TODO SOBRE EL ENFERMO MENTAL (PRESENTACIÓN)

27 06 2015

Las estadísticas no engañan, al menos un cincuenta por ciento de los visitantes del blog lo hacen buscando soluciones a problemas con enfermos mentales. Sin duda el texto más visitado, casi un 50% de visitas diarias, es el titulado “Cómo tratar a un enfermo mental”. La necesidad de conocer al enfermo mental,y sobre todo cómo tratarle, hace que me plantee crear esta sección específica en el blog, consciente de que muchos se pierden buscando textos relacionados que están bajo diferentes etiquetas y categorías en el blog. Aquí agruparé las series de textos tituladas “Cómo tratar al enfermo mental”, “Conociendo y queriendo al enfermo mental” y todo lo relacionado con el tema, un tema complejo, delicado y muy duro de aceptar para algunas personas. Tal vez mi “Diario de un enfermo mental” y sobre todo “Diario de un enfermo mental, el gran secreto de mi vida” van a resultar muy difíciles de asimilar para algunos lectores y harán mucha pupa en determinadas sensibilidades. No pido perdón por anticipado, no pido disculpas, no pido nada, ni tampoco doy nada. Esto es lo que hay. Como me decían de pequeño: “Esto son lentejas, si quieres las comes y si no las dejas”. La vida me ha llevado hasta donde estoy, una situación ideal para que un enfermo mental cuente su enfermedad desde dentro, sin secretos, sin miedos, sin dudas, sin remordimientos, sin angustia, sin temor a las consecuencias. Ya no tengo nada que perder y por lo tanto todo lo que me suceda de ahora en adelante serán ganancias. Los enfermos mentales tal vez seamos el último colectivo en salir del armario, eso ya de por sí indica lo delicado de nuestra situación y lo difícil que es para la sociedad nuestra existencia. Es por ello que salgo del armario y doy un portazo, ya nunca regresaré a él. Ha llevado tiempo,mucho sufrimiento y mucho sacrificio conseguir que los homosexuales, por ejemplo, salieran del armario y reivindicaran sus derechos, el matrimonio sin duda ha sido uno de sus grandes logros. Los “di-capacitados” también están ahí, en la lucha, lo mismo que los enfermos con enfermedades “raras” o muy poco frecuentes, o los enfermos de Alzheimer, enfermedades degenerativas, y unos cuantos colectivos más que no voy a mencionar porque esto no es una lista.Sin embargo los enfermos mentales aún continuamos encerrados en el armario, aunque yo prefiero decir que seguimos en las cloacas, entre la basura, los desechos, la mierda, sin pedir perdón, las ratas…Somos la hez de la hez, los monstruos, los incomprendidos, las malas personas, los canallas…

Lo siento, pero ha llegado el momento en que salgamos del armario, nos demos a conocer, defendamos nuestros derechos y nuestra naturaleza bondadosa, no somos monstruos, no somos bestias feroces, no somos asesinos en serie, no somos mentirosos, manipuladores, agresivos, inadaptados “per se”. Nuestra enfermedad nos ha jugado la mala pasada de ponernos la peor de las máscaras, la máscara del horror, de la maldad. Entre nosotros hay malas personas, pero no creo que más que entre los “otros”, los “normales”, también existe el mal y lo peor de la naturaleza humana. No en vano somos igual que el resto de personas, de seres humanos, solo que además sufrimos una enfermedad. No pedimos mejor trato que el resto, no pedimos compasión, no pedimos palabras amables, no queremos sonrisas hipócritas, no vamos a proclamar nuestro sufrimiento con megáfonos por las calles, pero sí vamos a defender nuestros derechos.

Yo no tengo poder notarial para representar a mis hermanos, pero sí tengo derecho, como enfermo mental, a decir lo que pienso, la Constitución española me ampara, la carta de los derechos fundamentales de la persona de la ONU me ampara, mi dignidad como ser humano, la dignidad de la chispa divina que late en mi interior me hace digno de ser escuchado y visto a la luz del día, no en cloacas infectas. Pediré perdón y no buscaré que me pidan perdón a mí. Estoy aquí, desnudo, en la plaza pública, enseñando mis vergüenzas a todo el mundo. Ya no regresaré al armario, ya no volveré a las cloacas, ya no llevaré máscaras en los carnavales sociales. Aquí estoy, soy como soy y no me avergüenzo de ello. Quien me quiera aceptar como soy que me acepte y quien no quiera aceptarme como soy, que no me acepte de ninguna otra manera.

Los últimos serán los primeros. No queremos ser los primeros en ninguna cola, solo que no se mire para otra parte cuando aparecemos en ella. Tenemos derecho a que se trate nuestra enfermedad, conscientes de que el cariño es la mejor terapia y que no podemos pedirlo, si no se nos quiere dar, solo darlo nosotros antes. Tenemos derecho al trabajo digno, a ser útiles a la sociedad, a ser escuchados en los organismos sociales, a dar nuestro voto a quien nos comprenda y haga algo por nosotros. Desde aquí, en estos tiempos extraños que corren, y antes de las elecciones, yo pido el voto de todos los enfermos mentales para aquellos (mejor si hubiera listas libres y que no se amparara bajo siglas a personas que no merecen el respeto de nadie) que hablen con nosotros, que nos quieran conocer, que nos acepten como somos, que hagan algo por mejorara nuestras vidas. Si no nos han hecho caso hasta ahora, porque nos consideran tontos, incapaces, manejables, tan poco numerosos que no merece la pena una campaña expresa para pedir nuestro voto, para estrechar nuestras manos, desde aquí digo que somos inteligentes, como el que más, que somos libres y responsables,que somos muchos, si todos saliéramos del armario, las calles se colapsarían y todos nosotros, cada uno de nosotros, podemos votar a quien nos quiera y haga que nuestras vidas sean más llevaderas. Ya se lo pueden ir pensando.

Me llevará un tiempo ordenar y organizar todos los textos, no obstante los lectores interesados pueden ir centrando sus pesquisas sobre la enfermedad mental y el enfermo mental en esta sección.

QUE LA PAZ PROFUNDA SEA CON TODOS, ESPECIALMENTE CON MIS HERMANOS, LOS ENFERMOS MENTALES.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: