MI VIDA ONÍRICA I

18 05 2015

MI VIDA ONÍRICA

Hoy, domingo, 17 de mayo del 2015, en Manzanares-Ciudad Real, comienzo esta historia. Seguramente será estúpido enlazar los sueños que he tenido a lo largo de los años en una historia lineal, como si se tratara de una novela, pero tal como está mi vida en este momento sin duda no es más estúpido que permanecer solo en el apartamento, dando vueltas a lo que ha sido mi pasado, intentando encontrar las razones que me han traído hasta donde ahora estoy, o buscando desesperadamente sexo, como si eso pudiera llenar mi vida y darle algún sentido. He decidido repasar los sueños desde que comenzara su anotación, hace ya muchos años. Me resultará más cómodo comenzar por el primer cuaderno grande de anotaciones, lo llamo grande por su enorme tamaño, y hacer algunos flashback rebuscando en cuadernos y libretas pequeñas, anteriores, donde comencé la anotación de sueños, que intentar encontrarlas todas ahora para establecer una perfecta historia cronológica de mis sueños. Eso me llevaría demasiado tiempo y no merece la pena. Quiero comenzar cuanto antes porque hoy me he levantado muy decepcionado de los sueños, casi tirando la toalla. Todos estos años no me han servido de nada y mi vida onírica es tan extraña y alejada de la vida real que me pregunto si merece la pena el esfuerzo que esto va a suponer. Solo la lectura en el libro que acabo de terminar sobre el cuerpo astral me ha animado a dar este paso en lugar de tirar la toalla. Al parecer no puedes llegar a ser un maestro si no consigues saltar el abismo que hay en apariencia entre el mundo real y el mundo onírico. Todos los grandes iniciados, maestros, viven al parecer una vida continua, sin ese abismo que para todos nosotros supone dormirnos y despertar, como si fueran horas muertas, en blanco. El desarrollo de nuestros otros cuerpos nos obligará a construir puentes entre el cuerpo físico y todo lo que a él le sucede y el resto de nuestros cuerpos. Nuestro cuerpo causal o alma, o nuestro yo interno, como dirían los rosacruces, no duerme, está siempre consciente y viviendo varias vidas dimensionales a la vez. No puede haber abismos entre esas vidas, entre esos cuerpos, lo mismo que no pueden existir grietas en nuestra memoria, días en blanco, semanas en blanco, meses en blanco, eso supondría el desmoronamiento de la personalidad, como les ocurre a ciertos enfermos con problemas de memoria.

Vivir en un “continuum” sin grietas en la memoria, sin horas en blanco, horas oníricas que no podemos rellenar, sin saber nada de lo que hacemos en sueños, sin saber nada de lo que hacen otros cuerpos, sin saber nada de las otras vidas dimensionales que vivimos al mismo tiempo, supone un desmoronamiento patológico de nuestra personalidad. Los grandes iniciados y maestros recuerdan sus vidas dimensionales, lo que hacen en sueños, lo que hacen al despertar, el cuerpo físico recuerda lo que hace el cuerpo astral y el cuerpo astral lo que hace el cuerpo físico. La meta suprema sería recordar también todas nuestras vidas, ni una grieta en la memoria, nuestra personalidad es todo lo que hemos vivido y todo lo que nuestra consciencia ha asimilado como propio, son esas enormes grietas en la memoria lo que nos crea las patologías, lo que convierte nuestra vida actual en el mundo físico en un sin sentido. Como enfermo mental me resulta imprescindible unificar esas múltiples personalidades, recapitular mi pasado y hacer que mi yo interno lleve las riendas y armonice todo lo que he sido y soy, porque estoy convencido de que las raíces de mi enfermedad están ahí, en esas grietas.

Sin duda es un trabajo ímprobo, complejo, laberíntico y tal vez con muy pocos resultados que merezcan la pena. No lo haría si mis circunstancias actuales fueran otras, pero tal vez por eso deba hacerlo ahora o no lo llegaría a realizar nunca. Aquí comienza mi vida onírica, según las anotaciones del primer cuaderno grande.

MI VIDA ONÍRICA

CUADERNO GRANDE I

Comienza en la página 34, ya que las hojas anteriores las dediqué a anotaciones de libros leídos en la biblioteca pública de León. Libros que cito a continuación porque de alguna manera tendrán relación con los sueños, al menos están unidos cronológicamente y sin duda influyeron en mi mente, consciente y subconsciente a lo largo de los meses en que anoté estos sueños. Estos libros son los siguientes:

-¿Juega Dios a los dados? Matemáticas del caos, de Ian Stewart.

-Stephen Hawking. Historia del tiempo.

-El universo del cerebro de Judit Hooper y Dick Teresi.

-La fábrica de la mente de Richard Bergland.

-Cerebro íntimo. No tengo anotado el autor.

-El hombre neuronal de Jean Pierre Changeux.

-La nueva mente del emperador de Roger Penrose.

-Fenómenos naturales. No tengo anotado el autor.

-La Tierra de Derek Elsom.

-Astronomía. El enigma del tiempo de Bill, no tengo anotado más.

Intentaré tomar notas de mis agendas para saber las películas que vi por aquella época, los relatos que escribí y todo lo que recuerde de mi vida real. Sin duda relacionar los sueños con la vida real sería importantísimo aunque no tuve tiempo para tomar notas biográficas, salvo pequeñas anotaciones al final de los sueños.

SUEÑO DE DUNE-15 DE DICIEMBRE DE 2007-LEÓN

Estoy en una iglesia muy extraña, el altar como torcido al fondo, línea diagonal de entrada al altar/ Una especie de vidriera y de cruz rara con una especie de gusano de arena/ Asisto a una ceremonia con gente bien vestida y aristocrática/ Camino por una especie de terraza/ He visto la película de vampiros de Carpenter.

Es muy posible que por entonces viera la serie televisiva Dune y la iglesia formara parte de alguna escena, creo recordar que al menos aparece en la portada de un libro de bolsillo de la serie, Dune-Casa Capitular. Durante esos años y anteriores leí todos los libros de la serie, luego leería la continuación que escribió el hijo de Frank Herbert y otro cuyo nombre ahora no recuerdo. También es posible, algo de lo que estoy convencido, de que nuestro cuerpo astral viaja en sueños y puede hacerlo al futuro. La posibilidad de que en este sueño aparezca alguna de las iglesias que visitaría en Toledo años más tarde o en cualquier otro momento del futuro no es descartable. La relación con personajes aristocráticos en sueños es muy frecuente en mis historias oníricas, podría pensarse que se trata de una consecuencia de una de mis debilidades de carácter, la soberbia, yo valgo mucho, nene, merezco estar con la creme de la creme, soy muy inteligente, culto, creo que en vidas pasadas tuve posiciones sociales importantes, me lo merezco también en esta vida, no lo tengo, y por lo tanto el subconsciente se explaya en sueños. Bien, todo es posible, pero me quedo con la hipótesis del viaje al futuro en sueños y con la posible visión de la serie televisiva o imágenes relacionadas con las novelas. De todas formas no puedo olvidar lo que le dice don Juan a Castaneda en el libro El arte de ensoñar, que por esta época ya había leído y he seguido releyendo durante todos estos años. Le viene a decir que en sueños movemos nuestro punto de encaje y de esta forma viajamos a otros mundos o universos dimensionales, que pueden tener parecido con el nuestro pero que no son el nuestro. Eso es algo que se repetirá en mis sueños, en algunos momentos con una claridad indubitable.

Esa misma noche tuve otros sueños, al despertarme en alguna ocasión llegué a poder anotar hasta más de media docena de sueños, no es sencillo y normalmente cuando esto sucede el recuerdo es muy limitado y las anotaciones muy cortas.

  1. Y LOS BOLSOS CON DINERO
  1. se deja regalar libros de señora en los que hay fajos de billetes/ Se los da a una empresa por dejarle pasar por la aduana sus productos/ Sueños de J. Repetidos esta temporada, muy curioso porque no ha ocurrido nada que me haga pensar en él y no tengo ninguna noticia de su vida.

En efecto, hacía años que no veía a J. Y no tenía el menor sentido que apareciera en mis sueños, algo que se ha repetido y sobre lo que no tengo la menor explicación. Es cierto que la relación con él y su hijo fue íntima durante muchos años, pero eso no explica la razón por la que aparece en mis sueños y no otras personas con las que también tuve mucha relación, incluso familiar y más íntima durante años y que han desaparecido de mis sueños para siempre. Hay algo extraño en todo esto. Durante mi fase delirante como telépata loco J. Y otras personas tuvieron mucho que ver con mis delirios pero sigo sin entender qué está ocurriendo. La explicación que me parece mas razonable es la de compartir sueños. De alguna manera compartimos sueños por alguna razón que desconozco. Esto se ha repetido a lo largo de los años y es uno de mis enigmas oníricos que aún no he solucionado.

El resto de los sueños de esa noche, según anoto, tienen relación con el trabajo, compañeros de trabajo, reflexiones y monólogos mentales. Anoto que nada parece estar relacionado con mi vida presente o futura.

En mi vida real la peor fase del mobing, del acoso que sufrí en el trabajo ya había pasado. C. tal vez estuviera estudiando para sacar la oposición. Yo seguía muy fóbico y tal vez estuviera siguiendo la terapia hipnótica con J.L. O tal vez ya la hubiera pasado. Mi vida social era nula, como lo fue durante muchos años y dedicaba mucho tiempo a la lectura, a ver cine y a escribir. Imagino que continuaba escribiendo Diario de un gigoló, que escribía también el Loco de Ciudad-fría. No creo que fuera a la biblioteca a leer los libros anotados, tal vez utilicé  ese cuaderno que había dejado a medias un tiempo después de las anotaciones de los libros.

ANOTACIONES SUEÑOS 17 DE DICIEMBRE DEL 2007-LEÓN, NOCHE SIGUIENTE A LA ANTERIOR

Un político muy conocido actualmente. Tiene un enfrentamiento con Z. Le descubren un cáncer y no se lo quieren decir.

Es curioso, mis sueños con políticos han sido relativamente numerosos a pesar de que no me interese la política, de que odie la política y a los políticos, de que éstos me caigan muy mal, de que no confíe en ellos y no quiera saber nada de ellos. Eso no me impide ver las imágenes en los telediarios. En algunos sueños he constado que su contenido tenía relación directa con imágenes de los telediarios que vería unos días después, lo que me reafirma en mi creencia de que en sueños podemos viajar al futuro. Aún así debo plantearme, algo que ahora confirma el libro El cuerpo astral. Según su autor en sueños, una vez que somos iniciados y despertados, aceptamos misiones que nos encomiendan los maestros. En cierta ocasión me llegó a la cabeza una idea extraña, como si me ofrecieran una misión relacionada con influir a los políticos en sueños. Me pareció ridícula y sin sentido, pero todo es posible, tal vez mi deseo de no querer saber nada de los políticos y la política en la vida real pudiera tener que ver con que tengo demasiada relación con ella en sueños. En cuanto a los sueños premonitorios debo decir que algunos se han realizado y otros no. Un caso concreto de un político sudamericano llegó a cumplirse con tal exactitud que me asustó. Seguramente aparecerá ese sueño en estas anotaciones. En otros casos debo decir que los supuestos sueños premonitorios no eran tales. El mundo de los sueños es demasiado complicado para hacerle caso a pies juntillas.

GUIONISTA DEL PROGRAMA DEL HUMORISTA F.

No es la primera vez que sueño con F. ni que sueño con otros humoristas, bromeo con ellos, me lo paso bien, invento chistes, gags, los compartimos, parece existir una gran camaradería. En la vida real veo programas de humor, me gustan algunos humoristas, escribo humor, es lógico que en sueños todo esto salga de alguna manera.

Confecciono guiones y me divierto mucho/ Personajes famosos/ Perdido en gran parte porque el recuerdo de los otros sueños se comió la poca memoria que puedo acumular antes de escribirlos.

SUEÑO C.TOALLA

Lleva vendas o una toalla alrededor de la cabeza, huele mal/ ¿Cáncer de cabeza? Me está cortando el pelo, la veo por detrás (muy interesante el que la vea desde atrás y al mismo tiempo me esté cortando el pelo).  Hay personas desconocidas en casa.

Nada que comentar, es un sueño íntimo y personal, hay una parte muy real y otra confusa y que con los años tendría algún sentido aunque de otra manera muy diferente y con otra perspectiva. El que yo esté mirando la escena desde atrás, estando yo en ella, es claramente un viaje en el tiempo en sueños. Veo una escena del futuro o tal vez del pasado. Esa obsesión por los viajes al futuro fue terrible y muy negativa en un tiempo, al final me dio un excelente material para la novela El loco de Ciudad-fría.

SUEÑO CENTAUROS

Hay una guía, es una chica rubia/ Hay una puerta mágica, un fotógrafo retrocede y está a punto de pisarme/ Turistas/ Parecen elefantes dormidos/ Se levantan, en realidad son caballos gigantescos/ Sorpresa, son centauros/ Enormes cuerpos de cintura para arriba/ Se marchan  por un patio  trotando/ Sale un niño montado en un elefante, es diminuto, llega otro elefante, no lo pisa por poco. Me despierto, recuerdo un sueño con P.

Es posible que el sueño tenga relación con la película de John Ford, Centauros del desierto, que estaba intentando grabar en el vídeo en aquella época o había grabado ya perdiéndome el final de la película porque se acabó la cinta. En aquella época y anteriores estaba muy obsesionado con grabar películas en vídeo, en hacerme una buena videoteca. Para mi jubilación, pensaba, pues no, para mi divorcio, cuando esté solo en el apartamento. Estoy convencido de que si viajamos en sueños al futuro solo recordamos lo que nos deja recordar el yo interno. Es una teoría que expongo con amplitud en un capítulo del Loco de Ciudad-fría. La escena de la puerta es claramente de la película. La chica rubia puede ser cualquiera aunque toda la escena parece ser una mezcla de la película de Ford y del viaje a Egipto que acabábamos de realizar o que haríamos un tiempo después. Los elefantes y centauros bien pudieran relacionarse con las esfinges en Egipto. De todas formas hay sueños anotados por ahí sobre extraños animales y extrañas gentes en extraños planetas. No puedo descartar un viaje en sueños a otros planetas o dimensiones, aunque en este caso parece más apropiado relacionarlo con la película y el viaje a Egipto.

Una de las pocas cosas sobre las que tengo certeza, relacionadas con el mundo onírico es que en él viajamos en el tiempo. Yo me propuse viajar al futuro, ver lo que me iba a ocurrir y planificarlo. Si fue así no entiendo porqué no he podido evitar el divorcio, a no ser que haya visto algo que me haya obligado a tomar esa decisión. Todo esto es muy confuso y llegó a obsesionarme durante un tiempo. No se deberían tomar decisiones basándose en escenas o recuerdos oníricos sesgados o muy limitados. Es un error que se paga caro. Es posible que yo lo haya hecho y pagado muy caro. De todas formas algunas decisiones tomadas basándome en esos sueños fueron muy acertadas y tal vez, solo tal vez, he podido cambiar tragedias del futuro tan solo con recordar esos sueños y hablar de ellos. De todas formas ahora ya no me obsesiona esa posibilidad onírica y siempre tomo decisiones de guerrero impecable, en el mundo real, en el momento, y si tengo que tener en cuenta sueños u otras circunstancias, los tomo, pero solo como una pieza más del puzzle.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: