Mis técnicas mentales I

10 04 2014

MIS TÉCNICAS MENTALES I

Hace algunos años me compré una buena libreta e inicié una serie de anotaciones sobre técnicas mentales. Tomé notas de las enseñanzas de mis profesores de yoga y de otras disciplinas mentales, de mis lecturas sobre budismo y otras filosofías orientales, de los libros de Castaneda, de enseñanzas esotéricas captadas aquí y allá y las fui asimilando y adaptando a mi propia personalidad. Algunas de las técnicas aquí expuestas son exclusivamente personales, es decir, no las he copiado de otras técnicas parecidas, sencillamente las he creado para mis propias necesidades mentales y espirituales. Es cierto que todas estas técnicas tienen un tronco común y se parecen mucho unas a otras, algo que no supone un desdoro para el creador o inventor de nuevas técnicas, al contrario, quien a los suyos se parece honra merece.

CÓMO COMBATIR LAS IDEAS OBSESIVO-COMPULSIVAS, EL DISCO RAYADO MENTAL, EL RACA-RACA INSUFRIBLE Y LOS SAMSKARAS

En cada técnica que glose en esta sección pondré si es propia, si es ajena, si ha sido asimilada y adaptada por mí de algún tipo de corriente esotérica o de escuelas de técnicas mentales. En este caso es una técnica propia basada en la técnica general de la visualización que aprendí en mis estudios rosacruces y de yoga mental. Se intenta aprovechar la fuerza de la imagen, de la fantasía, de la sugestión para lograr hacernos conscientes de lo que nos está sucediendo cuando nos dejamos llevar sin control por ideas obsesivas y las consecuencias de ello. La hipnosis o autohipnosis puede ser también aprovechada para reforzar nuestras órdenes al subconsciente para que evite toda idea o conducta obsesivo compulsiva. Aquí doy una técnica muy general que cada uno puede adaptar a sus necesidades, su carácter y su idiosincrasia mental o psicológica.

En lugar de remitir a wikipedia para el término samskara, lo copio directamente aquí ”

Para el yoga los samskaras son las impresiones que quedan en nuestra mente de los actos que cometemos. Estas impresiones generan la tendencia a repetir esos actos.

El carácter está formado por hábitos repetidos y sólo otra repetición de hábitos puede reformar el carácter. La mente para lograr el desapego debe ser calma, bondadosa y racional. Cada acción es semejante a pulsaciones agitando la superficie del lago. La vibraciónfenece y quedan los samskaras, las impresiones. Cuando un gran número de estas impresiones van quedando en la mente, se juntan y se vuelven un hábito. Todos nuestros actos de ahora son los efectos de pasados samskaras; de nuevo, todos estos actos volviéndose samskaras serán las causas de futuras acciones. Los samskaras son las sutiles raíces de todos nuestros actos. ”

Técnica de visualización para combatir samkskaras.

-Iniciaremos la técnica con una relajación sencilla. La relajación es la técnica más elemental y conforma los cimientos del yoga mental o de cualquier otra técnica o escuela mental. Cuando suba mi propia técnica de relajación remitiré a ella desde aquí y desde cualquier otra técnica que haya subido en otra sección. Respiramos con calma y buscamos relajar el cuerpo y la mente. Cualquier forma de estrés o de angustia es campo abonado para los samskaras.

Vamos a visualizar que nuestro pensamiento o nuestras ideas son como ovejitas. Visualicemos nuestro pensamiento como una ovejita simpática y pacífica que se acerca a nosotros en un paisaje idílico, en un valle de alta montaña, el suelo sembrado de hierba fresca. Estamos allí sentados contemplando la hermosura del paisaje y de pronto una oveja se acerca a nosotros balando, bee, bee, beee No sabemos de dónde ha salido. Nos resulta simpática porque parece inofensiva, porque parece también un poco tonta y porque reclama nuestra atención con gran insistencia.

Como no le hacemos caso comienza a dar vueltas a nuestro alrededor balando. Se detiene frente a nosotros y nos mira con ojos tiernos y acuosos. Como seguimos sin hacerle caso, porque el paisaje es mucho más interesante, llama con fuerza y aparece un corderito, su hijo. Es tan diminuto, tan inocente, tan simpático, tan frágil, que sentimos que el corazón se nos enternece. Lo llamamos lo acariciamos y nos quedamos con él, sin darnos cuenta de que a su lado está la oveja primigenia que permanece también con nosotros.

De pronto ya no vemos el paisaje, nuestras emociones y sentimientos se centran en dar ternura al corderito y como la madre mete la cabeza y acerca el hocico también ella recibe nuestras caricias. Sin saber cómo hemos llegado a ello una idea fija, compulsiva, obsesiva, un terrible samskara se ha instalado en nuestro cerebro y no deja de balar. Be, bee, beee

Hay infinidad de ideas compulsivas o samskaras, desde los aparentemente más inocuos e inofensivos hasta los más trágicos y terribles. Podemos llegar a repetir mil veces el estribillo de una canción del verano sin que nos ocurra otra cosa que enfadar al que está a nuestro lado y acabar llamándonos idiotas e intentar alejar a esa ovejita y su corderito de nuestra presencia. Hay otras obsesiones mucho más destructivas. Estoy hablando de las adicciones, por ejemplo, al alcohol, a las drogas, al sexo, a la comida, a la cultura… Todo parece inofensivo y bueno en pequeñas proporciones, como corderitos que se nos acercan con su madre buscando una caricia, pero si nos entregamos en cuerpo y alma dejaremos de ser nosotros mismos para transformarnos en ovejas baladoras que se olvidan hasta de comer.

Para evitar que los samskaras se apoderen de nosotros podemos visualizar la transformación de esa oveja o ese corderito en un lobo feroz. Seguimos el proceso paso a paso y cuando el lobo feroz está delante de nosotros nos hacemos conscientes de que era un lobo con piel de oveja.

Cuando los samskaras ya forman parte de nuestro circuito neuronal, deberemos llevar la visualización al extremo, el lobo nos enseña los dientes, nos muerde, nos hace sangrar, nos arranca un bocado de carne, nos aprieta el cuello hasta dejarnos sin respiración y está a punto de matarnos.

Cuando hemos conseguido un efecto tan verosímil que hasta comenzamos a temblar de miedo, podemos visualizarnos elevándonos en el aire, lejos de la presencia del lobo feroz y acercándonos a la cumbre de una montaña, un lago o una playa desierta. Allí entramos en meditación profunda y la idea de que ciertas ovejas y corderos pueden transformarse en lobos y devorarnos, quedará incrustada en nuestro subconsciente. La orden ha sido comprendida y aceptada.

Esta técnica puede ser usada para todo tipo de obsesiones, adicciones, compulsiones, fobias, etc Se recomienda su uso junto con la meditación.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: