LOCOS EGREGIOS II

17 02 2016

LOCOS EGREGIOS II

VINCENT VAN GOGH

gogh-bandaged-ear

UN ENFERMO MENTAL NO ES UN GENIO GRACIAS A SU ENFERMEDAD SINO A PESAR DE ELLA

Es todo un símbolo, un icono para los enfermos mentales. Cuando se quiere hacer saber a los “normales” que los enfermos mentales no somos unos vagos de siete suelas, unos tontos de capirote, se suele citar a Van Gogh como signo de lo que un enfermo mental puede llegar a conseguir. Está considerado como uno de los grandes pintores de la historia, un genio, y sin embargo está claro que fue un enfermo mental. Eso nadie lo niega, aunque no hay coincidencia en el diagnóstico de la enfermedad que padecía, algunos hablan de esquizofrenia, otros piensan que podría ser un “bipolar actual” y hay quien piensa que su enfermedad mental se debió a la sífilis o fue consecuencia de alguna enfermedad física que padeció. Sin entrar en polémicas tontas, lo cierto es que Van Gogh es un caso clásico de enfermo mental. La anécdota de que llegara a cortarse la oreja es tan conocida como sus cuadros. Al parecer tenía ideas suicidas, algo típico en ciertas patologías mentales y no se sabe con certeza si su muerte, de un balazo, se debió a un suicidio o fue un asesinato.

Hay quienes piensan que la genialidad de ciertos enfermos mentales que han pasado a la historia de la literatura o el arte o la ciencia se debió en gran parte a la enfermedad mental, como si el descontrol de la mente, el caos, el delirio, fueran condiciones favorables para un gran trabajo de la mente, o como si el simple hecho de tener una enfermedad mental nos abriera las puertas del subconsciente profundo o nos ayudara a meditar y alcanzar el nirvana. Nada más incierto, los enfermos mentales podemos alcanzar la genialidad o llevar a cabo obras literarias, artísticas, científicas o llevar vidas ejemplares no gracias a la enfermedad que padecemos, sino a pesar de ella. Esto es muy importante. Quienes no asumen nuestra condición de enfermos piensan que nuestra “locura” nos puede llevar lo mismo al asesinato que a la genialidad, es como una cabra loca que lo más fácil es que caiga en el abismo, pero a veces da saltos que la pueden llevar a descubrir nuevos horizontes.

Conseguir cualquier meta en la vida para un enfermo mental es un logro que solo se consigue gracias a un esfuerzo titánico, a una voluntad de hierro y al aprovechamiento máximo de las cualidades mentales o personales. En mi caso tal vez no hubiera escrito tanto de no haber sido un enfermo mental, porque la enfermedad me ha marginado de la sociedad y el tiempo que se suele dedicar a las relaciones interpersonales lo he dedicado a escribir, entre otras cosas, pero el escribir bien no es producto de la enfermedad sino de escribir mucho y durante mucho tiempo, mejorando, trabajando día a día. No voy a negar que ciertas características de mi enfermedad, como la tendencia al delirio o el poseer una vivísima imaginación, han hecho que algunas de mis historias puedan parecer muy creativas y originales. El delirio “per se” no es una cualidad para un escritor. A mí me llevó muchos años conseguir que los delirios que destrozaban mi vida fueran encauzados y aprovechados para crear historias literarias que pueden parecer insólitas. El delirio, la depresión, el deseo de morir, no son de por sí trampolines para la genialidad o para llevar una vida extraordinaria, al contrario, lograr superar todo esto y alcanzar las mismas metas o superiores que pueden alcanzar las personas “normales” es una auténtica heroicidad para el enfermo mental.

Van Gogh tenía una sensibilidad especial para la pintura, para el color, pero tuvo que luchar con tendencias suicidas y su vida, reflejada en sus cartas a su hermano Theo, nos muestra facetas típicas del enfermo mental, como es la hipersensibilidad hacia ciertos temas, esa preocupación patológica por el sufrimiento ajeno, que muchos pueden llegar a confundir con la “santidad”. En realidad la incapacidad para filtrar o bloquear el sufrimiento ajeno que llega a nuestras vidas es algo muy común en el enfermo mental. Sentir empatía por el prójimo, ponerse en su piel, ser compasivo, solidario, ayudar a los demás, son cualidades espirituales de una persona, pero llegar a sufrir tanto por los demás que no podamos filtrar su sufrimiento, bloquear lo que nos llega de las tragedias humanas es en realidad una patología propia de una enfermedad mental. Hay quienes piensan que sufrir por los demás y ayudarles tanto que uno pueda anular su propia vida es una heroicidad, es una muestra de la santidad a que puede llegar una persona religiosa. Nada más incierto, Van Gogh era un hombre humano con una gran sensibilidad hacia el sufrimiento ajeno, pero fue la incapacidad para filtrar y bloquear los estímulos que llegaban a su mente lo que hizo que la enfermedad mental se apoderara de él y lo llevara al suicidio.

Voy a poner unos enlaces para aquellos que estén interesados en obtener más datos del pintor y del enfermo mental.

VANG GOGH EN WIKIPEDIA

https://es.wikipedia.org/wiki/Vincent_van_Gogh

van20gogh20libro1

CARTAS A SU HERMANO THEO

theo_31

http://www.edu.mec.gub.uy/biblioteca_digital/libros/V/Van%20Gogh,%20Vincent%20-%20Ultimas%20cartas%20desde%20la%20locura.pdf

LA ENFERMEDAD MENTAL

http://www.vggallery.com/visitors/major/navarro/02.htm

http://www.alcmeon.com.ar/5/19/a19_07.htm

http://www.abc.es/20120716/cultura-arte/abci-enfermedad-mental-arte-201207131759.html

https://drdiegocohen.wordpress.com/2012/01/18/el-trastorno-psiquiatrico-de-vincent-van-gogh

 

http://www.uam.es/personal_pdi/stmaria/resteban/Archivo/ContDocencia_2012_2013_2T/VanGogh.pdf

 

 

 

 

 

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: