CURSILLO DE YOGA MENTAL 2-19

19 03 2014

CURSILLO DE YOGA MENTAL
SEGUNDA ETAPA/CLASE DIECINUEVE

Saludo budista

Como todos los días vamos a hacer los ejercicios de calentamiento de taichí, íntegros, son sencillos y no nos llevará mucho tiempo. Luego alternaremos con otros ejercicios de energetización –en cada clase iremos rotando puesto que hacerlos todos nos llevará mucho tiempo, haremos unos estiramientos, con precaución, sin forzar porque ya no somos jóvenes, alguna postura de yoga físico y comenzaremos con un nuevo pase mágico de Castaneda.

POSTURA DEL GATO Y EL PERRO

Si observamos cómo se estiran los gatos y los perros, cómo se desperezan, podremos hacer la postura sin la menor dificultad, nos ayudará a “desperezar” nuestra energía.

En cuanto al pase mágico de Castaneda, veré si lo encuentro en Youtube y sino pondré lo que encuentre. Esto para los lectores del blog. Nosotros aquí lo haremos perfeccionando cada movimiento a lo largo de varias clases.

PRANAYAMA

Vamos a trabajar alternando la respiración de las fosas nasales y luego haremos una respiración profunda, procurando ir aumentando un poco más en cada clase hasta superar los 10 segundos sin forzar.
Para los lectores del blog, aquí van algunas imágenes de la respiración alterna.

MANTRAS

Como hoy vamos a trabajar con la curación del cuerpo físico, utilizaremos el mantra RA-MA, la unión de energía masculina y femenina y el mantra KEY, que actúa sobre nuestro cuerpo físico. Primero lo hago yo una vez y luego repetimos todos tres veces. Para quienes se sientan molestos con la postura del loto pueden estirar las piernas y apoyarse en la palmas de las manos, a sus espaldas, en otra clase probaremos con la postura de relajación, a ver si os va bien para los mantras.

De nuevo haremos el ejercicio para combatir las ideas obsesivo-compulsivas, que como ya sabéis consiste en mover la cabeza lentamente al lado izquierdo, derecho, abajo y arriba.

RELAJACIÓN Y MEDITACIÓN SOBRE LA CURACIÓN DEL CUERPO FÍSICO

Hoy vamos a hacer una relajación más intensa y detenida. He observado que ninguno de vosotros se ha dormido, incluso roncado, al relajarse. Es posible que sea un signo de que aún no os relajáis bien. A mí me costó unos meses, pero luego, cuando la relajación se automatizó, me quedaba profundamente dormido y hasta me despertaba roncando. Eso no es malo, es señal de que con la práctica ya hemos interiorizado la técnica de la relajación y cuando estamos cansados, al final del día, y nos relajamos podemos entrar en sueño profundo sin el menor problema. Espero que con el tiempo lo vayáis consiguiendo.

TRABAJANDO EN LA CURACIÓN DEL CUERPO FÍSICO

Estáis en postura de relajación, os centráis en la respiración y vamos a relajarnos centrando la atención en la planta del pie izquierdo, luego iremos subiendo como hacemos otras veces.

Os vais a imaginar como un muñeco de plastilina, uno de esos que hacen los niños en clase. En occidente se considera el cuerpo como una especie de muñeco de plastilina que necesita ir al taller si nos rompemos un hueso, un tendón, un músculo, si algo de “nuestro chasis” se ha deteriorado de una forma y otra. En realidad no se piensa en la consciencia global porque no se cree en el conductor dentro del vehículo, en el alma o espíritu o cuerpo de luz, de alguna manera somos muñecos de plastilina y la única forma de ser conscientes de nuestro cuerpo es a través de las sensaciones que llegan a nuestro cerebro a través del sistema nervioso. Los nervios nos comunican con impulsos eléctricos lo que han percibido los sentidos y el cerebro los procesa e interpreta.

Hoy vamos a desterrar esa imagen de nuestro cuerpo porque no nos sirve para trabajar en la curación del cuerpo con el yoga mental. Para ello vamos a utilizar el universo cuántico, la teoría de la vinculación de Milarepa, porque nuestros cuerpos físicos no son muñecos de plastilina con cables eléctricos que llevan las sensaciones al cerebro sino una consciencia rectora que viaje en el interior de un vehículo y está unido al mismo con un vínculo tan poderoso que transforma cada célula del cuerpo físico en parte íntima y esencial de nuestra consciencia. Para visualizar esta estrecha unión visualizamos cómo están unidas las partículas subatómicas. Un centro que es nuestra consciencia, y a su alrededor girando un número infinito de protones, que son las células de nuestro cuerpo. La unión entre centro y protones girando a su alrededor es tan íntima como lo es en el mundo subatómico, de ahí que no seamos capaces de distinguir entre lo que es el conductor o nuestra consciencia y lo que es el vehículo. Si el vehículo sufre el conductor siente como propio ese dolor.

Vamos pues a imaginar que cada célula de nuestro cuerpo está tan estrechamente unida al conductor o consciencia que cada dolor del cuerpo físico es dolor del cuerpo psíquico, astral o cuerpo de luz o alma o espíritu, no hay diferencia entre lo que sufre nuestro cuerpo físico y lo que sufrimos nosotros, como es natural. Vamos a aprovechar esa estrecha unión para conseguir que nuestro cuerpo de luz o alma cure cada célula de su cuerpo, utilizando para ello la mente.

Si bien el cuerpo físico tiene nervios, un sistema nervioso muy complejo, existe un sistema en paralelo de canales o nadis que transmiten la energía por todo el cuerpo. En la curación vamos a tener que hacer acopio de toda la energía disponible para que determinada parte del cuerpo dolorida, enferma pueda sanar y de esta manera atenuar o suprimir el dolor. El dolor es como una campanilla de aviso. No suprimiríamos una alarma que nos avisara de que intrusos están entrando en nuestro hogar o que en éste se está produciendo un fuego. Sería una grave imprudencia, y sin embargo es lo que suele hacer la medicina occidental, suprimir el dolor sin haber suprimido antes su causa.

Vamos pues a hacer un recorrido desde la planta del pie, primero izquierdo, luego derecho, subiendo por todo el cuerpo hasta llegar a nuestra glándula pineal, en el centro de nuestro cráneo. Hacemos el recorrido sin prisas, muy atentos, porque sabemos que la atención centrada en un punto del cuerpo hace que la consciencia esté allí y de esta manera podremos saber y conocer todo lo que está afectando a esa parte del cuerpo, sin necesidad de que los nervios transmitan datos y el cerebro físico los interprete.

Cuando encontramos un punto de dolor nos detenemos en él y acotamos lo más posible el terreno. Puede que el dolor se extienda por una amplia zona, incluso hay veces en que el dolor es total, todo el cuerpo está sumergido en el dolor, sin embargo el dolor tiene una causa, nace de un punto concreto. Vamos a acotarlo y una vez que lo hayamos hecho comenzamos el trabajo. Con la atención centrada en ese punto hacemos que el punto de luz que es nuestra mente, como hemos visto en otras clases, vaya creciendo al recibir la energía que nos viene del resto del cuerpo. El punto crece, vibra con más intensidad, la luz es más intensa. La aplicamos a ese punto de dolor en esa zona concreta del cuerpo. Podemos trabajar al mismo tiempo con los mantras, según esa zona esté regulada por un chakra o por otro; también lo hacemos con la aromaterapia, con la música y con el color.

Vamos cambiando la luz de ese punto de un color a otro, sin prisa, dándonos tiempo para ver cómo reacciona el dolor, por ejemplo pasamos del verde al amarillo, al azul, etc. Cuando hemos notados que un color atenúa el dolor lo mantenemos. También podemos aplicar la palma de la mano a esa zona siguiendo técnicas de reiki. Todo colabora a que la energía afluya a ese punto, a que se desbloqueen los canales, a que el chakra correspondiente funcione mejor.

A veces el dolor es muy intenso por lo que no podremos centrarnos tanto tiempo y la mente se nos irá, como huyendo. No forcemos la situación. Vamos a utilizar ese dolor como si fuera el teclado de un piano. Como sabéis en un piano hay muchas teclas, siguiendo una escala desde los sonidos más bajos a los más altos. Vamos a imaginarnos que tocamos el piano del dolor. Tocamos una tecla baja y escuchamos ese sonido, vamos subiendo en la escala y percibimos todas las graduaciones e intensidades del dolor. Luego, en ese piano que ya tiene un color, tocamos una melodía. El dolor es como la alegría, el bienestar, la salud o la felicidad, tiene grados, escalas, se pueden construir melodías. Hagámoslo también con el dolor al tiempo que seguimos trabajando en la curación de nuestro cuerpo físico.

Si la postura nos molesta o el dolor es muy agudo podemos utilizar las técnicas de equilibrio de energía que hacemos habitualmente en clase. Doblamos la rodilla izquierda al tiempo que la palma de la mano derecha permanece mirando al techo y la izquierda tocando suelo. Cambiamos. Ya sabéis que lo importante es que cada parte del cuerpo se mueva o permanezca en la postura opuesta a la otra parte del cuerpo.

Trabajamos sin prisa, dejando que nuestra mente se vaya y entre en meditación. Regresamos como hacemos siempre.

RECAPITULACIÓN

Los deberes de la semana anterior fueron estar atentos a los despistes porque ellos son signos de que nuestra consciencia no está en el presente, de que no vivimos la vida con intensidad. Para la semana próxima trabajaremos con la curación, incluso involucrando a nuestros familiares o seres queridos que se presten, intercambiando energía con la palma de las manos. Si es posible formar pareja, masculino-femenino, femenino-masculino, mejor, porque la energía se equilibra.
Ya hace tiempo que no tratamos la conducta, regresaremos a ello profundizando en las estrategias que ya hemos ido viendo por encima.

SALUDO BUDISTA

QUE LA PAZ PROFUNDA ESTÉ CON VOSOTROS

Anuncios

Acciones

Information

3 responses

20 03 2014
Césarpapus21

19 03 2014
19 03 2014
papus21

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: