muy estricta, cuidarme al máximo. Por suerte lo he superado muy bien y estoy llevando una alimentación muy normal, con algunas pequeñas precauciones. Esta es una buena muestra de que el futuro siempre puede ser modificado.

No he podido bloquear todas las premoniciones sobre otras personas. He tenido al menos un par de ellas sobre personajes públicos mundiales, con un adelanto de hasta seis meses que se han cumplido. No me gustan estas premoniciones porque no ayudan a nadie ni evitan nada y a mí solo me dan pequeños sustos que no me ayudan en ningún sentido. Creo que lal razón de que no las haya podido bloquear totalmente se debe a que cualquier acontecimiento en el que estén involucradas muchas personas afecta poderosamente el subconsciente colectivo y es más fácil de percibir por el subconsciente individual. Según la teoría de la vinculación de Milarepa, cuantas más personas estén vinculadas pensando o sintiendo lo mismo, con más fuerza nos afectará todo lo realacionado con el mismo, incluida la posibilidad de que lo percibamo como una premonición en sueños. Es como escuchar a una persona cantando a varios kilómetros, conforme vamos caminando hacia ella, hacia el futuro. Si es solo una no la escucharemos, pero si son millones, el sonido nos llegará con claridad.

También se pueden producir afinidades intelectuales, psíquicas o emocionales que nos hacen sintonizar con el futuro de determinada persona. En mi caso he tenido unas tres premoniciones sobre escritores españoles que se cumplieron. Por desgracia parece que la muerte y todo lo referente a ella, como cualquier tipo de desgracia, tienen más fuerza para la mente subconsciente que las cosas buenas. Tuve premoniciones oníricas sobre esos tres escritores y especialmente a uno lo percibí mientras estaba muriendo. Fue durísimo para mí porque la empatía es tan intensa que crees que eres tú el que se está muriendo. Por suerte en los otros dos casos sintonicé con mi propia mente en el futuro que estaba recibiendo la noticia de su muerto. Esta forma de percepción del futuro, a través del filtro de nuestra propia mente es más llevadera. Este año las premoniciones han sido muy pocas y por suerte nada trágicas.

EL SUEÑO PERFECTO

Al iniciarse este año he tenido lo que yo llamo un sueño perfecto. Lo voy a analizar aquí porque es un buen resumen de los avances oníricos que he conseguido a lo largo del año y que espero ir desarrollando durante éste. Llamo sueño perfecto a aquel sueño que tiene las siguientes características: es lúcido, eres consciente de ser tú y de estar en un sueño, el tiempo transcurre de forma parecida a como transcurriría en la vida cotidiana, tus movimientos en sueños, aunque no sean iguales a caminar en el mundo físico, se le parecen mucho, miras, hablas, piensas y te comportas como lo harías en el mundo real. Creo que estas son características suficientes para que nos hagamos una idea de cómo es el sueño perfecto. Falta la última y la más importante: al despertar recuerdas el sueño completo, cada detalle y en las secuencias cronológicas en que se produjo. Claro que esto dura poco y hay que anotarlo enseguida.

En mi sueño perfecto yo estaba en el salón de una casa que no conocía y con personas desconocidas, salvo dos o tres. Era consciente de estar en un sueño y de mi personalidad. Mi comportamiento se ajustaba a los parámetros de mi conducta en el mundo de vigilia, si bien era capaz de decidir probar ciertas experiencias y comportamientos para ver cómo funcionaban en el mundo onírico. Lo más sorprendente para mí fue darme cuenta de que las otras personas en sueños me percibían como si estuvieran despiertas y reaccionaban a todo lo que yo decía y hacía, incluso pensaba. Me vi precisado a ser discreto en mi conducta y mis pensamientos puesto que de otra forma la reacción de los otros hubiera sido tan contundente como en el mundo real. El movimiento era pausado y la mirada se comportaba como los ojos en el mundo real, tenía la perspectiva adecuada y el alcance normal en estos casos. No escuchaba las voces con la solidez y realismo del mundo real pero sí eran perfectamente comprensibles. Tomaba decisiones sobre la marcha y analizaba los resultados.

Lo más curioso del sueño era que parecía funcionar en dos planos. Por un lado cuerpos físicos, opacos, moviéndose en un lugar espacial físico y por el otro cuerpos astrales que funcionan a su nivel y en su dimensión, con otras características diferentes. La unión de ambos cuerpos, de ambos espacios, de ambas dimensiones, resultada tan sorprendente como aleccionadora. Por fin pude constatar en sueños mi teoría onírica.

Esta teoría viene a decir que lo sueños son tan extraños y sorprendentes, sin la menor lógica aparente, debido a que se mezclan varias dimensiones y varias formas de percibir, todas ellas en diferentes espacios o en un no espacio y en un no tiempo. Digamos que al salir del cuerpo en sueños nos encontramos con un cuerpo astral o de luz que curiosamente tiene las características de nuestro cuerpo físico, digamos que ese cuerpo de luz ha tomado prestada la forma de nuestro cuerpo físico y si somos gordos ese cuerpo aparecerá como gordo aunque la energía que es su naturaleza no es gorda ni flaca. Ese cuerpo físico es una imitación perfecta de nuestro cuerpo físico. En mi sueño pude ver cuerpos físicos y cuerpos astrales conviviendo en la escena y relacionándose como si estuvieran en el mismo plano. Mi conclusión fue la de que la escena se estaba desarrollando en un plano físico pero a ella habían acudido en sueños algunos de los invitados, de ahí que hubiera dos clases de cuerpos, los físicos y los psíquicos, hasta es posible que algunos fueran los mismos, es decir que el cuerpo astral de alguno se hubiera encontrado con su cuerpo físico en una escena, bien del pasado o del futuro.

Resultaba sorprendente la calidad física que tenían los cuerpos psíquicos, la misma forma, tamaño y textura del cuerpo físico al que imitaban. Sin embargo la sustancia energética de esos cuerpos era extraña y hasta fea. Una energía como lechosa, grisácea, sucia. Mi conclusión fue la de que al no cuidar nuestros cuerpos psíquicos y maltratar a nuestros cuerpos físicos el cuerpo de luz o astral se contagia de la fealdad y enfermedad del cuerpo físico. Los rostros eran fiel reflejo del rostro físico, sin embargo me parecieron feos, hasta el punto de plantearme si no se trataría de “demonios” imitando a las personas físicas. Una reflexión que no duró mucho puesto que esos supuestos “demonios” se comportaban como las personas a las que “imitaban” tanto en su conducta como pensamiento o forma de moverse. La conclusión más sencilla y veraz era la de que esos cuerpos habían perdido luz y se habían vuelto feos y sucios al tener que adaptarse al cuerpo físico en el que moraban.

La sensación física de esos cuerpos de luz era apabullante, no solo por la imagen de solidez que daban, sino por todas las características físicas que imitaban de un cuerpo físico, hasta el punto de que simplemente rozar “la piel” o dicho de otra manera, acercarse mucho a la forma de luz de ese cuerpo, generaba las mismas sensaciones que uno puede tener si acaricia la piel de otro cuerpo físico. Otra característica sorprendente de esos cuerpos es su estado de absoluta desnudez. Es lógico pensar que un cuerpo de luz no necesita vestidos puesto que su vestido es su propio cuerpo físico, donde reside habitualmente. Aunque he podido constatar que en sueños esos cuerpos astrales pueden “vincular” fuertemente su propios vestidos, con los que se tapan durante la vigilia, en el cuerpo físico, hasta el punto de trasladarlos con ellos a los sueños, lo normal es que esos cuerpos de luz permanezcan desnudos en sueños salvo que haya alguien que esté viviendo el sueño de forma lúcida y sienta emociones parecidas a las que sentiría si viera un cuerpo físico desnudo. Es curioso pero he podido constatar también algo sorprendente, que nuestros cuerpos de luz pueden hacer viajar o trasladarse a los cuerpos físicos a través de esa dimensión onírica. Digamos que aunque el cuerpo físico parezca estar dormido en una cama y sin moverse, en la otra dimensión, en la onírica o espiritual, ambos cuerpos parecen moverse juntos. No resulta muy contradictorio o extraño puesto que en el mundo onírico o espiritual no hay verdadero espacio y no existe por tanto la contradicción rechinante de un cuerpo físico que está en dos lugares físicos a la vez (algo que por otro lado aparece en las hagiografías de los santos y gurús, su capacidad para la bilocación. Viendo cómo son las cosas en el mundo onírico no me resulta sorprendente pensar que ese “milagro” pueda darse. En realidad en la física cuántica ya se habla de esas dimensiones y contradicciones espacio-temporales.

Aquellos cuerpos astrales desnudos me recordaran la leyenda o el mito del jardín del Edén, donde nuestros primeros padres estaban desnudos y al comer del fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal se dieron cuenta de que estaban desnudos. En realidad ellos llevaban desnudos desde siempre pero eso no les afecta, fue al darse cuenta de que sus pensamientos y emociones habían cambiado al respecto cuando percibieron que su mundo perceptual se había modificado drásticamente. Yo lo compararía a estar en sueños, con el cuerpo astral, completamente desnudos y haciendo lo de siempre que se haga en sueños, y al momento inquietante y asombroso en el que el soñador se hace consciente de estar en el sueño, éste se convierte en lúcido y puede percibir esos cuerpos desnudos que deambulan en sueños. Es mucho más impactante que ir por primera a vez a una playa nudista, los cuerpos astrales tienen tal intensidad que uno comprende muy bien por qué los cuerpos físicos nos parecen un simple ropaje que cubre al verdadero cuerpo. Es como ver un espantapájaros, dos palos con ropa, o ver a una persona con la misma ropa, la diferencia es tan abismal y contundente que no cabe la menor duda de que es el cuerpo astral el que está vivo y el que da a la carne todas sus características vitales y personales y no al revés. Sería como pensar que la ropa puede cambiar a un muñeco hecho con dos palos, al espantapájaros, que de pronto los dos palos cobraran vida y adquirieran vitalidad y se pusieran a caminar y a hablar con la gente. Esto y no otra cosa sería el mito de Pinocho.

Las posibilidades que se me plantean al pensar lo que sucedería si en sueños todos fuéramos conscientes de estar soñando y nuestros sueños se convirtieran en sueños lúcidos es son tan creativas como apabullantes y aterrorizantes, algo que haré dentro de la serie de relatos esotéricos. Pero me he alargado demasiado. Me temo que tendré que dejar el remate de estos resúmenes oníricos para otro capítulo.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: