DICCIONARIO CHAMÁNICO VII

20 04 2015

DICCIONARIO CHAMÁNICO/ LETRA B

BRUJERÍA Y CHAMANISMO

BRUJERÍA PARA MATAR-MAGIA NEGRA

CUARZO-‘Piedras usadas como armas por los brujos, por lo general se lanzaban a matar y regresaban a la mano del dueño como si no se hubiesen ido, como un boomergang.

Hay que buscar el espíritu que convierte a los cuarzos normales en un arma. Primer paso: hallar un sitio propicio para llamar al espíritu. En lo alto de un cerro, se localiza moviendo la mano, con la palma vuelta hacia la tierra, hasta que se detecta calor en la palma. Se enciende fuego en ese sitio. El aliado (ver término “aliado”) atraído por las llamas se manifiesta a través de una serie continuada de ruidos. Seguir la dirección de los ruidos. Cuando el aliado se rebela hay que luchar contra él, tirarlo al suelo, hay que conseguir que el aliado tome los cuarzos para otorgarles poder.

CONDICIONES PARA SER BRUJO

Para ser brujo hay que ser apasionado. Un hombre apasionado tiene posesiones en la Tierra y cosas que le son queridas, aunque sea nada más que el camino por donde anda.

RITUAL

Un augurio antes del ritual. En el caso de Castaneda fue un incidente con un policía.

Presentación de Castaneda por Don Juan a sus guerreros.

Hay que aproximarse a los guerreros desde el sur. La fuerza vital fluye a nosotros desde el sur y nos abandona fluyendo hacia el norte.

La única entrada al mundo del Nagual (ver en su momento el término nagual) es a través del sur. El portal se haya controlado por dos guerreras. Le saludan y le dejan pasar si así lo deciden.

El ritual de Castaneda tuvo lugar en un pueblo en el centro de México. Una casa en el campo. Don Juan y Castaneda se acercan desde el sur. Ven dos indias macizas, a unos diez o quince metros de la entrada de la casa, vestidas como indias del centro de México.

Ambos se detienen a un metro de ellas. Don Juan le obliga a mirar a la india que está a su izquierda que es una ensoñadora, la de la derecha es acechadora. Una de ellas le invita a pasar como si atravesara una puerta invisible. Castaneda debe actuar como si se tratara de una puerta verdadera.

En la puerta principal hay un hombre, es delgado, viejo, aunque aparenta ser joven. Entran a un cuarto donde está una mujer, Teresa, joven, es la ayudante de las dos mujeres.

El hombre de la puerta es Emilito, el propio de Don Juan (ver el término “propio” en su momento). Emilito le cuenta a Castaneda sus cuentos de la eternidad. Intercala en su narración chistes picantes. Se sirve una comida frugal  charlan hasta la medianoche. Entonces Emilito le cuenta todos sus cuentos de la eternidad. Según le dice Don Juan a Castaneda los cuentos de Emilito son reales, está contando lo que ha visto en sus viajes por la eternidad. La función de un propio es viajar por delante del nagual, como explorador de una operación militar. Recordemos que estamos en un ritual de guerreros.

SEGUNDO RITUAL

Don Juan y Castaneda viajan al norte de México, a Zacatecas. Conocen al Sur y al propio a media tarde. Le deja sentado en un banco, cerca de un mercadillo. Llega una mujer y toma asiento. Llega otra mujer y también se sienta. Castaneda se siente mal y quiere irse. Llega un hombre y saluda a las mujeres. Quiere sentarse también. El hombre es Vicente Medrano. Las mujeres son hermanas. Le dice Vicente a Castaneda que todos son solterones. Bronca. Esperan al padre de todos, un supuesto hombre rijoso.

Llega don Juan y les presenta. Las dos mujeres son mujeres del Este, acechadora y ensoñadora. Los guerreros van en parejas, hombres o mujeres, uno siempre es acechador y el otro ensoñador. Vicente es el guerrero erudito (ver guerrero erudito en su momento). Se les une el propio, Juan Tuma.

TERCER ENCUENTRO. OESTE

El primer contacto es sumamente importante. Aproximación durante el crepúsculo. Guerrero socio. Mujeres locas y poderosas.

Viaje al note de México. Al atardecer. Una casa en las afueras de la ciudad, sin luces. Don Juan bromea, le dice que debe llamar sin parar porque los residentes son sordos.

Abre una mujer que le pregunta si lo que está intentando es tirar la puerta abajo. Empuja a un lado a Don Juan. Sacude su dedo índice sobre la nariz de Castaneda y le grita, diciéndole que se está portando como si no existiera nadie salvo él.

Desgreñada. Se pone un vestido de una canasta de ropa sucia. Es alta y musculosa. Trata a don Juan de queridísimo viejecillo y ahuyenta a Castaneda como si fuera un perro.

Otra mujer en un cuarto. Adopta una postura extraña, colocando sus muslos contra los senos, dejando ver su sexo. No usa ropa interior. Le pregunta a Castaneda por qué le está mirando la vagina. Casi le golpea. Al fin la mujer se tumba y le dice a Castaneda que puede mirar todo lo que quiera. La mujer que ha abierto la puerta es acechadora y la descocada ensoñadora.

Le conduce al patio, que está en tinieblas. Le espera un hombre. Silvio Manuel, el guerrero de la oscuridad y el jefe de todos los guerreros. Le ordena que se desnude. Exhala su aliento sobre todo su cuerpo. Le pide que se siente sobre la ropa y mire un punto brillante en la oscuridad que sale de una lámpara. Castaneda comprende que el punto brillante es el ojo izquierdo de Silvio.

Castaneda de pronto comienza a ver en la oscuridad con absoluta claridad. Las mujeres también pueden ver en la oscuridad.

Las dos mujeres tienen una asistente, una propia. Silvio lo agarra de las axilas y lo levanta como si tal cosa. Le pone en una tina con agua helada que le llega hasta las rodillas.

Le llevan a la cocina, allí come y habla durante horas con Marta.

Silvio entró en el lado izquierdo y ya nunca salió de él, le comentará luego Don Juan.

COMENTARIO PERSONAL

Muchos lectores de los libros de Castaneda han caído en la trampa de juzgar determinados acontecimientos como si ocurrieran en el mundo real, con sus leyes. Es imposible, dicen, y le tildan de charlatán. Como veremos las cosas en el mundo astral o en la segunda atención, como lo llama don Juan, son muy diferentes porque hay otras leyes y porque nuestro cuerpo no es el cuerpo físico, sino el astral. Solo así pueden ser comprendidas ciertas escenas de los rituales.

El ritual o iniciación es una escenificación de una verdad. Nos resulta más fácil comprender lo que nos entra por los ojos que a través del razonamiento. La vida no es otra cosa que un perpetuo ritual, que una iniciación en el verdadero conocimiento. Como diría Milarepa la vida es una escuela espiritual en la que estudiamos curso tras curso para aprender las lecciones que nos han sido designadas. La memorización es la peor forma de conocer y recordar, la escenificación la mejor.

A lo largo de la vida realizamos constantes rituales que nos anclan el punto de encaje en una realidad. Los niños lo tienen suelto y solo cuando los adultos les “obligan” de alguna manera a ver la realidad como ellos la ven se produce el anclaje del punto en un mundo o realidad concretos. Cuando un adulto es iniciado en el chamanismo, la brujería, el esoterismo o cualquier tipo de misticismo o de nuevo conocimiento debe pasar por determinados rituales o iniciaciones que tienen por objeto exclusivo desanclar el punto de encaje y permitirle el conocimiento de nuevos mundos y nuevas realidades.

Personalmente he pasado por varios rituales, el ritual católico con el bautismo, la primera comunión, la misa, etc. El ritual rosacruz, con iniciaciones de grado. El ritual del yogui a través de la meditación. Pero mis rituales más dramáticos y terribles me los ha impuesto la vida. La relación de pareja es un ritual, la desvinculación de tu pareja es también otro ritual. Los intentos de suicidio son rituales de muerte. Buscar un trabajo es un ritual de guerrero en lucha con el poder. Las relaciones interpersonales son complejos rituales que tienen por objeto la iniciación en el afecto. La ley de los tres círculos es el ritual más complejo y prolongado en el tiempo que conozco. Vincularse con una pareja requiere un largo periodo de cortejo. Conseguir un trabajo nos exige numerosas entrevistas de trabajo en las que conocemos personas muy diversas y mundos tan diversos como las personas.

El arte de acechar, que le enseña Don Juan a Castaneda es el ritual de la vida diaria. Todo ritual es una obra de teatro, una escenificación. Todos somos actores, unos mejores que otros. La vida es un escenario donde triunfan los mejores actores y donde los peores sufren terribles reveses. Un guerrero debe ser un acechador, aunque luego podrá descubrir que en realidad es un guerrero ensoñador, pero ambas lecciones deben ser aprendidas.

En los rituales iniciáticos, como el que don Juan le hace pasar a Castaneda, hay siempre otras personas que ya lo han pasado, que lo conocen, que colaboran con el maestro o nagual para hacer pasar al neófito por esa prueba que tiene por objeto abrir su mente y toda su personalidad a nuevos mundos y nuevas realidades. El ritual o la escenificación es preparado por el maestro o nagual siguiendo viejas tradiciones. En este caso  don Juan ha preparado un ritual muy suyo, muy acorde con su carácter y muy adecuado a una personalidad como la de Castaneda. El sentido del humor de don Juan, maravilloso, se trasluce en pequeñas bromas que desconciertan a Castaneda, siempre tan “realista”, tan racional, tan anotador de todo lo que sucede. Su incapacidad para saber en cada momento si algo es broma o serio, si debe tomarlo a risa o con absoluta seriedad, porque está en juego su vida, será una de las grandes preocupaciones de don Juan y objeto de constantes chanzas.

Las escenificaciones tienen un sentido, no es un montaje puramente surrealista y esperpéntico para desconcertar a alguien. En estos rituales que hemos visto (aún nos queda alguno) los puntos cardinales son algo básico. Existen guerreros de cada punto cardinal que tienen características propias. Como sabemos en el mundo material no podemos situarnos en el espacio si no conocemos los puntos cardinales y sabemos dónde está cada uno a cada momento. El concepto espacio no es una realidad absoluta. La verdadera realidad son partículas que vibran, como sabemos por la física cuántica. Según vibre más o menos, de una forma o de otra, nos encontramos en el mundo físico con sus leyes o en otras dimensiones, con las suyas propias. Que un guerrero sea de un punto cardinal o de otro significa que tiene su peculiar vibración o poder, como diría don Juan. Para una iniciación son imprescindibles todos los guerreros con todos sus poderes.

El universo es ying y yang, se compone de dos fuerzas básicas y opuestas, el orden y el caos, la luz y la oscuridad, el hombre y la mujer. Por eso en estos rituales hay guerreras y guerreros, cada uno de su correspondiente punto cardinal. También hay guerreros acechadores y ensoñadores, guerreros que se mueven mejor en el mundo físico y otros que se mueven mejor en el ensueño o en otras dimensiones. Se trata de traer a la consciencia del neófito o iniciado todo el misterio del universo, con su terrible y dramática complejidad.

Ya veremos más adelante cómo es el complejo mundo del nagual o maestro. Nunca está solo. Los individuos somos limitados y solo el Todo puede estar solo porque en su interior están todas las cosas. El mundo del guerrero es un mundo de ejércitos y estrategias, como no podía ser menos. El nagual es el general en jefe que manda a su ejército en el que hay guerreros del día y de la noche, del lado izquierdo y del lado derecho, acechadores y ensoñadores, de cada punto cardinal, del norte, del sur, del este y del oeste. También hay subalternos. El concepto de propio me resultó muy divertido cuando lo leí, pero tiene mucho sentido. De hecho todo en la formación de un ejército tiene sentido. Cada uno tiene su función y todos colaboran, coadyuvan, al éxito, es decir a la victoria en la batalla. Cada uno interviene en su momento y aporta su conocimiento y su personalidad, el erudito trabajará la mente del iniciado, el contador de cuentos de la eternidad abrirá al iniciado a nuevos mundos, los guardianes del umbral, acechadora y ensoñadora, generarán miedo para que el iniciado no se tome a broma algo que va a cambiar su vida.

En esta iniciación no podía faltar el sexo. Lo mismo que aparece la muerte, debe aparecer la vida. Eros y Thanatos, luz y tinieblas, hombre y mujer. El sexo iniciático no suele ser cariñoso, es más bien salvaje, demoledor, caótico, impactante, yo diría que obsceno. La guerrera que le enseña el sexo a Castaneda, con esa terrible obscenidad está cumpliendo su función en el ritual. Todo, todo coadyuva a que el iniciado salga de su cárcel de papel, desancle su punto de anclaje y se aventure en toda clase de mundos. El universo no es solo físico con leyes como la gravedad, el espacio y el tiempo, el universo es multidimensional y un ser consciente debe ser también multidimensional. Es lo que pretende la iniciación.

Es curioso lo mucho que se me parece la iniciación a lo que sufrimos los enfermos mentales. Miedo, terror, crisis buscando la muerte, crisis buscando el sexo intenso, promiscuo, obsceno. Delirios que no son otra cosa que aventuras en mundos desconocidos. Entidades con las que luchar. Voces que nos llaman. Deseo incontrolable de abandonar este mundo para ir a otros donde posiblemente nos desenvolvamos mejor. El enfermo mental es un ensoñador incapacitado para el arte de acechar, porque no lo ha aprendido, no se lo han enseñado y no le gusta. Pero sin el arte de acechar estamos perdidos en el mundo físico, donde somos esclavos de los poderosos acechadores. El enfermo mental es un iniciado sin maestro, sin iniciación, alguien al que se le ha desanclado el punto de encaje sin prepararle antes, sin recibir lecciones, sin ayuda del maestro, sin ayuda de otros guerreros. Es un extraño solitario al que por algún motivo se le ha empujado por una puerta que lleva a otros mundos.

Cada vez estoy más convencido de que los enfermos mentales somos guerreros sin la dureza diamantina del guerrero impecable, sin haber aprendido, sin maestro, sin nagual, sin la imprescindible compañía y ayuda de otros guerreros. Vivimos experiencias terribles que podrían matar a otros que no tuvieran la guía y la ayuda del maestro y de otros guerreros y las vivimos solos y además sobrevivimos. Bien es cierto que es una supervivencia paupérrima, casi vegetal, pero el simple hecho de estar vivos ya indica de qué madera estamos hechos. Es por eso que he creado este blog. El último de los guerreros se pone al frente de un ejército de desheredados de la fortuna. El más tonto pretende enseñar. El más débil pretende ayudar. No importa. Al menos no estaremos solos. Un ejército de enfermos mentales acabará por pasar su iniciación y de ella saldrá un ejército de guerreros impecables de todos los puntos cardinales, acechadores y ensoñadores, guerreros del día y de la noche, guerreros eruditos, propios… Sé que soy un idiota pero siento la presencia del nagual don Juan, del nagual Castaneda, de mi hermano Milarepa, de todos aquellos que ahora son libres, tras la dura iniciación de la vida, tras pasar la puerta de otra dimensión, tras ser respetados por el Aguila, y siento que lo escribo no lo escribo yo, que no he elegido este camino, he sido empujado. No soy el más preparado pero soy el que menos tiene que perder. Cuando se ha perdido todo uno puede emprender el camino del guerrero impecable con una imprudencia temeraria, sin el menor temor. Una vez que lo has perdido todo solo puedes ganarlo todo.

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

29 05 2017
Heeka cho'awe

La diferencia básica entre un hombre común y un guerrero es que un guerrero toma todo como un desafío, mientras que el hombre común toma todo, ya sea como una bendición o una maldición.

Don Juan (las enseñanzas de Don Juan C.Castaneda)

Y en referencia al guerrero, añado por mi cuenta.
Y lo hace de forma impecable.

30 05 2017
Slictik

En efecto, así es. Muchas gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: