CARTAS SOBRE EL ENFERMO MENTAL II

23 11 2016

alone-lake-locura-o-enfermedad

 

Hola amigo: Ya veo que te has leído mi texto en profundidad. Me
gustaría sugerirte otros textos con historias reales de enfermos que
yo he ido recopilando de mis propias experiencias y de las que me ha
contado Bautista, un buen amigo, que dedicó toda su vida a los
enfermos mentales, y fue en su día uno de los fundadores del
asociacionismo de los familiares de los enfermos mentales en España,
haciendo un gran trabajo que le ha sido reconocido, hace poco fue
entrevistado por una televisión dedicada a los discapacitados, la
escalera de la dependencia, aunque aún no han subido el vídeo a
youtube. No me dices nada de los vídeos que se subieron a youtube en
una campaña de la federación de asociaciones de enfermos mentales
española. Incluso un cortometraje que luego se hizo con todos los
vídeos optó a los premios Goya españoles al mejor cortometraje del
año, aunque luego no pasó el último filtro y no estuvo nominado entre
los cuatro mejores. Te paso los enlaces.

Las historias de Bautista
https://wordpress.com/stats/day/guerreroimpecable.wordpress.com

Relatos del otro lado
https://wordpress.com/stats/day/guerreroimpecable.wordpress.com

Vídeos sobre esquizofrénicos
https://www.youtube.com/watch?v=s1geEBFa0mw

El vídeo que me grabaron

https://wordpress.com/stats/day/guerreroimpecable.wordpress.com

Paso a responder a tus puntos.

Punto 1: Se trata de una metáfora, como escritor y
novelista aficionado me gustan mucho las metáforas, no reflejan al
cien por cien lo que se quiere decir, pero sí hacen que el lector se
meta de lleno en ello, como si fuera una película. Podía haber puesto
otras metáforas, como la diferencia que hay entre la necesidad de
comer que tiene alguien que se muere de hambre en el tercer mundo y la
saciedad de los que comen en el primer mundo; o cómo algunos tienen la
sexualidad tan poco desarrollada que pueden pasarse la vida sin tener
relaciones sexuales, mientras que para otros es una necesidad tan
acuciante como el comer (Si quieres también podemos tratar el tema de
la sexualidad en el enfermo mental como una forma de comunicación o de
incomunicación en este caso).

Este es un tema de difícil comprensión para alguien que
no sea un enfermo mental. Todo el mundo acaba reconociendo que
necesita cariño, que recibe poco, que a nadie le amarga un dulce, en
frase coloquial, etc, pero  que esto pueda ser algo literal en el
enfermo mental escapa a la comprensión de muchas personas. En mi larga
experiencia como enfermo mental, habiendo conocido y tratado a muchos,
nunca me he encontrado con alguno que me haya dicho que ha recibido
tanto cariño de sus padres y familia durante la infancia, que luego ha
sido muy querido por los amigos y al final ha recibido tanto cariño de
su pareja que no necesita más, está saturado. Al contrario creo que
parte de la raíz de la enfermedad mental está en la ausencia de
cariño, durante la infancia, adolescencia y juventud, momentos clave
para la manifestación de la enfermedad. Todos los enfermos con los que
he hablado me han contado historias terribles, en algunos casos de
maltrato infantil, en otros de padres con graves trastornos o
adicciones, alcohol, droga; a todos se les nota una ausencia tal de
cariño que pueden llorar solo con que les des un abrazo. ¿Por qué los
demás parecen estar indemnes a pesar de la falta de cariño? Ese es un
tema interesante, tal vez han endurecido su corazón y su alma y las
tragedias de la vida les afecten menos, tal vez el enfermo sea alguien
con una sensibilidad humana muy especial, incapaz de endurecerse para
sobrevivir, tal vez otros hayan tomado el camino de convertirse en
depredadores en la selva social en lugar de la opción de seguir siendo
personas buenas y sensibles, víctimas en potencia de todos los
atropellos. Tal vez todo sea una encrucijada en la que unos eligen ser
depredadores en la selva social y otros seguir pastando hierba, aunque
eso les haga víctimas propiciatorias de los depredadores.

alguien_volo_sobre_el_nido_del_cuco_galeria_portrait

La necesidad de cariño en el enfermo mental es tal que éste
lo llega a notar físicamente, daría su cuenta corriente, todo lo que
posee, solo por un abrazo. En Relatos del otro lado cuento la historia
de un enfermo bipolar, a quien conocí en un psiquiátrico, que
despilfarró toda su cuenta bancaria en una crisis solo para que un
grupo de prostitutas le escucharan durante varios días, no fue capaz
de tener sexo con ellas por la medicación, pero su necesidad de ser
escuchado y recibir cariño le hizo gastarse todos sus ahorros. El
budismo dice que el cuerpo causal o alma solo se alimenta de felicidad
y si no la tiene enferma y transmite su enfermedad a los restantes
cuerpos. Puede que los enfermos mentales padezcamos más bien una
enfermedad del alma, la falta de felicidad, que no es otra cosa que la
falta de cariño, nos ha hecho enfermar. Otros no parecen estar
enfermos mentalmente por esa falta de cariño, pero resulta curioso
analizar sus enfermedades físicas, parecen psicosomáticas, no sufren
enfermedad mental, pero sufren cáncer u otro tipo de enfermedades
físicas y analizando lo que ha sido su vida uno siempre encuentra una
terrible ausencia de cariño.

Punto 2:- Una de las cosas más difíciles con las que he
tenido que lidiar en mi trato con los familiares de enfermos mentales
es llegar a convencerles de que deben asumir que la enfermedad la
tiene otro, su ser querido, y no ellos, actúan como si fueran ellos
los enfermos, no pueden soportar ver sufrir a su familiar, quieren
tomar las decisiones por ellos, están tan pendientes de ellos que casi
les vendría mejor cambiarse de cuerpo, porque en realidad no están
viviendo su vida, sino la de otro. He escuchado muchas veces la
expresión -especialmente en mujeres, en madres o hijas o hermanas- de
que si ellas no sufrieran por su ser querido serían como robots, como
una especie de almas desalmadas y canallescas. Identifican la emoción,
el sufrimiento, con el amor y el cariño. Si no sufres por el otro no
le quieres. Como dice el viejo refrán, que me parece un grave error de
mentalidad, “quien bien te quiere te hará llorar”. Como si el amor
siempre tuviera que ver con el sufrimiento y no con el placer, con la
desgracia y no con la alegría de vivir. Una mentalidad judeo-cristiana
en la que es muy importante el sufrimiento como redención, si no
sufres no redimes tus culpas, no te salvas. Esta mentalidad ha hecho
mucho daño. Incluso he descubierto extrañas competiciones de
sufrimiento, en que parece que los familiares de enfermos intentan
demostrar que sufren más porque su hijo padece una esquizofrenia que
otro que es solo bipolar o que otro que solo ha tenido una depresión,
cosa de poco. Para un enfermo (yo he vivido esa experiencia) es
terrible tener que competir en sufrimiento con sus familiares. Es algo
espantoso tener que poner sobre la mesa tu propio sufrimiento para
contrarrestar el que han puesto, en el otro platillo de la balanza,
tus familiares. Yo he tenido una docena de suicidios, por ejemplo, eso
gana a cualquier carta que vosotros pongáis sobre la mesa. Nosotros
sufrimos tanto como tú y no nos quejamos, no nos comportamos como lo
haces tú, no nos encamamos y no cesamos de repetir tu mantra,
quiero-morir-quiero-morir, sabemos que la vida es dura, pero no nos
quejamos. Como yo llegué a decir a mis padres y a algún otro familiar
que competía conmigo en sufrimiento, no es aceptable y jamás aceptaré
que alguien me venga diciendo que está sufriendo más que yo solo
porque me contempla, sería como decirle a un enfermo terminal de
cáncer, al que ya no le hace efecto la morfina, que no se queje tanto,
porque él, su familiar, está sufriendo más que él porque le quiere
mucho. El enfermo se siente tentado a responder: si tanto sufres y
tanto me quieres, ¿te importaría cambiarme el puesto,

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: