LA LEY DE LOS TRES CÍRCULOS II (ESTRUCTURA)

18 09 2015

LA LEY DE LOS TRES CÍRCULOS II

ESTRUCTURA

Como es arriba es abajo, dice el kybalión. Esta ley básica del universo nos permite asomarnos a los otros planos o dimensiones y hacernos una idea de lo que nos vamos a encontrar. Teniendo en cuenta que todo brotó de un núcleo, de un centro, del círculo central de la divinidad, de la Trinidad, y que conforme ha ido descendiendo todo se ha ido dividiendo y ha ido perdiendo perfección y divinidad nos haremos una idea de cómo tiene que ser el retorno.

Somos seres multidimensionales y por lo tanto vamos a tener que compactar y unificar nuestras diferentes vidas dimensionales, nuestras diferentes personalidades para lograr ir ascendiendo. En ese largo camino, que el libro de Urantia llama acertadamente Viajeros del tiempo, la ayuda, el apoyo, el amor de los demás será esencial. Algo que aprenderemos en ese camino, antes o después, es que no se puede ascender solo, desde lo alto los maestros nos echarán una mano y formarán sus propios círculos, del discipulado, de los iniciados, y entre nosotros esa unión será siempre en forma de círculos, irá desde el primer círculo, el círculo de nuestros seres queridos, hasta los círculos exteriores, aspirantes a ser llamados al primer círculo. Se podría decir que somos como átomos, rodeados de electrones y aspirando a la fusión, con cada persona que admitamos al primer círculo nos llegarán también las personas que él tiene en el suyo, y así hasta que, siguiendo el camino, nos convirtamos en dioses con universos propios, pero ni aún así hemos llegado a la meta, ésta no llegará hasta ser admitidos en el círculo de la divinidad, en el círculo de personalidades del Padre, en el círculo del Hijo creador, en el círculo de la Madre universal o Espíritu Santo.

El entramado es infinito e infinitamente complejo, no estamos solos, estamos unidos al Todo, y eso tiene dos aspectos, el positivo, nunca estaremos solos y estamos rodeados por el Amor como una gota de agua en un océano, pero tiene también un aspecto terrible, no podemos elegir mal, a pesar de que seamos libres, porque nuestras elecciones van a afectar a todos, especialmente a los seres queridos del primer círculo. No podemos hundirnos en la desesperación sin arrastrar a los demás, elegir el mal sin que éste se transmita a los demás a través de los círculos comunicantes, no podemos retrasarnos sin retrasar a todo el mundo. Es por eso que la presión que se ejercerá sobre nosotros será terrible e infernal. Si amamos nos sumergiremos en un océano de amor, si odiamos el círculo se convertirá en un círculo infernal. Nosotros, los enfermos mentales, tenemos que preocuparnos seriamente de nuestros círculos, actuales y pasados, de nuestras vidas en otras dimensiones y de nuestras vidas pasadas, hay algo muy malo, algo que falló y el alma ya no puede alimentarse de felicidad, esa enfermedad se ha transmitido al resto de los cuerpos y especialmente ha dañado al cuerpo emocional y al cuerpo mental. Poner orden en nuestras vidas significa poder orden en nuestro ser dimensional, en todas y cada una de nuestras vidas dimensionales y en todas y cada una de nuestras personalidades y después ir revisando nuestros círculos, haciendo más sólidas las relaciones del primer círculo y atrayendo a más y más personas de los otros círculos, porque como hijos de Dios nuestra aspiración es a la fusión del Amor y no a la disgregación de la nada y el vacío.

LA LEY DE LOS TRES CÍRCULOS EN EL PLANO ASTRAL

Recordemos, como es arriba es abajo, y como es abajo es arriba. Esta ley nos indica que las cosas en el plano astral no pueden ser muy diferentes a cómo son en el plano físico, no obstante ello tienen que acomodarse necesariamente a las leyes que rigen la dimensión astral. Tenemos que recordar que conforme ascendemos nos acercamos a la divinidad y a la perfección. Sed perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto, dice el evangelio. Al ascender todo está más evolucionado, es más perfecto. El cuerpo astral se acerca más a la energía que a la materia, las fuerzas de la disgregación y la erosión, las fuerzas del tiempo, le afectan menos. La ley de los tres círculos no puede funcionar aquí igual que en el mundo físico, aunque en esencia sea la misma ley.

En la dimensión astral no existe el espacio y el tiempo, por lo tanto los grandes obstáculos que nos limitan en el plano físico, impidiendo el funcionamiento de los círculos, en el plano astral estos obstáculos desaparecen, lo que nos facilita enormemente la relación con los seres queridos del primer círculo y la atracción de otras personas a ese círculo desde los círculos exteriores. Ahora bien, no olvidemos que el universo es ying y yang, es luz y noche, es femenino y masculino y que todo tiene una doble cara, en este caso también hay una cara negativa junto a la positiva.

La facilidad para la relación tiene también su lado negativo. Al contrario de lo que sucede en la dimensión física, donde los círculos son claros y están bien trazados y hay mucho tiempo para que alguien a quien acabamos de conocer hoy llegue a formar parte del primer círculo, en la dimensión astral se puede decir que los conocimientos son instantáneos, un pensamiento nos lleva a una persona desconocida, el contacto mental lleva a la comunicación de pensamientos, emociones y con ellos va nuestra personalidad y nuestro pasado. La respuesta es más inmediata, el otro nos rechaza porque nuestra personalidad le repele, nos acepta con la condición de una mejor comunicación posterior o se produce el flechazo astral, mucho más intenso y profundo que el flechazo físico. La aceptación y la fusión en el plano astral puede ser realmente deliciosa, inimaginable para los que caminamos en el mundo físico. Me recuerda la famosa escena de la película Cocoon en la que los extraterrestres salían de sus cuerpos físicos en la piscina y se fusionaban con el protagonista, bueno creo que era la mujer pero en otra escena todos se fusionaban con todos. Algo así sucede en el plano astral por lo que como comprenderán la ley de los tres círculos no puede funcionar igual que en el plano físico, todo es mucho más rápido, más intenso, más profundo y más visceral, digámoslo así.

Además bien pudiera ocurrir que nuestros seres queridos ya fallecidos, bien se hayan encarnado en otros cuerpos -lo que no les impedirá reconocernos- o bien estén aún en el estado intermedio, recuperándose de una muerte, antes de reencarnar, bien podrían acceder al plano astral y relacionarse con nosotros. De hecho la aparición en sueños de nuestros seres queridos fallecidos no es otra cosa. Digamos que los círculos en el plano astral son más amplios, las familias son más numerosas, lo mismo que los amigos y los conocidos. Si consideramos que el plano onírico y el astral son lo mismo, aunque no lo sean, y si nos hacemos conscientes de cómo funcionamos en sueños, nos haremos una idea de cómo son las cosas en el plano astral. Los conocidos nos pueden visitar en sueños y un intercambio de información, de pensamientos, de emociones, que en el plano físico tardaría mucho tiempo y sería muy trabajosa y sacrificada -porque todos sabemos lo mucho que nos cuesta abrirnos a los demás- en el plano onírico puede ser mucho más rápida e intensa. Pero también funciona al revés, las rupturas, las expulsiones del primer círculo, los odios, son mucho más feroces y terribles. Muchas pesadillas proceden de ahí, de personas que hemos arrojado al tercer círculo o incluso al cuarto, el infernal, el círculo del odio eterno, y que nos visitan en sueños para mostrarnos su odio, lo mismo que por otro lado hacemos nosotros con ellos.

La integración de nuestra vida onírica en nuestra vida física es necesaria, imprescindible, Don Juan se lo dice así a Castaneda, un guerrero tiene que aspirar a que no haya abismo, ruptura entre su vida onírica y su vida de vigilia, puesto que las dos son reales. En otro momento le dice también que estamos acostumbrados a ver el mundo de los sueños como signos a clarificar, como metáforas a interpretar, pero no es así, el mundo de los sueños es real, es una auténtica vida y lo mismo que en nuestra vida física no consentiríamos recordar solo cuatro horas y el resto que se perdieran por un agujero de la memoria, lo que estamos haciendo, dejar que ocho horas o más, todos los días de nuestras vidas, se pierdan por el agujero de la memoria es imperdonable y desde luego que afecta y muy seriamente a nuestra personalidad. Don Juan le enseña a Castaneda a ensoñar despierto, como él dice, aunque también se podría decir al revés, a recordar los sueños en la vida cotidiana, a soñaar despierto y a vivir despierto soñando. No puede haber fisuras en nuestra personalidad o por ella se va a colar todo lo maléfico, todas las patologías, los enfermos mentales menos que el resto, por estas fisuras se cuelan auténticos monstruos. Una de las características de los maestros espirituales es que su personalidad está integrada, son seres multidimensionales pero no existe la menor fisura entre sus personalidades y sus círculos son perfectos, puesto que son plenamente conscientes de quiénes están en ellos y su relación es clara y profunda.

Si supiéramos cómo influye nuestra vida onírica o astral o el resto de nuestras vidas dimensionales en la vida física que llevamos, desearíamos ser conscientes de las otras vidas para tomar decisiones integradas. Lo mismo ocurre en el mundo físico, por muy doloroso que nos pueda resultar, tomar decisiones referidas a otras personas, conociendo sus pensamientos verdaderos, sus emociones, y no solo sus palabras y lo que nos quieren dar a entender, sería muy, muy clarificador. Muchas de las relaciones que tenemos en los diferentes círculos, son falsas, se basan en la mentira y en la manipulación. Todos sabemos que es así porque hemos sorprendido a personas que creíamos nos tenían un gran afecto poniéndonos a caer de un burro delante de otras personas o esas personas nos han comentado que fulanito dijo de nosotros… ¡Cómo es posible! Nos preguntamos y con razón. ¿Tan equivocados estamos? Pues sí, la fisura con el resto de nuestras vidas nos impide saber, por ejemplo, que cierta persona de nuestro primer círculo nos odia, siente envidia o tiene un concepto terrible de nosotros. Eso, si no hubiera fisura con el mundo de los sueños o con el plano astral, no sería posible, porque en estos planos no se pueden ocultar las emociones, los pensamientos, todos sabemos todo de todos o casi todo porque tampoco es que vayamos absolutamente desnudos, como en el jardín del Edén, el paraíso terrenal, una buena metáfora de las otras dimensiones. En sueños, en el plano astral también podemos vestirnos con nuestra mente y no solo literalmente, poner la imagen de un vestido sobre nuestros cuerpos desnudos, también podemos bloquear nuestra mente para que no entren en ella o comunicar imágenes, pensamientos y emociones vestidos, pero eso lo veremos al tratar más detalladamente de la ley de los tres círculos en estos planos. Ahora, de momento, nos sirve para hacernos una idea de cómo está funcionando la ley de los tres círculos en cada plano.

Cuando demos un repaso a las diferentes dimensiones regresaremos a la física para ver todo el entramado, pero esta vez con ejemplos prácticos, de nuestras vidas cotidianas que nos permitirán ver de forma plástica el funcionamiento de esta ley. El entramado social de círculos puede ser un auténtico laberinto, y de hecho lo es, por eso la visión de las relaciones sociales como una auténtica selva no anda descaminada. Vamos a dejarlo aquí mientras dejamos que vaya calando en nuestra consciencia la gran verdad de la teoría de la vinculación de Milarepa, no estamos solos, todos estamos unidos y todos aspiramos a la fusión con el Todo. A partir de aquí nuestras vidas se irán clarificando y descubriremos que aquello que creíamos producto de la mala suerte o de la dureza de la vida o del mal de ojo no deja de ser una consecuencia lógica de esta unión que mantenemos con el resto a través de los tres círculos.

QUE LA PAZ PROFUNDA OS ACOMPAÑE SIEMPRE EN EL CAMINO.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: