CÓMO COMBATIR LA DEPRESIÓN

7 02 2016

TÉCNICAS ROSACRUCES PARA EL VIVIR COTIDIANO

mujer-felizghjk.jpg

CÓMO COMBATIR LA DEPRESIÓN

Una de las cosas que más me gustaban de las monografías y folletos rosacruces era su modernidad, su claridad expositiva y su pragmatismo. No es fácil que aceptemos que algo nos puede curar si nuestra mente lo rechaza por falta de lógica, por confuso e insostenible. Como vimos en los textos dedicados a los diferentes cuerpos, unos dentro de otros, como las muñecas rusas, hay una clara jerarquía de cuerpos y saltársela a la torera solo crea desarmonía y bloqueo en nuestra psiquis.El cuerpo emocional no puede estar por encima del cuerpo mental porque al quebrar la jerarquía de cuerpos estamos quebrando las leyes cósmicas. Muchas veces creemos que determinadas emociones, tales como la fe, la esperanza, la confianza, van a superar cualquier contradicción que perciba nuestro cuerpo mental y acabaremos creyendo a pies juntillas, teniendo fe, en determinados remedios que solo son aceptables desde la pura emotividad porque no hay en ellos el menor ápice de lógica y racionalidad. Creer que el cuerpo emocional se va a imponer al cuerpo mental sin pagar un precio y un alto precio es ser muy ingenuos. Por eso cualquier forma de combatir la depresión, cualquier terapia que emprendamos, deberá tener la aprobación del cuerpo mental antes de que el cuerpo mental la acepte dando saltos de alegría. Es cierto que hay determinadas emociones, sentimientos, capacidades mentales, que conforman más el cuerpo causal o alma que los demás cuerpos. Así al mismo tiempo que la fe, la esperanza, la confianza, son emociones, también son cualidades del alma, por lo que habría que diferenciar, por ejemplo, lo que es la fe-emoción, de lo que es la fe-certeza-espiritual, una cualidad del alma. Las cualidades del alma son superiores a las de los otros cuerpos que le siguen en jerarquía. La fe espiritual es superior a la lógica del cuerpo mental y a la confianza del cuerpo emocional, lo mismo que el conocimiento espiritual del alma es superior incluso a la intuición de la mente, no digamos ya a su lógica y racionalidad.

Para combatir una enfermedad, en este caso la depresión, nuestro cuerpo mental debe saber contra qué esta combatiendo, solo así la emotividad del cuerpo emocional tendrá un sentido. Y si estamos hablando de enfermedades del alma, como es el caso de la depresión, deberemos tener muy en cuenta al cuerpo causal. Voy a enfocar la cura de la depresión desde varias perspectivas distintas, aunque basándome fundamentalmente en el folleto rosacruz. ¿Qué es la depresión para el yoga mental, para la filosofía chamánica de Castaneda, qué es la enfermedad para el curso de milagros, qué podemos hacer contra las supuestas leyes físicas que son implacables y solo pueden ser torcidas con un auténtico milagro?

En los puntos de reflexión del folleto rosacruz se articulan los siguientes puntos:

depre

-La depresión es uno de los trastornos más comunes de la humanidad. Es un adormecimiento de la vitalidad emocional, mental y físicamente.

Desde la perspectiva del yoga mental podríamos decir que en la depresión se juntan el agotamiento o adormecimiento del cuerpo físico, del cuerpo emocional y del cuerpo mental. Es por eso que las terapias deben dirigirse a todos estos cuerpos y no solo a uno. El cuerpo físico puede necesitar descanso, sueño (uno de los remedios contra la depresión, en mi caso probaron la cura del sueño contra una grave depresión en mi juventud), alimento, aire puro, naturaleza, etc. El cuerpo emocional puede necesitar un alejamiento, un bloqueo de aquello que nos está generando estrés y angustia, bien sean personas, lugares, problemas cotidianos…y el cuerpo mental puede necesitar calmar el bullicio que hay en su interior, bloquear las ideas obsesivo-compulsivas, las manías, el bucle que se ha generado al reflexionar sobre un problema de la vida al que no encontramos solución y cuanto más pensamos en él menos solución vemos y más nos deprimimos y nos angustiamos hasta terminar completamente agotados, sin una pizca de energía. Pero hay depresiones en las que también está afectado el cuerpo causal o alma, enfermedades del alma, generadas por la falta de alimento del cuerpo causal que como sabemos solo se alimenta de felicidad. Llevamos una vida asfixiante, llena de tristeza, sin alicientes, sin esperanzas, en la que se van acumulando día a día más y más problemas que no solucionamos y se van intensificando más y más. No nos paramos ni un instante para dar de comer al cuerpo causal, para darle un poco de felicidad, una pizca, lo que sea, pero algo. Nos negamos toda felicidad, tal vez pensando que la causa de nuestros problemas actuales es nuestra y por lo tanto debemos pagar por ello, debemos castigarnos, colocarnos cilicios en cada parte de nuestros cuerpos y sufrir y sufrir hasta la extenuación…

castaneda

Desde la filosofía chamánica la depresión sería una falta de “poder” es decir de energía. Un guerrero sabe cómo conseguir poder a través de sus batallas de poder, a través del arte de acechar, que evita que los demás nos vampiricen la energía, y del arte de ensoñar que recarga nuestro cuerpo de luz. A este respecto Yogananda decía que a través del sueño profundo podemos conseguir lo que él llamaba “vitatrones” partículas de otra dimensión que son las que conforman nuestra vitalidad. Para un guerrero impecable la depresión es una falta de poder, es dejarse llevar por la tristeza, algo que nunca puede permitirse puesto que busca la libertad como meta final y la tristeza no es libertad. Un guerrero sabe que en las batallas de poder puede serle arrebatado parte de su poder, ser vampirizado, por eso utiliza el arte de acechar, no se deja enredar con los chantajes y manipulaciones, con lo que yo llamo farsas de control, siguiendo a James Redfiel, y que están en otra sección de este blog. Ante las estrategias vampíricas de los demás, que pretenden arrebatarle su poder, utiliza su maestría en el arte de acechar, creando fantásticas escenificaciones en la que su maestría en la representación desconcierta a sus enemigos que pretenden vampirizarle.

En el curso de milagros se habla de que la enfermedad es la mentira y por lo tanto solo se puede salir de ella con la verdad. La enfermedad es mentira porque solo ocurre a seres individuales y la individualidad es mentira puesto que todos formamos parte de un Todo, de la divinidad, de la globalidad. Si estamos enfermos es porque nos hemos hundido en la mentira, creyéndonos seres individuales, buscando el egoísmo que cimente nuestro yo individual, dejándonos llevar por el apego que es solo una meta del individuo. Si nos volvemos a la verdad, si somos conscientes de que en nuestro interior hay una chispa divina, de que formamos parte de la divinidad, del cuerpo de Cristo, como dicen los católicos, de que todos estamos vinculados a través del amor, la enfermedad no sería posible. Por lo tanto tenemos que traer a nuestras vidas la verdad sobre nosotros, sobre los demás, sobre la vida, y tenemos que vincularnos con todos a través del amor. Quienes consideren que pensar que el amor lo cura todo es una tontería ya están instalando la enfermedad en sus vidas, puesto que antes o después la falta de vinculación afectiva con los demás creará las condiciones para la enfermedad mental, emocional y física.

drogas

-El folleto habla de sustancias que pueden generar desajustes en nuestros cuerpos llevándonos a la depresión. Una mala alimentación, falta de aire puro y sustancias excitantes o dopantes, cafeína, tabaco, alcohol, drogas. El efecto de estas sustancias es muy limitado en el tiempo y cuando se acaba caemos desde lo alto de un rascacielos a velocidad de vértigo. La depresión puede ser de aúpa.

-El ciclo diario de actividad, alimentación y descanso debe ser respetado. Hay biorritmos que deben ser respetados o sufriremos las consecuencias.  Necesitamos actividad física, buena alimentación, descanso regular, sueño. No podemos salir de una depresión si seguimos haciendo todo lo que nos ha llevado a ella. Si no hacemos deporte, si no damos actividad al cuerpo físico no podremos en marcha las hormonas que necesitamos para sentirnos bien, el cuerpo se carga de toxinas. Si no dormimos bien, dormimos poco y de forma poco regular, el agotamiento mental y emocional será insufrible. Si comemos mal, si no le damos al cuerpo todo lo que necesita y de forma regular, el cuerpo se resiente.  En el folleto se dice que el agotamiento emocional no se recupera con más horas de sueño,al contrario, empeora. Esto quiere decir que si hemos dormido las ocho horas necesarias y seguimos forzándonos a dormir más en lugar de buscar una actividad que nos aleje del agotamiento emocional, del despliegue constante y con una intensidad desmesurada de nuestras emociones, vamos a precipitarnos aún más en el bucle. Es cierto que en el sueño profundo conseguimos los vitatrones de Yogananda, pero no podremos entrar en el sueño profundo si dedicamos demasiadas horas al sueño superficial.

-Saber que no podemos estar todo el día activos al cien por cien, sin descansar es importante, darse un descanso para comer, una pequeña siesta, es necesario para no quemar toda la energía disponible para todo el día.

-El folleto habla de la meditación como una forma maravillosa de recargarnos de energía y de terminar con la depresión. Como hemos visto estamos vinculados entre nosotros en un Todo divino, la meditación nos permite hacernos conscientes de esa vinculación y dar y recibir amor, el alimento de nuestro cuerpo causal, de nuestra alma.

-También habla de esa falsa magia que algunos emplean para intentar salir de su depresión. Creen que el beso de un príncipe despertará a la princesa de su sueño, que el beso de una princesa transformará al sapo en príncipe. Mientras esperan y esperan sin hacer nada su vitalidad va muriendo y cuando estén hundidos en el abismo de la depresión no habrá princesa o príncipe que pueda rescatarnos. Pensar en positivo es importante pero confiar en falsas magias no lo es. Si no hacemos nada para alimentar a nuestros cuerpos, al físico, al emocional, al mental, al causal por mucho que soñemos en príncipes y princesas nunca saldremos de la depresión.

El folleto habla de la necesidad de rutina en las tareas cotidianas. El desorden es típico de la depresión, por eso refugiarnos en un programa rutinario de actividad nos evitará la hemorragia de energía que supone decidir si hoy vamos a hacer esto o lo vamos a dejar porque estamos muy deprimidos y agotados. Cada día seguimos la rutina programada, sin plantearnos si estamos demasiado deprimidos para hacerlo.

-Todo sentimiento de culpabilidad, de autocensura, de duda, aumenta la depresión. Como vimos en el arte de la creación mental, si mandamos mensajes negativos al Cósmico, a la Mente universal, a través de ese globito al que hemos atado el mensaje la respuesta solo puede ser negativa.

-Salir de estados de ánimo depresivos es uno de los punto de partida más comunes para los estudiantes del dominio personal, para los iniciados, para los guerreros impecables. Es una piedra de toque para saber si estamos en el camino del dominio de nosotros mismos, en el camino de la iniciación a las grandes verdades de la vida, en el camino del guerrero, o solo somos mendigos que siguen extendiendo su mano para que sean los demás los que les saquen las castañas del fuego.

-¿Es la depresión un miedo egoísta que el ego tiene del Ser Superior? Esta pregunta que se hace el folleto es realmente la base, la raíz de nuestras depresiones. Tenemos miedo a abdicar de nuestro ego individual, a desapegarnos de personas y cosas, a vincularnos con la totalidad, a que nuestra chispa divina se una a todas las otras chispas, a la divinidad, al Todo. En este miedo a desprendernos de nuestro caparazón de individuos está la causa de la depresión, por eso una de las actividades que mejor curan una depresión es la entrega generosa a los demás, mientras nos preocupamos por ellos, mientras les ayudamos, nuestros problemas personales se relativizan, al darles amor estamos abriendo el grifo que nos llenará de amor.

-Nadie es enfrentado a un problema que no puede resolver. Uno es responsable de descubrir y aplicar los recursos que existen en el interior y que son necesarios para superar el problema. Esta frase del folleto es muy importante. Muchas veces nos deprimimos porque pensamos que el destino o quien sea, o malas personas, nos han echado encima problemas que no podemos resolver, que nos superan. No es cierto todos y cada uno de nuestros problemas es el adecuado  para hacernos evolucionar espiritualmente, lo mismo que un maestro no aparece hasta que el discípulo está preparado, un problema no se presenta si no estamos preparados para enfrentarlo, para aprender la lección, para evolucionar. Mi experiencia personal me dice que cuando creía no poder superar ciertas tragedias en mi vida ha ocurrido algo, a veces un milagro, que me ha ayudado a encontrar salidas al laberinto. Lo que se nos pide es que busquemos en nuestro interior la respuesta, no que nos liemos a manotazos con quien intenta salvarnos, como hacen las personas que se ahogan. Con el tiempo uno comprende que ciertas tragedias personales han supuesto un increíble paso evolutivo, una ascensión espiritual casi milagrosa que no se podría haber dado de otra forma.

miedo al conocimiento

CÓMO ENFRENTA LA DEPRESIÓN UN GUERRERO IMPECABLE

Para mí ha sido la filosofía que más me ha ayudado a superar las depresiones. Hacer lo que tengo que hacer cuando tengo que hacerlo ha sido algo mágico. No importa cómo esté, no importa que la depresión me tenga postrado en el lecho del dolor, completamente agotado, no importa que desee morir,que piense en el suicidio, sigo haciendo lo que tengo que hacer y con el tiempo descubro que he salido de la depresión sin hacer sonar campanillas a mi paso. Un guerrero impecable enfrenta la depresión sabiendo que debe armonizar el terror de ser hombre con el milagro de serlo. Agradecidos por el don de estar vivos nos enfrentamos al terror de ser personas en un universo terrible y devastador.

La última recomendación del folleto es la siguiente: la mayoría de los casos depresivos pueden curarse simplemente manteniéndose activos y vinculados con otros. Actividad y relación interpersonal son sin duda de las mejores recetas que pueden darse a un depresivo.

 

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: