DICCIONARIO CHAMÁNICO VIII

13 06 2015

LETRA B/BRUJERÍA Y CHAMANISMO/CONTINUACIÓN

ENCUENTRO CON EL NORTE

Don Juan le lleva a Guadalajara. Al mediodía. El norte es el mediodía.

Una mujer sale de una tienda y choca con Castaneda. Es alta y esbelta, tiene unos sesenta años. Se disculpa y le pide que le ayude a buscar a su sirviente entre la multitud. Es ensoñadora. El sirviente es Genero, el guerrero de acción. Don Juana regala los paquetes que la mujer ha comprado en la tienda a los niños.

La mujer desaparece entrando en la tienda que no tiene puerta trasera.

Silvio Manuel es pequeño, como un jockey cuando Castaneda le ve a la luz del día. Cuando Castaneda le vio en la casa era de noche. Estaba en la oscuridad y se dejaba devorar por ella, solo dejaba visible su ojo izquierdo, que permanecía abierto y refulgía como el ojo de un felino.

COMENTARIO PERSONAL

Los puntos cardinales solo tienen sentido en el espacio. Cuando éste desaparece solo son puntos en la oscuridad, el norte, el resto de puntos de cardinales los pone nuestra mente. En el mundo cuántico no hay puntos cardinales, solo partículas que ni siquiera ocupan un lugar permanente. Cuando nuestra “atención” está en el mundo físico, en la primera atención, el espacio y el tiempo están indisolublemente unidos, estamos aquí y ahora, no podemos estar aquí y antes, ahora y después al mismo tiempo. En la primera atención vivimos en el tiempo, en el presente, y retrocedemos al pasado con nuestra mente, no con nuestro cuerpo físico. Lo mismo que al proyectarnos al futuro, se proyecta nuestra mente, no nuestro cuerpo físico. El cuerpo físico vive en el presente, en el ahora, y se traslada en el espacio, trasladándose en el tiempo conforme recorre el espacio. En la primera atención, en el mundo físico, las cosas son como son, están inextricablemente unidas al espacio y al tiempo, no podemos percibir nada que no esté en un lugar del espacio y en un momento del tiempo. En el mundo físico los puntos cardinales son lo que son, pero cuando entramos en el mundo cuántico, en otra dimensión, en la segunda atención, todo deja de ser lo que era en el mundo físico. Los puntos cardinales pierden sentido, en la segunda atención son energía, vibración de las partículas, por lo tanto para encontrarlos hay que seguir la naturaleza de la energía, la naturaleza de la vibración de las partículas. Por eso los guerreros son de cada punto cardinal, porque cada uno de ellos tiene una naturaleza distinta, una vibración distinta. Por eso la clasificación que hace don Juan solo tiene sentido en la segunda atención, en otra dimensión, en el mundo físico cada guerrero, cada persona, es un cuerpo situado en un lugar del espacio y un momento del tiempo. Somos diferentes porque tenemos cuerpos físicos diferentes, eso en el mundo físico, pero en la segunda atención, en el mundo cuántico, somos lo que somos porque nuestras partículas vibran en una determinada frecuencia, no porque nuestros cuerpos físicos sean gordos o flacos, tengan una forma y nuestros rostros sean de una determinada manera.

Don Juan elige a sus guerreros por lo que son en la segunda atención no por lo que son en el mundo físico, sus cuerpos no importan, sus vidas cotidianas tampoco, los guerreros son energía y ésta es diferente en cada uno. De esta forma hay guerreros acechadores, si están muy vinculados al mundo físico y son capaces de actuar en él con maestría, son astutos, son grandes actores, poseen el don de saber actuar, de saber engañar y manipular, sus estrategias son muy diferentes del guerrero ensoñador. Éstos están menos vinculados al mundo físico, permanecen más en la segunda atención, se encuentran más a gusto en el mundo onírico. Son más despistados, se manejan peor en la realidad cotidiana, les cuesta actuar como actores puesto que en el mundo onírico, en la segunda atención, no es fácil engañar puesto que no podemos escondernos tras un cuerpo físico, opaco a la mirada, a los sentidos físicos. Sus relaciones interpersonales son difíciles y saldrían perdiendo en las batallas de poder si actuaran como acechadores. Sus poderes nacen de la segunda atención. Fuera del espacio y el tiempo pueden trasladarse al pasado o al futuro, pueden ver lo que va a suceder, lo mismo que un águila, en el cielo, puede ver lo que hay al otro lado de la montaña y en cambio un caminante, a rás de suelo no podría verlo. Cada mundo tiene sus leyes y cada atención sus poderes. Saber qué poderes tienes y cómo utilizarlos es la sabiduría del guerrero, del hombre de conocimiento.

Por eso don Juan ha formado su grupo de aprendices utilizando todas las naturalezas de guerrero, todas las características de cada uno. En cada grupo hay un nagual, en este caso don Juan. El nagual es el guía, el maestro. Su misión es llevar al grupo hacia la libertad absoluta, pasar por el pico del Águila sin ser absorbidos y triturados. Para ello deben crear un doble, a través de la recapitulación. Para ello deben pasar por los agujeros del mundo, las puertas dimensionales. Los grupos de guerreros solo tienen esta misión, servir al grupo para alcanzar la libertad. No se plantean misiones salvíficas, no intentara conducir o salvar a la humanidad, saben que la libertad es una opción personal y el camino del guerrero un camino individual. Los guerreros se juntan en grupos para ayudarse entre ellos, conscientes de que el camino del guerrero solitario es mucho más dificultoso y de que las fuerzas poderosas manejan mejor a un guerrero individual que a un grupo de guerreros.

De alguna forma este tipo de agrupamientos se repite en todo el conocimiento esotérico y en todas las formas de conocimiento que nos han sido transmitidas. En el budismo hay un gurú que enseña a un grupo de discípulos. Entre los grupos esotéricos hay maestros que van formando a los discípulos a través de enseñanzas teóricas y rituales para abrir su consciencia a otras dimensiones. Pero en el chamanismo de don Juan todo esto es muy peculiar, como casi todo. Y los rituales a que son sometidos los guerreros son tan diferentes, creativos e impactantes que a la mayoría de los lectores de los libros de Castaneda se les escapan estas implicaciones, ven solo lo exterior y se quedan con la copla de que estas cosas en el mundo físico no pueden suceder, y así Castaneda es un mentiroso trapacero que se burla de sus lectores, que busca solo llamar la atención o conseguir dinero.

En realidad todas las cosas extravagantes que narra Castaneda en sus libros solo tienen sentido vistas desde la segunda atención, desde el camino del guerrero, del hombre de conocimiento. Así podemos ver cómo Castaneda se siente aterrorizado por Silvio Manuel cuando lo encuentra en plena noche, en una casa a oscuras. Le parece un hombre enorme y terrible. Luego cuando lo ve a plena luz del día se sorprende de que pueda ser tan pequeño como un jockey,un hombre minúsculo por el que seria incomprensible sentir terror. Pero a un guerrero no se le juzga por el cuerpo físico en el mundo físico, sino por su poder de guerrero en la segunda atención, en otras dimensiones. Allí puede tener un poder impresionante y saber utilizarlo. Silvio Manuel actúa sobre la segunda atención de Castaneda, mueve su punto de encaje para que pueda percibirle en la segunda atención, en ella es un poderoso guerrero, un hombre grande y terrible. Utiliza su ojo, su mirada, para fijar su atención y de esta forma está en su mente, actúa sobre su cuerpo astral, su cuerpo energético. Lo mismo que en el mundo de los sueños podemos hacer cosas inexplicables en el mundo físico, cuando movemos el punto de encaje de otra persona lo trasladamos a otro mundo, donde nosotros somos los guerreros y él un simple aprendiz timorato y aterrorizado. De esta forma Silvio Manuel consigue un terrible impacto sobre Castaneda en la casa.

Todas las iniciaciones chamánicas ocurren en la segunda atención, donde un hombre físicamente tan diminuto como Silvio Manuel se convierte en un guerrero poderoso, donde una mujer enseñadora cambia el punto de encaje de Castaneda al chocar con él y en la segunda atención desaparece de una tienda donde no hay puerta trasera. Es como si pretendiéramos explicar lo que nos sucede en los sueños utilizando parámetros del mundo físico. No tendría sentido. En el mundo físico nadie desaparece a través de las paredes o se convierte en un hombre enorme, como un oso, si es un hombre diminuto.

En una de las iniciaciones más impresionantes que sufre Castaneda, Genero le muestra cómo se traslada sobre las piedras de un río dando saltos impresionantes y luego salta desde lo alto a un abismo impresionante, como si volara. Castaneda se queda aterrorizado porque estas cosas en el mundo físico son imposibles, nadie puede volar o dar saltos increíbles o desaparecer de una tienda sin puertas traseras sin que él lo vea salir por la puerta delantera. En el mundo físico nadie crece en estatura hasta transformarse en un gigante o mirar con ojos de felino. Las leyes del mundo físico son las que son. Por eso resulta tan ridículo las interpretaciones que algunos lectores sin conocimientos hacen de estos temas en sus comentarios. Es imposible que por muchas drogas que tomes o por muchas iniciaciones que sufras puedas volar, dar saltos increíbles, atravesar paredes, etc. Pero sí puedes cambiar el punto de encaje de otra persona, traerle a la segunda atención donde tú estás y en ella actuar con las leyes que rigen ese mundo dimensional, donde puedes saltar, volar, atravesar paredes, lo mismo que haces en los sueños, lo que sí puedes hacer con el cuerpo astral o energético, aunque no con el cuerpo físico.

Todos los guerreros colaboran de alguna manera en las iniciaciones que sufre Castaneda, como aprendiz de don Juan, aunque éste le inicia en solitario al principio, utilizando el peyote o la hierba del diablo, luego moviendo su punto de encaje con el conocido e increíble golpe en la espalda que le da con su mano. Le enseña a moverse en los sueños, el arte de ensoñar, le enseña el arte de acechar. Pero son las iniciaciones en grupo las que le permitirán acceder a elevados estados de percepción, de consciencia. En las iniciaciones esotéricas se ritualizan estas verdades y estas experiencias, se hace teatro para que el neófito pueda visualizar lo que se le intenta enseñar y a través de los impactos de las mismas se le saca de la percepción habitual en el mundo físico para que su segunda atención, su intuición, su mente, se proyecten a otros mundos, a otras dimensiones paralelas.

Las iniciaciones chamánicas de don Juan son tan llamativas porque se producen en una cultura concreta y en una filosofía concreta del conocimiento. La importancia que en ella se da al grupo de guerreros es única en las filosofías esotéricas, al menos yo no he encontrado nada parecido. No se busca la liberación individual, el nirvana de un yogui concreto, se busca que un grupo entero de guerreros se libere, atraviese las puertas dimensionales, sea respetado por el Aguila y alcance la libertad absoluta, o dicho en terminología budista, el nirvana o el samadi. Los libros de Castaneda son tan amenos, como auténticas novelas, porque estas iniciaciones, porque este caminar conjunto del grupo de guerreros se parece mucho a una historia de extrañas batallas con fuerzas poderosas, al misterio detectivesco que el detective intenta desentrañar, más con su intuición que con su lógica. Pueden ser leídas como novelas y son impresionantes, pero si se leen como iniciaciones de un hombre de conocimiento, de un guerrero, son aún más impresionantes.

Don Juan elige a Castaneda para comandar un segundo grupo de guerreros, cree que es un nagual, aunque luego descubrirá que es un nagual muy peculiar. Todo lo que hace es para iniciarle ya prepararle como nagual o guía de este segundo grupo. Don Juan desaparecerá con el suyo y le dejará a Castaneda solo y turbado ante lo que se le viene encima. En el budismo se dice que cuando el discípulo está preparado aparece el maestro. En realidad también ocurre al revés, cuando el maestro está preparado le llegan los discípulos. Si realmente lo está, si es un nagual desarrollado, como en el caso de don Juan o de otros naguales de los que se habla en los libros de Castaneda, los guerreros irán apareciendo como por arte de magia y será cosa suya descubrir si son acechadores, ensoñadores, del norte, el sur, el este o el oeste, si son propios, si son eruditos…Con ellos formará su propio grupo y comenzará el trabajo de iniciación de cada uno de ellos y luego el trabajo conjunto de liberación. Porque esa es su única meta. En esto también hay diferencias con otros grupos esotéricos o con el budismo u otras formas de conocimiento ancestrales. El chamanismo no pretende salvar a la humanidad de nada, puesto que solo sería posible si se pudiera cambiar el punto de encaje de toda la humanidad, a la vez, y comenzar su iniciación en la segunda y tercera atención. Como esto es imposible, se limitan a trabajar en grupos y a conseguir la libertad absoluta para cada grupo. En el chamanismo no existe la redención salvífica de la humanidad, el sacrificio personal para salvar al grupo. De alguna manera se podría decir que la vida de Buda o la muerte en la cruz de Jesucristo son actos chamánicos impresionantes que consiguen cambiar el punto de encaje de multitudes a lo largo de la historia, pero sus efectos, como hemos visto a lo largo de la historia, son cada vez más limitados conforme se alejan del punto en que ocurrieron. Es cierto que un poderoso nagual, un maestro espiritual, un gurú, pueden poner en juego fuerzas poderosas que cambien el destino de civilizaciones enteras, de planetas enteros, pero siempre hay un obstáculo insalvable,la libertad. Todos somos libres y por tanto podemos elegir nuestro camino. El camino profético, redentor, salvífico, que intenta iniciar y liberar a grupos tan enormes como pueblos enteros, naciones, civilizaciones, planetas, siempre se encuentra con el gran obstáculo de la libertad individual. Es un camino solo al alcance de maestros espirituales muy elevados. El resto se conforma con formar pequeños grupos iniciáticos, como en el caso del esoterismo o del chamanismo.

La brujería y la iniciación chamánica, el camino del guerrero, el camino del conocimiento es muy llamativo, pero no por eso menos efectivo. El apoyo del grupo de guerreros es único y muy atractivo para un discípulo, para quienes hemos tenido que caminar en solitario, sufriendo todo tipo de asechanzas, débiles, inmaduros, más en mi caso como enfermo mental.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: