TÉCNICAS CURATIVAS III

25 07 2017

TÉCNICAS CURATIVAS III

tumbada-boca-arriba-pies-neutros3

LA SINCRONIZACIÓN DE LA ENERGÍA

Se puede decir que es una técnica personal que he desarrollado basándome en los pases mágicos de Carlos Castaneda, en algunas técnicas y movimientos de taichí y en las posturas de hatha yoga.  La tengo anotada en mi libreta de técnicas mentales I, donde esbocé hace años algunas técnicas mentales, propias o ajenas, para cubrir mis necesidades personales, tanto en temas de salud física, como para afrontar algunos problemas personales, específicamente los causados por mi enfermedad mental. Esta técnica, en concreto, la desarrollé durante una etapa de mi vida en la que padecí insomnio, me sentía muy inquieto, muy nervioso, incapaz de relajarme con las técnicas clásicas que había utilizado hasta entonces y con serios problemas hasta para sentirme tranquilo acostado en la cama, algo que nunca me había pasado hasta entonces. La causa de este desasosiego psíquico se debió, sin duda, al terrible trauma generado por un accidente físico que estuvo a punto de terminar con mi vida. No fui tratado de estrés postraumático, aunque creo que llegué a sufrirlo con mucha intensidad. Me costaba mucho dormir, algo insólito para mí, cuando lo conseguía sufría terribles pesadillas, daba patadas estando dormido, me despertaba sobresaltado y hasta el simple hecho de permanecer echado en la cama, relajado y dejando pasar el tiempo, suponía un auténtico martirio para mí. Fue entonces cuando buscando moverme para encontrar posturas que me permitieran al menos descansar un poco, descubrí que combinando ciertas posturas o movimientos que ya había realizado en clases de taichí, practicando los pases mágicos de Castaneda y en clases de yoga, lograba un gran alivio durante algunos minutos, cuando éste desaparecía buscaba otra postura o movimiento, intentando centrarme en las partes del cuerpo que más me molestaban, donde sentía dolor persistente, bloqueos, un malestar indefinido.

Estos ejercicios se basan en la busca del equilibrio energético del cuerpo, que la energía del lado izquierdo y del lado derecho, en terminología chamánica de Castaneda, estén equilibradas, que cada parte del cuerpo esté relajada, que no haya dolores, molestias, bloqueos, sensaciones indefinidas de malestar, nerviosismo. A mí me sirvieron para dormir mejor, para relajarme en la cama, aunque no pudiera dormir, para atenuar mi nerviosismo, y estando de pie, para conseguir combatir el estrés, las ideas obsesivas y esa sensación de malestar, indefinida y persistente, que me impedía concentrarme en lo que estaba haciendo. Mi obsesión se centraba en acabar o al menos disminuir los pinchazos, dolores, malestar indefinido de alguna parte concreta del cuerpo, para ello movía los miembros, buscaba posturas que permitieran un mejor fluir de la energía y una sensación mayor de calma y descanso.

Se pueden practicar de forma sistemática pero cuando nos sentimos tan mal, tan estresados, tan doloridos y molestos que cualquier ejercicio sistemático nos pone de mal humor, lo mejor es dejarse llevar buscando atenuar lo que más nos molesta en ese momento en cualquier parte del cuerpo y que nos está impidiendo centrarnos en buscar el descanso y la relajación. Así por ejemplo, cuando notaba una gran tensión en una mano, un malestar indefinido que me estaba poniendo muy nervioso, buscaba la postura y el movimiento que pudiera atenuar un poco ese malestar, así la ponía boca abajo sobre la cama y esperaba a ver las sensaciones, si no iba bien la ponía boca arriba, movía los dedos con suavidad, uno por uno, cerraba la mano hasta transformarla en puño, abría y cerraba los dedos con rapidez, movía la muñeca en un movimiento rotatorio o hacia arriba y hacia abajo. Con el tiempo descubriría que por cada movimiento o postura realizada por un miembro de un lado, me sentía mejor si el miembro del otro lado realizada algo opuesto, así cuando la mano derecha estaba boca abajo la izquierda tenía que estar boca arriba, si el brazo derecho estaba estirado, el izquierdo debería estar doblado. Los resultados eran mucho mejores cuando los movimientos o posturas adoptados por una parte del cuerpo tenían su reflejo en la otra, pero al revés, como en un espejo. La permanencia de la postura o el movimiento dependía de los resultados obtenidos, si me sentía mejor la prolongaba hasta que volvía el malestar, entonces buscaba otra. A veces encontrar la postura o el movimiento adecuados me llevaba mucho tiempo y era un martirio hasta que descubría que el bloqueo energético, el nudo, la raíz de la molestia estaba en un lugar o zona concreta del cuerpo.

sufres-de-pies-hinchados-ten-presente-estos-consejos-01

Uno de los movimientos que más me calmaban, especialmente cuando estaba muy nervioso y no podía dormir era el de los dedos de los pies:

-Boca arriba movemos con suavidad los dedos del pie derecho hacia arriba y hacia abajo. Se acoplan los dedos del pie izquierdo pero siguiendo el movimiento contrario, es decir cuando los dedos del pie derecho están arriba, los del pie izquierdo están abajo. Yo comenzaba con un movimiento muy lento y suave que iba tomando ritmo conforme se hacía automático y ya no tenía que pensar qué dedos de qué pie estaban arriba o abajo, se convertía en algo reflejo en lo que no tenía que centrar la atención. El movimiento se aceleraba sin yo buscarlo y comenzaba a sentir un gran alivio, cuando éste iba desapareciendo y regresaba el malestar, dejaba ese movimiento y buscaba otro.

-Boca arriba, la mano derecha se posa abierta sobre la cama, la mano izquierda está abierta, mirando el techo. Comienza un movimiento lento, suave de ambas manos, cuando una mira hacia abajo, la otra hacia arriba. Al principio cuesta saber dónde está cada una y hay que centrarse, luego el movimiento se automatiza y se va acelerando. Podemos notar un gran alivio o podemos sentir entonces que las molestias se concentran en una mano o un dedo concreto. Entonces podemos cambiar el movimiento abriendo y cerrando esa mano, moviendo los dedos en un orden concreto, pulgar, índice, corazón, anular y meñique y luego al revés, meñique, anular, corazón, índice pulgar. Siempre cuesta al principio hasta que se automatiza. Si la molestia sigue podemos probar  doblando y enderezando cada dedo. Digamos que se está buscando dónde está la obstrucción de la cañería, dónde está el bloqueo en los canales energéticos, qué parte concreta del cuerpo está sufriendo esa obstrucción y nos avisa con pequeños dolores, pinchazos o malestar. Cuando se encuentra se produce un gran alivio. Así, en mi caso, si sentía un fuerte pinchazo en un dedo y trabajaba con manos y dedos en diversas posturas y movimientos, cuando acertaba con la postura o el movimiento adecuados, el pinchazo del dedo se atenuaba o llegaba a desaparecer generando un inmenso alivio. Pero al poco ese bloqueo energético, más global, se trasladaba a otra parte del cuerpo y tenía que buscar nuevas posturas y movimientos. Con el tiempo observaría que también era un excelente método para intentar atenuar el dolor físico, incluso los dolores más agudos y terribles, en mi caso una úlcera duodenal.

-Podemos regresar a los pies y moverlos, pero ahora en lugar de arriba para abajo, de un lado a otro. Si el pie derecho se mueve a la derecha el pie izquierdo al revés o lo sincronizamos, ambos pies se mueven al lado derecho y luego al izquierdo. Aquí de lo que se trata no es de seguir una tabla de ejercicios predeterminada, sin cometer errores o saltarse ningún movimiento, sino de buscar aquellas posturas o movimientos en los que el cuerpo se siente más a gusto y se nota más el alivio a nuestras molestias o dolores.

OBSERVACIÓN Y CONCENTRACIÓN

Es esencial que nuestra mente y nuestros sentidos estén centrados en lo que estamos haciendo, y sobre todo en percibir cualquier alivio que podamos sentir de nuestras molestias, dolores o nerviosismo, entonces nos centramos en continuar repitiendo el movimiento que nos ha aliviado, como esto no dura mucho habrá que seguir investigando. Nos vamos a centrar en las partes más doloridas del cuerpo, donde percibir mayor malestar, donde se centra el dolor más agudo, en forma de pinchazos, de malestar por una determinada superficie del cuerpo. Sentimos ese dolor o malestar, lo calibramos, calculamos su intensidad y buscamos el movimiento o la postura que pueda atenuarlo, aunque sea poco. No se trata de buscar exclusivamente en la zona, cualquier movimiento en otra parte del cuerpo puede llegar a producir bienestar ahí, es un circuito energético muy amplio y complejo, y el hecho de que una parte de la cañería esté bloqueada no significa que el malestar se vaya a producir precisamente ahí, puede que el bloqueo sea más intenso en otra parte del cuerpo por diversas razones.

dolor-en-el-brazo-derecho

-El cuerpo se mueve, no permanece siempre en la misma postura, boca arriba. Si esa postura nos pone nerviosos, nos molesta, podemos rotar hacia un lado. En ese supuesto podemos buscar el movimiento de los brazos.  Cuerpo apoyado en la parte dorsal izquierda, miramos hacia la izquierda, la cabeza apoyada en la almohada, el brazo izquierdo está por debajo del cuerpo, está en la espalda, la palma mirando hacia afuera. El brazo derecho está sobre el cuerpo, acariciando nuestro vientre, la palma hacia dentro. Podemos permanecer en esa postura buscando cualquier alivio, si no se produce en un tiempo prudencial buscamos nuevas posturas y movimientos, no se trata de seguir ninguna tabla de ejercicios o de buscar que una postura o movimiento nos alivie, sí o sí, hay que buscar el bloqueo y todo aquello que pueda aliviarlo. Es curioso que alguna de estas posturas que a mí me daban alivio resultaran muy comunes en algunos enfermos mentales que estaban muy agitados y necesitaban un movimiento que les aliviara. Así la postura de costado, con los brazos en la forma en que he descrito, es frecuente en algunos enfermos mentales que están acostados en el lecho, parece aliviarles de alguna manera, y yo pude notar que en efecto, a mí también me aliviaba. También es muy frecuente observar el movimiento de un enfermo mental que está sentado y mueve el cuerpo de adelante hacia atrás y al revés, en un movimiento muy rítmico que se va acelerando conforme su malestar y nerviosismo es mayor. Suele ser muy molesto para quienes lo observan, les causa una impresión indefinida de malestar e intentan que deje de moverse, aunque para ello tengan que coaccionar al enfermo o atarle. En realidad el enfermo, sin él saberlo, está buscando el movimiento o la postura que más le alivie, una forma de bloquear y controlar sus ideas obsesivas, su nerviosismo. Puede que si nosotros hacemos eso nos sintamos realmente mal, pero eso es porque no necesitamos equilibrar nuestra energía de esa forma, persistir en posturas o movimientos que no solo no atenúan nuestro malestar, dolor o nerviosismo, sino que lo agudizan es un craso error, se trata de encontrar alivio, no de sufrir más y con mayor intensidad. Yo mismo durante algunos de mis internamientos psiquiátricos llegué a buscar ese movimiento, estando sentado, porque de alguna manera me aliviaba, pero no me dejaban practicarlo mucho tiempo, enseguida llegaba un celador o una enfermera y me daban una voz, yo notaba que les repugnaba mucho verme así. Aunque estos movimientos y posturas típicos en el enfermo mental puedan resultar muy molestos a los demás, porque indican bien a las claras el nerviosismo y malestar del enfermo, sin embargo no son algo malo que haya que evitar a toda costa, al contrario, estas posturas y movimientos alivian mucho al enfermo, que sin ellas estará aún peor, aunque no se manifieste de forma clara al exterior.

-Se pueden cruzar los pies, uno sobre otro, buscando alivio, o se pueden separar hasta una distancia concreta, buscando que disminuya de alguna manera el malestar, se puede doblar una pierna mientras la otra permanece estirada, es importante saber que cada movimiento o postura de una parte del cuerpo debe tener su reflejo contrario en la otra, como en un espejo.

-Podemos buscar las posturas básicas, boca arriba, boca abajo, de costado hacia el lado derecho o hacia el izquierdo. Podemos buscar el movimiento o postura de brazos y pies, siempre cada lado oponiéndose al otro.  A pesar de estar en la cama el número de posturas y movimientos es incalculable. También se puede mover la cabeza, hacia un lado y hacia otro, con suavidad, o se puede hacer que la cabeza mire en diagonal manteniendo esa postura, aunque sea incómoda. Es una postura chamánica con la que don Juan buscaba que Castaneda pudiera librarse de la “fijación” es decir de ideas obsesivas que se enquistan en la mente.

Estos movimientos se pueden practicar estando de pie o en movimiento, aunque hay que adaptarlos, naturalmente, porque no es lo mismo estar echado que estar de pie.

giro-de-cabeza

MOVIMIENTOS PARA AYUDAR AL CONTROL DE LAS IDEAS OBSESIVO-COMPULSIVAS

Sentados a una silla, en la postura del loto, en el suelo, o de pie, podemos hacer girar la cabeza, rotándola circularmente en un sentido primero, luego en el otro, con suavidad. Los movimientos anteriores de equilibrio de energía no tienen ninguna dificultad o contraindicación puesto que son movimientos que realizamos habitualmente en nuestra vida cotidiana, con absoluta naturalidad, en cambio estos movimientos de cabeza pueden causar problemas a los que tengan algún problema de columna, de cervicales o cualquier otro tipo de molestias, como jaquecas o migrañas, por lo tanto es conveniente consultar siempre al médico antes de llevarlos a la práctica.

-Movemos la cabeza con suavidad hacia el pecho y luego hacia arriba, hasta que los ojos, que pueden estar cerrados, miren al techo. Luego hacia la izquierda, por encima del hombro izquierdo, hacia la derecha.

-Podemos realizar el siguiente ejercicio. Subiendo el dedo índice de la mano derecha hasta ponerlo a la altura de la punta de la nariz, hacemos que el dedo se mueva hacia la derecha hasta alcanzar el hombro, giramos la cabeza, buscando que la vista siga al dedo. Luego con el dedo de la mano izquierda, hacemos lo mismo. Podemos hacerlo con los ojos cerrados, entonces visualizamos un punto de luz, frente a nosotros que se va moviendo como hacía el dedo, en este caso no es necesario que nos acompañemos del movimiento del dedo, basta con que movamos la cabeza.

-Podemos hacer un ejercicio que está aconsejado para el desarrollo del tercer ojo, pero que viene muy bien también para controlar y bloquear las ideas obsesivas. Consiste en mirarse la punta de la nariz con los dos ojos que se juntan justo en la extremidad del apéndice. Se puede producir una visión doble, es normal, pero si notamos molestias en los ojos, o tenemos algún problema porque se nos levante dolor de cabeza o cualquier otro síntoma, es aconsejable consultar con el oculista.

Los ejercicios en movimiento pueden ayudar mucho a encontrar el equilibrio de energía y a conseguir bloquear las ideas obsesivas. Movimientos tales como mover el pie izquierdo hacia delante, mientras levantamos el brazo derecho por encima de la cabeza, damos otro paso, alternando siempre los movimientos de los pies y de los brazos, de forma tal que cuando se mueve un pie se debe mover el brazo contrario y al revés. Los movimientos de taichí son también excelentes.

 

 





TÉCNICAS MENTALES CURATIVAS II

15 04 2017

LOS CONOS DE LUZ

descarga

Tumbados en el suelo en postura de relajación en la forma habitual, sobre una alfombrilla y con los requisitos habituales para la relajación.

EJERCICIO DE VISUALIZACIÓN

Se visualizan dos conos de luz con los ojos cerrados.

LUZ ANARANJADA EN EL PERINEO, saliendo por delante y por detrás. Conectados tierra.

LUZ AMARILLA POR DEBAJO DEL OMBLIGO, dos conos. Plexo solar.

LUZ VERDE, en el corazón, dos conos.

LUZ COLOR ÍNDIGO, en la garganta, también dos conos.

LUZ COLOR AZUL en la frente y en la nuca.

EN LA CORONILLA, Un hijo de luz blanca que se conecta con el cielo.

Visualizamos un pincel o una brocha y la hundimos en cada color, que se unte bien. Luego con mucha calma y con todo detalle pasamos la brocha por la zona correspondiente, especialmente las zonas doloridas, enfermas, que generan molestias. Lo hacemos como si trabajáramos con el cuerpo físico aplicándole un ungüento de un determinado color. Dejamos que la energía vaya haciendo su labor mientras nosotros entramos en meditación.

COMENTARIO PERSONAL

Es preciso que nos mentalicemos de que la mente es un instrumento flexible y dúctil como nuestras manos, lo mismo que con ellas podemos hacer casi todo y nos servimos para todas las tareas que tenemos que realizar en la vida, la mente es igual, solo que más dúctil, más práctica, con muchas más posibilidades. Si mover las manos requiere un acto de voluntad, una orden a nuestro cerebro, hacer que la mente se ocupe de unas determinadas tareas tan solo requiere una concreta y perfecta visualización, si la imagen, como un cuadro detallado, se ajusta a lo que deseamos que haga nuestra mente, ésta lo hará y con mucha efectividad. Lo mismo que nuestro cuerpo físico se alimenta de aquello que tiene a su alcance y se ajusta al proceso digestivo de que hemos sido dotados, nuestro cuerpo de luz o energético se alimenta de la energía que está a su alcance, utilizando para ello los mecanismos propios de la dimensión energética. En el ejercicio visualizamos un hilo de luz que se une al cielo, arriba está la energía más sutil que es perfecta para los chakras situados en lo más alto. Para los chakras bajos utilizamos la energía que nos viene de la tierra. La diferencia entre las energías es tan solo de vibración, las partículas vibran en una frecuencia distinta. Utilizar energía sutil para chakras bajos supone alterarlos. No existe la energía espiritual perfecta que nos sirva para todo. Según cómo vibren las zonas de nuestro cuerpo se necesitará una energía que vibre en la misma frecuencia. Por eso una enfermedad generada por un mal funcionamiento de chakras bajos no puede ser curada por una poderosa energía espiritual de los chakras altos. Si nuestro cuerpo físico tiene hambre le damos alimento y si tiene sed le damos líquidos, no lo alimentamos con la respiración, ésta tiene una función determinada y no puede suplir otras funciones corporales. No podemos vivir solo de respirar, tampoco podemos vivir solo de alimentos. Nuestra vitalidad requiere que se cumplan un conjunto de requisitos y que cada órgano, cada célula, reciba lo que necesita y no sustitutos. El cuerpo energético funciona de la misma manera, todos los chakras deben funcionar bien y estar armonizados, de otra manera los chakras que tienen problemas generarán determinadas enfermedades que otros más elevados no podrán curar por sí mismos, a cada chakra su energía, a cada célula lo que necesita. No estamos alimentados por ver comer a otro, la energía tiene que llegar a nosotros, aunque como veremos en otra ocasión también es posible vincularse y tomar energía de los otros y que los otros la tomen de nosotros, pero esto es algo excepcional, aunque la vampirización energética es muy común en la convivencia. Las madres alimentan a los bebés, pero los adultos se alimentan por sí mismos, esto es también cierto con la energía.

Estamos rodeados de energía, solo hace falta saber qué energía necesita cada chakra y de dónde la obtenemos. Como hemos visto en los textos sobre los chakras la energía de cada uno de ellos tiene un color diferente. Haciendo que los conos de luz tengan un determinado color nos cercioramos de que cada chakra esté recibiendo la energía correspondiente. Recordemos que lo mismo que utilizamos las manos para conseguir cosas para el cuerpo físico, se puede utilizar la mente para conseguir lo que el cuerpo energético necesita.

KPOP

 

APERTURA DE LA ENERGÍA CON MÚSICA

En un salón grande, ponemos música melódica, vestimos ropas sueltas. Ojos cerrados. Duración, unos diez minutos. Se trabajan los pies, tobillos, plantas de los pies, dedos…

Baile con los ojos cerrados, moviendo tobillos, puntillas, cargando talones, posturas no habituales del pie. No se mueve el resto del cuerpo, solo se trabaja el pie. Se produce una ligera desorientación al tener los ojos cerrados, es una experiencia interesante, nos percibimos de forma distinta. Es conveniente hacerlo en grupo. No imjporta chocar. Debemos actuar de forma desinhibida. Se pierde el miedo a chocar con los demás, no hay defensas, no marcamos territorio.

SEGUNDO BAILE

Música ligeramente rítmica, movimiento de rodillas y pies.

TERCER BAILE

Podemos poner música de rock. Movimiento rodillas, caderas, cintura, brazos, manos, dedos. Baile libre, giros.

CUARTO BAILE

Movimiento cabeza, cuello cintura, caderas, rodillas muñecas, dedos. Una música regae estaría bien.

Movimientos por el salón sin miedo, desinhibición en cada uno de los momentos, sin miedo a que te vean puesto que también tienen los ojos cerrados. Intensifica y desbloquea la energía. Abre ésta a los demás.

 

 

 

 





MIS TÉCNICAS MENTALES

4 10 2015

PRESENTACIÓN

programacionneurolinguistica-480x480

A lo largo de estos años en el camino del guerrero no solo he tenido que adaptar las técnicas mentales que ya conocía por mis estudios rosacruces, de yoga mental, kriyayoga, zen, taichí, las técnicas chamánicas de Castaneda y tantas otras sino que a veces me he visto obligado a inventar o crear nuevas técnicas que me pudieran servir para solucionar problemas o que ayudaran a mi mente a conseguir sus objetivos. Nada hay nuevo bajo el sol que decía el sabio Salomón. Seguro que ninguna de estas técnicas es totalmente nueva y original y desde luego se pueden rastrear sus huellas en todas las corrientes esotéricas y en todas las filosofías orientales que estudié, pero debo decir que mis problemas son muy personales y he tenido que ingeniármelas para conseguir mis propias técnicas.

En esta sección iré ordenando todas las técnicas que esbocé en mis libretas y agendas. Cada cual puede buscar sus propias soluciones, crear sus propias técnicas y seguir su propio camino, la base de todo es la misma. Con el tiempo seguiré creando cosas nuevas para enfrentarme a las nuevas teorías que estoy elucubrando, en muchos casos con ayuda de Milarepa, como la teoría de la vinculación o la ley de los tres círculos, y en otros casos buscando la acomodación personal de términos y teorías que encuentro en los libros de autoayuda o mis abundantes lecturas, tales como las farsas de control que he leído en los libros de James Redfield o los caminantes de sueños que he sacado de las novelas de Robert Jordan, la rueda del tiempo. Siempre voy pasito a pasito, según mis ritmos personales y los problemas a los que me enfrento por lo que no puedo prometer ninguna continuidad.

Estoy volviendo a configurar el blog, tratando de que los lectores encuentren con facilidad los textos que buscan, si alguno tiene algún problema para encontrar algo me puede dejar un comentario o escribirme al correo que aparece en el blog. He vuelto a comenzar a subir desde el principio del cursillo de yoga mental, poniéndolo al día y complementándolo con todo lo que se me ocurre. Antes estaba en la sección de yoga mental y las primeras clases eran casi imposibles de encontrar, es por eso que he abierto una nueva sección para cada cursillo anual. Me ha costado romperme la cabeza experimentando con nuevas configuraciones pero creo que ahora es más fácil encontrar cualquier texto que se busque. Por último solo me queda dar las gracias a los lectores que van en aumento y algunos se convierten en asiduos. Crearé cuantas secciones sean necesarias para que los textos estén mejor localizados. Gracias a todos.





Mis técnicas mentales I

10 04 2014

MIS TÉCNICAS MENTALES I

Hace algunos años me compré una buena libreta e inicié una serie de anotaciones sobre técnicas mentales. Tomé notas de las enseñanzas de mis profesores de yoga y de otras disciplinas mentales, de mis lecturas sobre budismo y otras filosofías orientales, de los libros de Castaneda, de enseñanzas esotéricas captadas aquí y allá y las fui asimilando y adaptando a mi propia personalidad. Algunas de las técnicas aquí expuestas son exclusivamente personales, es decir, no las he copiado de otras técnicas parecidas, sencillamente las he creado para mis propias necesidades mentales y espirituales. Es cierto que todas estas técnicas tienen un tronco común y se parecen mucho unas a otras, algo que no supone un desdoro para el creador o inventor de nuevas técnicas, al contrario, quien a los suyos se parece honra merece.

CÓMO COMBATIR LAS IDEAS OBSESIVO-COMPULSIVAS, EL DISCO RAYADO MENTAL, EL RACA-RACA INSUFRIBLE Y LOS SAMSKARAS

En cada técnica que glose en esta sección pondré si es propia, si es ajena, si ha sido asimilada y adaptada por mí de algún tipo de corriente esotérica o de escuelas de técnicas mentales. En este caso es una técnica propia basada en la técnica general de la visualización que aprendí en mis estudios rosacruces y de yoga mental. Se intenta aprovechar la fuerza de la imagen, de la fantasía, de la sugestión para lograr hacernos conscientes de lo que nos está sucediendo cuando nos dejamos llevar sin control por ideas obsesivas y las consecuencias de ello. La hipnosis o autohipnosis puede ser también aprovechada para reforzar nuestras órdenes al subconsciente para que evite toda idea o conducta obsesivo compulsiva. Aquí doy una técnica muy general que cada uno puede adaptar a sus necesidades, su carácter y su idiosincrasia mental o psicológica.

En lugar de remitir a wikipedia para el término samskara, lo copio directamente aquí ”

Para el yoga los samskaras son las impresiones que quedan en nuestra mente de los actos que cometemos. Estas impresiones generan la tendencia a repetir esos actos.

El carácter está formado por hábitos repetidos y sólo otra repetición de hábitos puede reformar el carácter. La mente para lograr el desapego debe ser calma, bondadosa y racional. Cada acción es semejante a pulsaciones agitando la superficie del lago. La vibraciónfenece y quedan los samskaras, las impresiones. Cuando un gran número de estas impresiones van quedando en la mente, se juntan y se vuelven un hábito. Todos nuestros actos de ahora son los efectos de pasados samskaras; de nuevo, todos estos actos volviéndose samskaras serán las causas de futuras acciones. Los samskaras son las sutiles raíces de todos nuestros actos. ”

Técnica de visualización para combatir samkskaras.

-Iniciaremos la técnica con una relajación sencilla. La relajación es la técnica más elemental y conforma los cimientos del yoga mental o de cualquier otra técnica o escuela mental. Cuando suba mi propia técnica de relajación remitiré a ella desde aquí y desde cualquier otra técnica que haya subido en otra sección. Respiramos con calma y buscamos relajar el cuerpo y la mente. Cualquier forma de estrés o de angustia es campo abonado para los samskaras.

Vamos a visualizar que nuestro pensamiento o nuestras ideas son como ovejitas. Visualicemos nuestro pensamiento como una ovejita simpática y pacífica que se acerca a nosotros en un paisaje idílico, en un valle de alta montaña, el suelo sembrado de hierba fresca. Estamos allí sentados contemplando la hermosura del paisaje y de pronto una oveja se acerca a nosotros balando, bee, bee, beee No sabemos de dónde ha salido. Nos resulta simpática porque parece inofensiva, porque parece también un poco tonta y porque reclama nuestra atención con gran insistencia.

Como no le hacemos caso comienza a dar vueltas a nuestro alrededor balando. Se detiene frente a nosotros y nos mira con ojos tiernos y acuosos. Como seguimos sin hacerle caso, porque el paisaje es mucho más interesante, llama con fuerza y aparece un corderito, su hijo. Es tan diminuto, tan inocente, tan simpático, tan frágil, que sentimos que el corazón se nos enternece. Lo llamamos lo acariciamos y nos quedamos con él, sin darnos cuenta de que a su lado está la oveja primigenia que permanece también con nosotros.

De pronto ya no vemos el paisaje, nuestras emociones y sentimientos se centran en dar ternura al corderito y como la madre mete la cabeza y acerca el hocico también ella recibe nuestras caricias. Sin saber cómo hemos llegado a ello una idea fija, compulsiva, obsesiva, un terrible samskara se ha instalado en nuestro cerebro y no deja de balar. Be, bee, beee

Hay infinidad de ideas compulsivas o samskaras, desde los aparentemente más inocuos e inofensivos hasta los más trágicos y terribles. Podemos llegar a repetir mil veces el estribillo de una canción del verano sin que nos ocurra otra cosa que enfadar al que está a nuestro lado y acabar llamándonos idiotas e intentar alejar a esa ovejita y su corderito de nuestra presencia. Hay otras obsesiones mucho más destructivas. Estoy hablando de las adicciones, por ejemplo, al alcohol, a las drogas, al sexo, a la comida, a la cultura… Todo parece inofensivo y bueno en pequeñas proporciones, como corderitos que se nos acercan con su madre buscando una caricia, pero si nos entregamos en cuerpo y alma dejaremos de ser nosotros mismos para transformarnos en ovejas baladoras que se olvidan hasta de comer.

Para evitar que los samskaras se apoderen de nosotros podemos visualizar la transformación de esa oveja o ese corderito en un lobo feroz. Seguimos el proceso paso a paso y cuando el lobo feroz está delante de nosotros nos hacemos conscientes de que era un lobo con piel de oveja.

Cuando los samskaras ya forman parte de nuestro circuito neuronal, deberemos llevar la visualización al extremo, el lobo nos enseña los dientes, nos muerde, nos hace sangrar, nos arranca un bocado de carne, nos aprieta el cuello hasta dejarnos sin respiración y está a punto de matarnos.

Cuando hemos conseguido un efecto tan verosímil que hasta comenzamos a temblar de miedo, podemos visualizarnos elevándonos en el aire, lejos de la presencia del lobo feroz y acercándonos a la cumbre de una montaña, un lago o una playa desierta. Allí entramos en meditación profunda y la idea de que ciertas ovejas y corderos pueden transformarse en lobos y devorarnos, quedará incrustada en nuestro subconsciente. La orden ha sido comprendida y aceptada.

Esta técnica puede ser usada para todo tipo de obsesiones, adicciones, compulsiones, fobias, etc Se recomienda su uso junto con la meditación.





Mis técnicas mentales II

6 07 2012

EQUILIBRIO Y SINCRONIZACIÓN DE LA ENERGÍA

En un cursillo de kriya yoga aprendí unos ejercicios de energetización que realizo de forma habitual, siempre que puedo, al menos un par de veces a la semana. Los resultados han sido muy positivos. Remito a los interesados al centro Yogananda de Madrid donde seguro que les facilitarán la forma de hacerse con estos ejercicios.  http://www.yogananda-srfmadrid.es/

También llevo dos años practicando taichí, donde se hacen, como calentamiento, unos ejercicios muy parecidos a los de energetización. Por mi parte he desarrollado una técnica personal para equilibrar y sincronizar la energía que a mí me va muy bien. Es muy sencilla.

-Consiste básicamente en trabajar con las dos partes del cuerpo, la izquierda y la derecha, centrando la atención o consciencia de forma tal que nos permita hacernos conscientes de la sincronía que debe presidir el funcionamiento de nuestros cuerpos.

-Cuando me encuentro desequilibrado, cansado, mal humorado, estresado, con la mente poco fluida, practico estos ejercicios sin prisas hasta obtener resultados. Cuando no puedo dormir debido a las ideas fijas o samskaras, procuro sincronizar las dos partes del cuerpo con movimientos de manos y pies.

-Procuro hacer una rotación de la siguiente manera:

Brazos extendidos hacia delante. Palma de la mano izquierda mira hacia abajo y palma de la mano derecha mira hacia arriba. Unos pocos segundos y se cambia.

Brazo izquierdo hacia arriba, por encima de la cabeza, y brazo derecho permanece relajado al lado del cuerpo. Unos segundos y cambio.

Brazo izquierdo atrás, a la espalda, y brazo derecho colgando por delante. Unos segundos y se cambia.

Pie izquierdo mirando hacia la izquierda y pie derecho hacia la derecha. Unos segundos y se cambia.

Pierna izquierda se mueve hacia delante, un pasito corto y la derecha hacia atrás. Unos segundos y se cambia.

Brazo izquierdo extendido hacia delante y pie derecho da un pasito hacia delante. Unos segundos y se cambia.

La cabeza gira hacia la izquierda, hacia el hombro izquierdo, y permanece en esa posición sin forzar. Giro a la derecha, hacia el hombro derecho, permanece en esa posición unos segundos sin forzar. Cabeza se mueve hacia arriba, permanece unos segundos sin forzar y luego hacia abajo. Giros de la cabeza hacia la izquierda y luego hacia la derecha. Sin forzar nunca. Si la persona tiene problemas de vértebras, mareos o cualquier otro síntoma no debe practicarlos mientras sienta esos efectos.

Al ir a dormir se adopta una postura, por ejemplo boca arriba. Si se sienten molestias o no se concilia bien el sueño, se pueden hacer algunos ejercicios muy simples. La pierna izquierda permanece estirada y la derecha se flexiona. Unos segundos y se cambia. El brazo izquierdo se estira hacia atrás y el brazo derecho permanece al lado del cuerpo. Se cambia.

Postura de costado, hacia la izquierda o hacia la derecha. El brazo izquierdo permanece a la espalda, sin forzar, mientras el brazo derecho queda relajado al lado del cuerpo. Unos segundos y se cambia.

Todos estos pequeños ejercicios pueden ir acompañados de una respiración suave. La atención se centra en la respiración y sigue su ritmo, como algo hipnótico.

En cualquier momento y lugar se pueden adoptar posturas de sincronización de ambas partes del cuerpo sin que resulten llamativas. Si se hacen con discreción las personas del entorno ni las notarán. Se trata de que el movimiento de los apéndices de un lado y otro del cuerpo no sigan la misma orden de movimiento. Si un brazo se mueve hacia arriba, el otro permanece abajo, si un pie se ha movido hacia delante, el otro se mueve hacia atrás. La energía es dual, izquierda-derecha, arriba-abajo, hacia delante- hacia atrás, en pie-tumbados, miramos a la izquierda-miramos hacia la derecha. Lo importante es ser consciente de esas dos energías, armonizarlas, sintonizarlas y sincronizarlas. Si estamos atentos a los resultados nos asombrará que algo tan simple pueda producir efectos tan benéficos. A menudo el estrés nos produce pequeños síntomas a los que hay que estar muy atentos. Si sentimos molestias en el brazo izquierdo es que tenemos la energía bloqueada allí, hagamos que fluya mediante estos ejercicios. La razón de que nos duela una parte del cuerpo y no otra, una muñeca y no otra, un dedo y no otro, se debe a estos bloqueos de energía. Una vez que la equilibramos y la hacemos fluir las molestias desaparecen.





Mis técnicas mentales

21 05 2012

Lunes, 8 de Diciembre de 2008

MIS TÉCNICAS MENTALES

Sintoniza-con-la-mente-universal

INTRODUCCIÓN

Las técnicas mentales que voy a exponerles aquí están basadas en enseñanzas teóricas que he ido adquiriendo a lo largo de los años con la lectura de libros y la experimentación personal de dichas técnicas. Han sido adaptadas a mis necesidades personales, a mis ideas y a mi carácter. Ustedes pueden hacer lo mismo. No existe una técnica perfecta y completa que pueda servir para todo el mundo.

Lo mismo que cada atleta aplica las técnicas de entrenamiento estándar a las características de su cuerpo y a su personalidad, cada mente, cada psiquis, es diferente y las técnicas mentales básicas no siempre funcionan en cada individuo de la misma forma. Así pues quédense con lo esencial y luego experimenten individualmente hasta conseguir la forma aplicada de cada técnica que más les convenga.

Todas ellas son sencillas  de entender y aplicables para la solución de sus problemas personales. Plantéenselo como si fueran a realizar una competición deportiva, solo que en vez de  forzar a sus cuerpos a superar límites físicos y records, lo que van a hacer será trabajar con sus mentes, con sus emociones y con su espíritu.

El premio no serán medallas para colgar de sus cuellos y exhibir como trofeos sino alcanzar el dominio de sí mismos. La vida no es algo que se nos impone y que estamos obligados a aceptar resignadamente. Al contrario, somos libres para elegir y crear nuestras propias vidas. Las circunstancias no lo son todo, el carácter no es una cárcel de la que es imposible escapar, nuestros pensamientos y emociones no son instintos básicos indomeñables que nos llevan donde ellos quieren.

Somos dueños de nuestras propias vidas y somos creadores de nuestros destinos. Si como dice el Kybalión, el manual más sencillo para el iniciado, el universo es mental, nuestra mente puede moldearlo e ir creando un universo propio en el que no estaremos en manos de fuerzas ocultas, sino que éstas serán instrumentos en nuestras manos para crear nuestro futuro.

Si les resulta difícil aceptar esto piensen en el experimento de física cuántica. Las partículas subatómicas son influidas por el observador. Nunca sabremos cómo es realmente el universo porque al tiempo que lo observamos lo estamos modificando. No quieran conocer cómo sería el universo sin su presencia porque ello es imposible. Ustedes deben interactuar con él y limitarse a saber las leyes fundamentales y a aplicarlas en su beneficio y en el de todos los seres humanos.

Y ahora dispónganse para iniciar el entrenamiento, embútanse en sus chándal, no en los que les gustaría poseer, sino en los que la naturaleza les ha dado; cálcense el calzado deportivo que usan habitualmente y salgan al campo. Vamos a comenzar una tanda de ejercicios de calentamiento. Después podrán caminar, primero despacio, luego más deprisa y finalmente hasta podrán correr e incluso volar, si son constantes, persistentes e inasequibles al desaliento.

Pueden considerarlo un regalo navideño por el que no pido nada. No se preocupen en regalarme algo a cambio, no se trata de cumplir con la ley de la reciprocidad. Lo que he recibido gratis se lo entrego gratis. El maestro no es tal maestro, lo mismo que ustedes no son realmente discípulos. Somos amigos, compañeros, caminantes que se encuentran, se sonríen, charlan e intercambian lo que poseen: una cantimplora de agua, un trozo de pan y queso, una manta sobrante para combatir el relente nocturno. Quien no posea nada y regale una sonrisa se está regalando a sí mismo, un regalo infinitamente más valioso que todas las pertenencias. Es la ley de Ahmra, una de las grandes leyes cósmicas que conocerán a su tiempo.
“AUTOAYUDA-PRESENTACIÓN”
Sabado, 6 de Diciembre de 2008
>Abro esta nueva sección para encuadrar en ella las técnicas de yoga que iré subiendo poco a poco. Al mismo tiempo aprovecharé para subir todos los textos que tengan relación con este apartado, bibliografía y cualquier cosa que se me ocurra que pueda LA VULNERABILIDAD Y EL MIEDO” >LA VULNERABILIDAD Y EL MIEDOEn un libro de Castaneda, que he leído y releído varias veces, Don Juan, un brujo yaqui que está iniciando a Castaneda le dice, a una pregunta suya, que el peor enemigo del hombre de conocimiento es el miedo.Podríamos ampliarlo a todos nosotros y admitir que es el miedo nuestro principal enemigo y el que nos hace vulnerables. Si bien no deja de ser un valioso instinto de supervivencia, lo cierto es que rara vez nos sirve ahora de algo y la mayoría de las veces entorpece o bloquea nuestro deambular por la vida.

Tenemos miedo a todo o a casi todo. Miedo a estar solos, miedo al amor, miedo al desamor, miedo a quedarnos sin trabajo, miedo al futuro, miedo al miedo…

Es eso lo que nos hace realmente vulnerables. No nuestros defectos o debilidades puesto que todos las tenemos y todos somos vulnerables. En un combate de gladiadores psicológicos todos saldríamos derrotados o victoriosos según el momento y las circunstancias. No es eso lo que nos hace vulnerables sino el miedo que se va transformando en terror y genera toda clase de patologías.

En mi caso el miedo fue depresión durante mi juventud y ahora se ha convertido en fobia social. En realidad la base es la misma aunque las manifestaciones cambien con el tiempo.

Somos vulnerables porque somos mortales y el miedo a la muerte es la raiz de todos nuestros miedos. Si viviéramos para siempre podríamos tener miedo a estar solos, pero también la certeza de que con el tiempo dejaríamos de estarlo. Podríamos tener miedo al desamor pero estaríamos seguros de que con el tiempo alguien nos amaría y nosotros amaríamos a alguien.

Nos falta tiempo para tener paciencia y las heridas que nos inflinge la vida rara vez las vemos como las heridas del gladiador que cada vez se hace más fuerte. Vivimos al día porque no viviremos mil años. Por lo tanto necesitamos el amor para hoy, la comida para hoy, la compañía para hoy, mañana será tarde pensamos y eso nos hace en extremo vulnerables.

Mi personaje humorístico el profesor Alien, experto en farsas de control, a quien aún no conocen, dice que esa vulnerabilidad es nuestra mejor arma y nuestro talón de Aquiles más terrible.

Alien divide y sistematiza todas las farsas de control existentes y aún las que no se han inventado. Los demás se aprovechan de nuestra vulnerabilidad para herirnos allí donde más nos duele: quien no puede sufrir la soledad es chantajeado por quien la lleva mejor para que ceda a sus pretensiones; quien siente pánico de quedarse en la calle sin trabajo es chantajeado por el jefe acosador; quien tiene dinero chantajea a quien no lo tiene, quien tiene amigos a quien carece de ellos, quien es fuerte en un terreno chantajea en ese terreno al prójimo que es vulnerable en pista de hierba o en tierra pisada.Hay farsas de control tan sutiles como la lagrimita de cocodrilo o esa cara compungida que ponemos ante quien nos está hiriendo. Todos sabemos que somos vulnerables y de ahí que nos ataquemos o nos defendamos buscando la debilidad del otro y nuestra fortaleza en un determinado terreno.

Aún si esto fuera un remanso de paz nuestra fragilidad ante la vida nos haría vulnerables, tendríamos miedo de caer y golpearnos la cabeza o de ingerir un tóxico en la comida o la bebida. Esto no tiene remedio.

Milarepa, mi gran amigo, dice que el individuo siempre será vulnerable, aquí y en Katmandú, ahora y en el año 5001. La única receta contra la vulnerabilidad es sumergirnos en el Todo. Nuestro espíritu puede contactar con el de los demás y con el de Dios y así, de esta forma, la vulnerabilidad se atenua, puesto que donde no alcanzamos nosotros alcanzan los demás y donde ni nosotros ni donde los demás alcanzamos alcanza Dios.

Abrirnos a los demás y al Todo es crear un vacio dentro de nosotros que atraerá irresistiblemente lo que necesitamos. Es el “horror vacui” de los clásicos. Si algo está vacio buscará llenarse. Si un cántaro está vacio se llenará con la lluvia y si hay un gran agujero en el suelo atraerá a todo lo que se mueva a su alrededor.

Milarepa habla de hacer el vacio en nuestras vidas. Cuanto más lo hagamos menos vulnerables seremos al chantaje de los demás o a la dureza de la vida. Hacer el vacio es desprendernos del apego a cosas materiales, a afectos perecederos, a nuestra vida mortal. Una vez convencidos de que somos mortales, temporales y finitos, todo lo que nos viene sabemos que se marchará, todo lo que tenemos lo perderemos algún día, todo lo que sentimos hoy no lo sentiremos mañana de la misma forma. ¿Por qué apegarnos a lo perecedero?

Vivir como si mañana lo fuéramos a perder todo, sabiendo que una vez perdido el vacio atraerá a todo otra vez. Esa es la regla de Milarepa. No es tan dificil, basta con hacernos conscientes de que la muerte está ahí, de que los amores van y vienen, de que los trabajos duran lo que duran y el dinero es agua en nuestras manos. Eso no quiere decir que no disfrutemos de la vida. Podemos y debemos hacerlo, pero como si no nos perteneciera, como si se nos hubiera alquilado una parcelita para nuestros juegos que en cualquier momento nos puede ser arrebatada.

La meditación sobre el vacio es un clásico de Milarepa y el único antídoto contra la vulnerabilidad.

Si no le creen prueben otras recetas. Por ejemplo a hacerse millonarios para que una crisis económica se lo arrebate todo o a pensar que el amor de nuestra vida será para siempre… hasta que se vaya con otro o nos lo arrebate la parca. Háganme caso, nada es para siempre y mientras no lo aceptemos seremos vulnerables. Seremos chantajeados, tendremos miedo, terror, andaremos siempre como pisando huevos porque una teja nos puede caer en la cabeza.

Cuanto más años pasan por nosotros más vulnerables nos volvemos. La vitalidad de la juventud, que nos hace atrevidos y rebeldes, se va perdiendo con el tiempo y cuando llegamos a no saber si podremos cumplir con la pareja a la que acabamos de seducir, nos damos cuenta de que la vulnerabilidad estuvo siempre ahí, al acecho, solo que antes éramos más fuertes, más jóvenes y la vida parecía tratarnos mejor. En realidad quien saca pecho y se pavonea ante nosotros es solo un pobre diablo que se ha puesto la máscara para intentar engañarnos. El sabe y nosotros sabemos que todos somos vulnerables, quien va por la vida sin máscara parece aún más vulnerable, pero no nos engañemos, las máscaras no sirven para nada y quienes se enfrentan a la vida a rostro descubierto, a calzón quitado, tienen más posibilidades de atraer el amor que quienes danzan con máscaras invocando la lluvia. Sobre ellos caerá la lluvia.