RITUAL PARA VINCULARSE CON UN NUEVO HOGAR

8 07 2014

LOS RITUALES DE MILAREPA

I
CÓMO VINCULARSE A UN NUEVO HOGAR

ORACIÓN INTRODUCTORIA DE MILAREPA

Somos inquilinos, inquilinos de un cuerpo que no nos pertenece, que no es propiedad nuestra y menos para siempre. Somos inquilinos de la vida, que nos ha sido dada y que nunca ha sido nuestra, nos la han donado generosamente.

Estamos de prestado y solo por el tiempo que nos ha sido asignado. Por eso hoy nos hemos reunido con humildad y respeto, ante el altar de nuestras consciencias, simbolizado por la luz que desprende esta vela que tenemos ante nosotros, para vincularnos con nuestro nuevo hogar. Somos conscientes de que también este hogar, como todo, es transitorio. Sin embargo deseamos vincularnos a él por el tiempo que se nos permita. Deseamos purificarlo de todo pensamiento, emoción y energía negativa que aún reste en él, pegado a sus paredes, empapando su materialidad.

Otros vincularon esta casa antes que nosotros, sin ser conscientes de ello. No es que sus pensamientos y emociones fueran intrínsecamente malos. Nada es bueno ni malo en sí mismo. Sin embargo eran sus pensamientos y emociones, no las nuestras. Y lo mismo que otros pintan sus posesiones con sus colores favoritos y las adornan a su gusto, nosotros queremos hacer lo mismo, limpiando y purificando antes, para que todo lo que es y será este hogar desde este momento sea lo que nosotros hemos decidido y no lo que hayan podido decidir otros.

Cerramos nuestros ojos y miramos hacia dentro, porque es en nuestro interior donde habita el Todo, la chispa divina que nos ha sido otorgada con nuestra personalidad, la que nos une a todo lo existente, la luz que nunca muere, la consciencia que no se apaga. Y elevamos en el silencio de nuestros corazones una plegaria de agradecimiento, porque este hogar nos ha sido otorgado desde lo alto y a lo más alto debemos agradecer este don. Como hijos conscientes del don de la existencia decimos: Gracias Padre y bendice este nuevo hogar para que sirva a tus designios, que son siempre más sabios, profundos y amorosos que los nuestros.

Ahora encendemos esta varilla de incienso como símbolo de la purificación que nuestras mentes, emociones, energías y consciencias comienzan a realizar en esta casa.

UN MOMENTO DE SILENCIO CON LOS OJOS CERRADOS

Vamos a unir nuestras manos, formando un círculo de consciencias, el símbolo más poderoso del universo. Nadie entrará en él sin nuestro permiso. Nadie podrá hacernos daño sin nuestro permiso y sin la autorización de las jerarquías cósmicas que controlan la justicia kármica.

Aquí estamos los nuevos residentes de este hogar, y los que no pueden estar físicamente lo están en presencia espiritual, con sus consciencias.

Digamos nuestros nombres en voz alta. Que el nuevo hogar los escuche y sepa que somos sus nuevos habitantes.
QUE CADA UNO DIGA SU NOMBRE EN VOZ ALTA

SE SEPARAN LAS MANOS Y SE JUNTAN A LA ALTURA DEL PECHO EN UN SALUDO BUDISTA

En el fondo de nuestros corazones vamos a hacer la siguiente promesa:

-Prometo por mi consciencia vincularme a este hogar por el tiempo que nos haya sido dado. Sus paredes tendrán el color de nuestras energías, estrechamente unidas en el amor y espiritualizadas en la misión que como Viajeros del tiempo hemos asumido fraternalmente.

-Prometo no dejar entrar a nadie, en el plano espiritual, sin el permiso de los demás residentes. Quien aquí entre deberá hacerlo con amor y asumiendo que este sagrado templo de nuestras consciencias nos ha sido dado temporalmente para el cumplimiento de nuestra misión cósmica y espiritual. Y quien no lo haga con amor y fraternidad, buscando solo la satisfacción de su egoísmo, sumergido en oscuros pensamientos de daño y venganza, será expulsado por el poderoso círculo de nuestras consciencias.

-Prometo que será un hogar de acogida para los hijos de la luz, un albergue de reposo para los cansados Peregrinos del tiempo. A ningún hijo de la luz que solicite asilo se le cerrará la puerta.

-Prometo que el círculo de afecto, de amor, de fraternidad espiritual, de familiaridad cósmica, que nos he traído hasta aquí, todos juntos y estrechamente unidos, será conservado por la férrea voluntad de mi consciencia, por todas nuestras consciencias, y protegido de la oscuridad y sus servidores.

-Prometo cumplir con todas las tareas cósmicas y espirituales que nos han sido encomendadas, como núcleo familiar y fraternidad divina, en estrecha unión con las afectuosas consciencias con las que un día decidí unirme en un poderoso círculo de amor y a las que hoy llamo mi familia, material y espiritual.

ABRAMOS LOS OJOS Y PROSIGAMOS EL RITUAL

Toquemos esta pared con la palma de nuestras manos, sintamos la energía que transmite. Será un símbolo de unión, de vinculación, con el resto de paredes y dependencias materiales de nuestro nuevo hogar.

Nos hemos vinculado con ella y ahora nos vincularemos con el resto de objetos y enseres que hemos traído con nosotros y a los que ya estamos vinculados.

QUE CADA CUAL TOME EN SUS MANOS UN OBJETO, ENTRE LOS MÁS PRECIADOS

Repetid conmigo:

-Este es tu nuevo hogar. En ti late también una chispa de consciencia divina. Quedas vinculado a él, lo mismo que el resto de nuestras posesiones materiales. Juntos haremos el camino que nos resta. Lo mismo que nuestras ropas forman también parte de nosotros y nos acompañan un trecho del camino, todos los objetos que hemos traído a este nuevo hogar nos acompañarán por el tiempo que les haya sido dado, en estrecha unión con nosotros, lo mismo que nuestras ropas tocan nuestras pieles todos los días, intercambiando partículas energéticas, hasta formar, de alguna manera, parte de nosotros mismos.

QUE ALGUIEN TOME EN SU MANO LA VELA Y OTRO TOME EN SU MANO LA BARRITA DE INCIENSO
VAMOS A RECORRER SIN PRISAS NUESTRO NUEVO HOGAR. A LA LUZ DE LA VELA ESCRUTAREMOS TODOS SUS POROS, BUSCANDO EN ELLOS VINCULACIONES EXTRAÑAS Y LAS ROMPEREMOS Y PURIFICAREMOS CON EL HUMO DE ESTA BARRITA DE INCIENSO
MIENTRAS CAMINAMOS ENTONEMOS MANTRAS. QUE EL SONIDO CÓSMICO, LA REVERBERACIÓN DE LAS ENERGÍAS PRIMARIAS QUE CREARON EL UNIVERSO, HAGAN VIBRAR TAMBIÉN ESTAS PAREDES, CADA OBJETO QUE CONTIENEN. VISUALICEMOS Y RECORDEMOS TODAS LAS DEPENDENCIAS. ESTE ES AHORA NUESTRO NUEVO HOGAR. A ÉL ACUDIREMOS DESDE EL PLANO ONÍRICO O DESDE OTROS PLANOS PARA ENCONTRAR EN ÉL REPOSO, PARA COMPARTIRLO CON NUESTROS SERES QUERIDOS A LOS QUE YA ESTAMOS VINCULADOS

Regresamos al pequeño altar donde iniciamos la ceremonia. Bien podría ser una pequeña tarima, una mesa, una pequeña elevación, con una planta un búcaro de flores naturales, algunas piedrecitas armonizadas con nuestra personalidad. En este pequeño altar volvemos a colocar la vela y la barrita de incienso (podremos encender otra si ya se ha apagado la anterior). En el altar también pueden colocarse fotografías de almas evolucionadas a las que admiramos, el maestro Jesús, algún gurú o yogui por el que sintamos admiración, o simplemente un mandala para meditación.

JUNTEMOS DE NUEVO NUESTRAS MANOS, FORMANDO UN CÍRCULO, CERREMOS LOS OJOS Y PERMANEZCAMOS UN TIEMPO EN SILENCIO

ORACIÓN FINAL DE MILAREPA

Ningún ritual es mágico por sí mismo. La magia está en nuestras mentes, en nuestras emociones, en nuestra psiquis, en nuestras consciencias y sobre todo en el amor que albergamos en lo profundo de nuestros seres y que se manifiesta a través del chakra corazón.

La magia está en el círculo de consciencias que hemos cerrado. Será como la mejor alarma que nunca instalará nadie en su hogar. Cuando alguien intente entrar sin nuestro permiso lo sabremos. Sus cuerpos físicos entrarán, pero sus mentes, sus consciencias, recibirán un aldabonazo de aviso. Hemos protegido nuestro nuevo hogar con energías cósmicas y lo han bendecido las jerarquías celestes que cuidan de nosotros. Quien intente hollarlo o destruirlo sufrirá las consecuencias kármicas de quien intenta destruir un círculo de amor.

Lo decoraremos dejándonos guiar por nuestras voces interiores. Haremos de él un refugio, un lugar de reposo, un templo espiritual, un reflejo de nuestro amor.

Somos conscientes de que otros hermanos aún no tienen su hogar, su templo espiritual. Por ello, plenamente conscientes de que no somos propietarios de nada, acogeremos espiritualmente a todo hermano que necesite un hogar espiritual. Abriremos las puertas físicas a quienes deseen compartir fraternalmente este templo espiritual y nuestros pensamientos y emociones se elevarán a lo alto, buscando de la generosidad del Padre universal la donación de hogares para todos sus hijos.
AHORA QUE CADA CUAL EXPRESE EN VOZ ALTA SUS DESEOS, SUS ORACIONES, SUS METAS PARA EL FUTURO. QUE CADA CUAL ACOJA EN SU NUEVO HOGAR A TODO LO QUE MÁS QUIERE, A SUS ENSERES MÁS APRECIADOS, A LAS PERSONAS CON LAS QUE YA SE HA VINCULADO AFECTIVA Y ESPIRITUALMENTE.

JUNTEMOS DE NUEVO LAS MANOS Y CERREMOS LOS OJOS. HAGAMOS UNA ORACIÓN FINAL

Somos inquilinos, Peregrinos del tiempo, agradecemos el hogar que nos ha sido dado. Agradecemos los alimentos que nos ayudan a proseguir el camino. Agradecemos el afecto que nos prodigan otros peregrinos. Agradecemos que nos haya sido permitido formar esta familia, este hogar, este núcleo espiritual.
Esperamos que algún día no muy lejano podamos vincularnos con todos nuestros hermanos, sus hogares y sus núcleos familiares y espirituales.

Cuando llegue el momento lo abandonaremos sin lágrimas en los ojos, porque nuestro verdadero hogar está lejos de aquí y nuestra verdadera familia nos está esperando en las moradas que el Padre nos ha destinado desde el principio de los tiempos.

Nuestros corazones permanecen juntos. Nuestras consciencias están estrechamente unidas. Nuestro hogar ha sido vinculado por un tiempo. Disfrutemos de él, puesto que el gozo es la más férrea de las cadenas que nos unen a los seres queridos. Que cada tristeza sea purificada por el amor y cada pared ensuciada por pensamientos y emociones poco elevados sea purificada por la limpieza de nuestra voluntad, siempre elevada hacia lo alto. El camino es hacia arriba, siempre hacia arriba. Cada vez que nos elevamos, elevaremos también todo aquello que está vinculado con nosotros.

QUE SE CUMPLA LA VOLUNTAD DEL CREADOR QUE NOS ENTREGÓ COMO HOGAR TODO UN UNIVERSO. QUE SU SABIDURÍA NOS ILUMINE Y SU AMOR NOS ELEVE HACIA EL VERDADERO Y ÚNICO HOGAR QUE NOS HA SIDO DESTINADO
QUE ASÍ SEA

NOTA FINAL: La ceremonia que llevó a cabo mi discípulo Karmafinito, también conocido como Slictik, o César para su familia, no tuvo más incidentes que el que Conchi, su esposa, sufriera una quemadura con el incienso al trasladar la vela y el incienso por toda la casa. Tengan un poco de cuidado con ello si deciden practicar esta ceremonia. Otra cosa, no achaquen, como hizo Karmafinito, dicho incidente u otros que se produzcan al choque de energías, las que tenía la casa y las nuevas que intentan imponer. Puede que sí se produzcan este tipo de encontronazos, pero si están nerviosos y si no toman precauciones al subir una escalera es fácil que se les caiga incienso en la mano o la vela deje caer aceite en su brazo. Estas son cosas naturales y lógicas, que no hay que achacar a las energías. Éstas no tienen la culpa de todo, están ahí, como está la realidad y unas veces chocamos con ella y otras no.

Me dice karmafinito que sus sueños han mejorado un poco, pero no mucho, es normal habida cuenta de la vida tan ajetreada que lleva y del cambio profundo que ha supuesto su traslado espacial y su modificación de entorno. Estas vinculaciones surten efecto a largo plazo, no se pueden pedir peras al olmo, sobre todo si no es primavera.

La vinculación de otros seres queridos no requiere su presencia física. En este caso karmafinito colocó una foto de su retoño mayor, ausente porque ha decidido vincularse a otro entorno. En el caso de Sara la vinculación fue por poderes. Dejó su cerdito, con el que está estrechamente vinculada desde que era bebé. Es su mascota preferida y asistió impávida a la ceremonia, mirándolo todo con sus ojos bizcos, como hace siempre. Karmafinito llevó a su bonsái, Milarepita, para utilizarlo como puente para vincularse con el resto de objetos de la casa. También puso en una bandejita sus colgantes favoritos, la llave de la vida egipcia que trajo de su viaje a Egipto y el mandala para la concentración.Este tipo de vinculaciones por poderes son efectivas mientras los “poderdantes” no hayan negado su permiso o cerrado su mente y espíritu a la ceremonia.

El próximo ritual será para vincularse con un vehículo nuevo o menos nuevo. Karmafinito aprovecha todas las oportunidades y como se ha comprado un coche nuevo le ha pedido a Milarepa que le cree un ritual al efecto.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: