AGENDA ONÍRICA XIV

11 12 2017

AGENDA ONÍRICA XIV

Casa del acantilado

Cuadro de José-Pedro España, copiado con su permiso.

Soria 13-11-2017

SUEÑO HOTEL

He llegado, al parecer en autobús, a un hotel,  no sé por qué se me mete en la cabeza que es Oviedo/ No sé por qué estoy convencido de eso en el sueño, parece más bien una de mis típicas ciudades oníricas/ Luz más bien nocturna, aunque la sensación es la de haber llegado de día/ Pudiera formar parte de un grupo y estar de vacaciones, aunque no tengo recuerdo de la jubilación ni de estar divorciado/ Tengo la impresión de haber caminado un poco por la ciudad, de noche, edificios antiguos y muchas colinas/ Me conducen, junto con mis compañeros a los que no conozco en la vida real, pero por los que parezco sentir una gran afinidad, a las habitaciones y observo que son dormitorios comunales, larguísimos, al estilo del colegio de Valladolid, solo que en lugar de muros de cemento con armarios aquí hay una especie de pasillos centrales con grandes vigas de aluminio o artilugios que separan unos pasillos de otros, donde hay camas a la vista de todos/ En el sueño me sorprende eso, cómo en un hotel pueden ser así los dormitorios, un atisbo de lucidez en el sueño/ Me toca una habitación cerca del comedor/ Busco mi maleta, pensando que por las noches nos vamos a ver unos a otros y necesito al menos mi bata/ Por un momento pienso que me lo he dejado en el autobús pero la encuentro en un hueco bajo la cama, los empleados han debido de subir el equipaje, es una maleta marrón, de plástico, como una Samsonite que no tengo y nunca he tenido/ Estoy en el comedor, sentado a una mesa, nos sirven unos camareros de uniforme, pantalón marrón, camisa blanca con rayas negras/ Son todos muy atentos, obsequiosos, gentiles, perfectos, éste debe ser un hotel de gran lujo, sin embargo no me encajan con este tipo de dormitorios/ Del desayuno solo recuerdo la obsesión por un zumo de zanahoria que está al otro lado de la mesa y que no me atrevo a pedir al compañero, en un gesto tan típico de mi carácter que me identifica en el sueño/ Estando sentado allí llegan un grupo de mujeres, tal vez de otra excursión al hotel, que se acercan y una me saluda con mucho cariño/ Me quedo de piedra al ver que es …, la amiga de…cuyo aniversario de muerte tiene que haber sido uno de estos días/ La reconozco a pesar de que asume el cuerpo que tenía de joven y que yo vi en una fotografía/ Al despertar me doy cuenta de que… tiene que haber fallecido, dada la edad que nos separaba. Incluso en el mismo sueño siento algo así y comienzo a pensar si no estaré en un lugar morontial, donde los muertos se aclimatan tras el fallecimiento/ Me pregunto qué hago yo allí y si no estaré muerto/ Lo que más me sigue sorprendiendo es que no haya posibilidad de la menor intimidad en los dormitorios/ Un empleado maniobra, por encima de nuestras cabezas, algo para tapar una ventana o descorrer una persiana/ Hay empleadas, mujeres jóvenes y muy simpáticas que me tratan muy bien, me pregunto cómo será allí el sexo, sin la menor oportunidad para la intimidad/ La sensación es de un hotel que nada tiene que ver con la realidad, lo mismo que la ciudad de Oviedo, al despertar recuerdo otros sueños parecidos y tengo la fuerte sensación de estar preparándome para la muerte y mi llegada a un planeta morontial.

Soria-27-11-2017

PERDIDO EN UN HOTEL RARO

Una especie de hotel, aunque no estaba claro, podría ser una sala de fiestas, uno motel, etc/ Sobre una colina, en el campo, especie de cabañitas de madera, unidas entre sí, la sensación es la de que todo está unido, aunque no sea un edificio de plantas/ Estoy allí, parece que con una pareja, un matrimonio joven que no sé qué relación tiene conmigo/ Camino por un pasillo, buscando algo, tal vez un salón o el comedor/ Hay mucha gente danzando por allí, muchos camareros de frac, con pajarita, como en el otro sueño/ Les veo echar una alfombra sobre una ladera con césped, parece que es de noche y no puedo ver si esa zona está abierta, cubren todo el césped, parece una alfombra, aunque podría ser plástico o algo parecido/ Es un ambiente festivo, de celebración, sin duda una reunión de alta sociedad/ He perdido a la pareja, camino buscando una salida que no encuentro, me meto por puertas, rebusco de acá para allá, luz artificial, aunque todo con un color rojizo/ Es una sensación de pérdida, triste, medroso, no me lo estoy pasando bien precisamente, otros detalles olvidados.

IMG_20131231_141300

Cuadro de José-Pedro España, copiado con su permiso.

ANÁLISIS DE LOS SUEÑOS

Este tipo de sueños forman parte de lo que yo llamo “mis ciudades oníricas”, son ciudades que visito en sueños, sin saber nunca cómo llego, aunque en esta ocasión, en el primer sueño parece que he llegado en autobús, con una excursión. Siempre son ciudades que me recuerdan a alguna ciudad real conocida, normalmente Madrid, también León, nunca Oviedo, esta es la primera vez.  He visto todo tipo de ciudades oníricas, modernas como las actuales, castillos medievales, ciudades vistas en la televisión, algunas identificadas como ciudades mexicanas, otras son claramente futuristas o de ciencia ficción. Hay edificios muy modernos y lujosos, de cristal, otras veces son suburbios con edificios muy pobres, incluso pueblos extraños. Acostumbro a estar perdido, no conozco muy bien estos lugares o puede que me haya olvidado, me falla la memoria. También es frecuente buscar mi coche actual que no sé dónde lo he dejado. Nunca voy acompañado aunque tengo la sensación de ir con alguien a quien he dejado en alguna parte, casi nunca conocido. No suelo vivir allí, salvo contados sueños donde me veo en una nueva casa o piso, la mayoría de las veces cochambroso, al que he ido a vivir recientemente. Aunque en algunos sueños repaso el recorrido que he hecho, mentalmente, éste suele no tener el menor sentido si lo comparo con el recorrido real, ciudades que están realmente en alguna provincia, en el sueño pertenecen a otra lejana, todo está distorsionado.

No hay objetivo claro en estos sueños, incluso cuando, como en este caso, me siento parte de una excursión turística, no recuerdo nunca haber organizado o pensado en esta excursión. Suelo deambular solo y triste, siempre recordando un pasado lamentable que muchas veces no puedo concretar. Llevo ya muchos años moviéndome solo en sueños, no me acompañan familiares o seres queridos o amigos, ni siquiera conocidos, están ahí, me los encuentro, puede que haya estado con ellos unos momentos antes, pero en el sueño siempre estoy solo, absolutamente solo. Esto parece ser un fiel reflejo de la realidad, como una renuncia a la relación interpersonal, como una huida de relacionarme con seres humanos. Hubo una época en la que incluso huía de la gente e intentaba refugiarme en el campo, donde no podía ser encontrado, dormía escondido entre los arbustos, en alguna cuneta, entre los árboles, era una huída con un fuerte componente de terror.

En este sentido debo decir que son muy pocos los sueños en los que me veo en un dormitorio, con paredes cerradas y puertas. Sí, he tenido sueños en los que me he visto en el dormitorio que habitaba mientras soñaba, en León, aquí, en otros lugares donde realmente habité. Pero esos sueños suelen ser muy fugaces, estoy allí porque me veo por un momento en el lecho donde realmente estoy dormido, normalmente solo, y suelen ser escenas en las que estoy a punto de despertar o acabo de dormirme. Tengo la sensación, intuyo, aunque tal vez solo sea una hipótesis de trabajo, que cuando mi cuerpo astral sale del cuerpo físico en sueños no suelo permanecer nunca en el dormitorio donde está durmiendo mi cuerpo físico. Creo que es debido a que pienso que allí sería mucho más fácil de localizar por los soñadores que vienen a buscarme. Todo esto lo relato extensamente en el capítulo correspondiente de mi novela “El loco de Ciudadfría”, el loco y el universo de los sueños.  Es como si creyera que al dormirme y salir del cuerpo físico me esperaran otros soñadores, dispuestos a llevarme con ellos en sus andanzas oníricas. Parece ser que he renunciado a este tipo de relaciones en sueños, incluso en los sueños eróticos, rara vez estoy en mi dormitorio, la escena tiene lugar en otros lugares, normalmente dormitorios comunales que son muy frecuentes en mis sueños, incluso en el sueño que dio lugar a la novela “El bufón del universo”, hay un dormitorio comunal donde las sacerdotisas del sexo llevan al protagonista.  Allí se desarrolla una escena muy frecuente en esta clase de sueños, la práctica del sexo en una de estas camas, con una mujer que me ha llevado hasta allí, y mi dificultad para centrarme porque intuyo miradas observándonos. No hay paredes, son grandes salones abiertos donde se realiza todo a la vista de todos.

El sexo en sueños es algo muy especial, hablaré de ello comentando algún sueño erótico. Solo diré que la escena parece sólida y real hasta que comienza el coito, entonces todo se vuelve muy mental, incluso el cuerpo desnudo no es el cuerpo físico al que estamos acostumbrados, parece como si hubiera una lucha por conseguir identificarse con el cuerpo físico para hacer el acto, pero estamos en cuerpo astral y eso implica muchas cosas, entre ellas, la dificultad para sentir los órganos sexuales como si fueran físicos, son como una imagen mental, por eso suele ser frecuente encontrarse con un miembro distinto al real, más grande, más pequeño, diferente. El coito es más bien de sensaciones mentales como si fueran dos mentes las que estuvieran practicando sexo y los cuerpos físicos desnudos parecen pertenecer a una secuencia de una película, es decir, estamos viendo la escena desde fuera y al tiempo sentimos las sensaciones mentales del coito. La dificultad para encontrar intimidad en los sueños para tener sexo es asfixiante, siempre aparece alguien por allí, salido de no se sabe dónde o hay ojos que nos observan. Esto sin duda es debido a que en el mundo onírico no existen paredes como en el mundo físico, o éstas pueden ser atravesadas por las mentes o cuerpos astrales de los soñadores. A mi entender bastaría con que alguien nos buscara en sueños o nosotros pensáramos en alguien para que éste apareciera por allí, incluso en los momentos más íntimos. Estoy convencido de que la intimidad es solo una faceta de nuestras vidas que solo ocurre en el mundo físico, en otros planos no hay intimidad por lo que todo depende del control mental o de la fuerza, el poder del guerrero, que puede mantener alejados a otros soñadores.

Paisaje interior, verde

Cuadro de José-Pedro España, copiado con su permiso.

Es por eso que en el sueño me planteo la dificultad de tener intimidad en el dormitorio comunal. En este sentido el sueño va consiguiendo un poco de lucidez sin hacerse sueño lúcido. De alguna manera soy consciente de que eso ya lo he vivido en otros sueños, de que ya me he planteado ese problema otras veces.  Solo tras muchos años de sueños en dormitorios comunales y de sueños eróticos he llegado a olvidarme de las visitas y de los ojos que miran, han dejado de importarme al hacerse el sueño lúcido, entonces sabes que solo es un sueño, que los observadores no recordarán lo que han visto y que si tu mente se centra en lo que estás haciendo  los soñadores observadores desaparecen o tú no eres consciente de ellos, lo que viene a ser lo mismo.

Es interesante y curioso el fenómeno de los roles en sueños, así yo soy el turista y otros hacen de empleados de hotel.  Creo que tiene poco que ver con los roles o profesiones que desempeñamos en la vida real, aunque yo me he visto en bastantes sueños haciendo el trabajo que he desempeñado en el mundo real. Mi hipótesis de trabajo, salvo que el sueño se desarrolle en lugares conocidos y con personas conocidas, es que estamos en otros planos o dimensiones donde de alguna manera las cosas son parecidas a las de la vida física, como es arriba es abajo, dice el Kybalión. En este caso hay una fuerte sensación de estar en un plano morontial, tal vez en un planeta morontial, del que se habla en el libro de Urantia. A estos planetas-estancia llegan los fallecidos para recuperarse de la muerte y seguir el camino hacia planos más elevados. Se supone que todo el entorno y los que allí están sirviendo a los fallecidos deben metamorfosearse para que éstos no se sientan desplazados. Así he tenido sueños en los que estaba siendo atendido por auténticos médicos y enfermeros en auténticos hospitales, como si el cuerpo astral, morontial en este caso, tuviera las mismas necesidades que el cuerpo físico. Se supone que también en estas ciudades morontiales puede haber hoteles u otro tipo de edificios muy parecidos a los que tenemos en el mundo físico, para que los fallecidos puedan irse aclimatando poco a poco a las nuevas realidades.

Dado que nunca estuve en un lugar así en la vida física y no parece muy probable que pueda ser una escena del futuro, me siento tentado a pensar que este sueño se desarrolla en un planeta morontial. Es posible que yo esté realmente muerto, esto no sería tan contradictorio, puesto que si nuestra mente puede viajar al pasado, también puede viajar al futuro, y si podemos ver escenas del pasado, también podríamos ver escenas del futuro, y no solo nuestra muerte física, sino también el recorrido desde esa muerte hasta el siguiente paso evolutivo. Me hace pensar en esa posibilidad la aparición de… una antigua amiga que seguramente esté ya fallecida. La aparición de un difunto en estas escenas me suele indicar que el sueño se desarrolla fuera de cualquier lugar y tiempo de esta realidad física. Curiosamente esta amiga es la amiga de… a quien me refiero en el sueño, fallecida ya hace muchos años, con la que me unió una gran intimidad y con la que bromeaba sobre visitar en sueños, el fallecido, al que aún siguiera vivo. Ella falleció realmente por las fechas del sueño y aunque hace ya muchos años que no sueño con ella y considero roto el compromiso de la visita en sueños y de la ayuda en momentos especialmente difíciles, sería muy lógico y verosímil que una vez fallecido yo y habitando un planeta morontial pudiera recibir la visita de estos fallecidos con anterioridad, especialmente si  existía una relación estrecha.

La amabilidad llamativa de camareras y empleados tiene que ver con su misión, ellos están allí para ayudar a los nuevos difuntos y asumen con naturalidad cualquier papel que sea necesario. Estos sueños me indican que mi subconsciente está pensando en la muerte y tal vez preparándose para ella. Incluso esta tarde, en la que escribo esto, en la siesta tuve una fortísima sensación de que me puede quedar poco tiempo y de un deseo terrible de alejarme de todo esto y no regresar. Es muy típico de mi carácter eso de preparar las cosas con antelación, lo mismo que ciertos rasgos de mi carácter resultan muy identificativos en sueños, es como si la muerte o el sueño no me cambiaran y yo siguiera siendo el mismo para todo, lo bueno y lo malo.

En estos sueños tampoco me relaciono o la relación es muy esporádica, me encuentran, saludo, me saludan, pero no hay conversación ni hacemos cosas en común. Parece un fiel reflejo de la decisión tomada en el mundo físico, renunciar a las relaciones interpersonales, aceptar la soledad, estar solo, rumiando mis cosas y viendo lo que sucede a mi alrededor porque no puedo evitarlo. En contadas ocasiones he podido encontrarme con los maestros. No es que haya renunciado a ello, busco estos encuentros en sueños, pero hay algo que me lo impide. Tampoco soy consciente de cumplir trabajos o misiones en sueños, a pesar de mi disposición. Tal vez se deba al bloqueo mental que decidí hace años, no quiero volver a vivir aquellas pesadillas, todo lo que pueda afectarme o recordarme lo verdaderamente importante que hago en sueños es bloqueado al despertar del sueño y nunca lo recuerdo.

He escogido estos dos sueños porque me indican que la aparente superficialidad de la mayoría de sueños durante esta temporada es solo un velo, en realidad puedo estar muy consciente de una muerte próxima y preparándolo todo. Esto no tiene que ser así, por supuesto, siempre tuve la impresión de que viviría muchos años, pero dado mi escaso interés por la vida y mi estado de salud, no es difícil de prever que en un tiempo más o menos cercano pueda tener alguna dificultad grave de salud.

Anuncios




EL PLANO ASTRAL

4 12 2017

 

plano astral

C.W. LEADBEATER

https://es.wikipedia.org/wiki/Charles_Webster_Leadbeater

EL PLANO ASTRAL Y EL PLANO MENTAL

(EN PAPEL)

C.W. LEADBEATER

, 1994

  • Nº de páginas: 206 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: KIER (ARGENTINA)
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9789501706086

EL PLANO ASTRAL: UN APASIONANTE VIAJE POR ESTE EXTRAORDINARIO MUN DO

(EN PAPEL)

C.W. LEADBEATER

, 1999

  • Nº de páginas: 141 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: HUMANITAS
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788479102920

EL PLANO ASTRAL

(EN PAPEL)

C.W. LEADBEATER

, 2006

  • Nº de páginas: 64 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: MESTAS EDICIONES
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788495311634

EL PLANO ASTRAL, EL AURA HUMANA Y LOS REGISTROS AKÁSHICOS

– EBOOK

C.W. LEADBEATER

2011

  • Formato: PDF – DRM
  • Editorial: HOJAS DE LUZ
  • Lengua: CASTELLANO
  • Año edición: 2011
  • ISBN: 9788496595392
C. W. Leadbeater nos transmite en esta obra ya clásica, una idea clara y concisa de lo que es el plano astral. Las enseñanzas aquí descritas permiten comprender muchos hechos en apariencia extraños, como la existencia de las hadas, los duendes, los gnomos, las sílfides, las apariciones de fantasmas, la comunicación con otros seres, la clarividencia, las materializaciones y la transmutación de los metales, por citar sólo algunos.

INVESTIGACIONES SOBRE EL PLANO ASTRAL: FENOMENOS SIN APARENTE EXP LICACION

(EN PAPEL)

C.W. LEADBEATER

, 2008

  • Nº de páginas: 184 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: HUMANITAS
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788479104337
Realidades que la Humanidad aún no conoce.
Con las enseñanzas aquí descritas se podrán comprender y colocar en su debido lugar todos esos hechos, en apariencia extraños, que pueden llegar de alguna manera a nuestro conocimiento, tales como: vampiros, hombres-lobo, hadas, duendes, gnomos, sílfides, apariciones de fantasmas, movimiento de objetos sin explicación aparente, comunicaciones con otros seres, clarividencia, materializaciones y desintegraciones, escritura automática, levitación, transmutación de metales, etc.
La materia astral es mucho más sutil que la del plano físico, de manera que penetra fácilmente todo cuerpo de nuestro plano terrestre. Debido a su extraordiaria ductilidad, las entidades astrales pueden modificar rápidamente su aspecto, porque la materia astral de que están compuestas toma forma a cada impulso de pensamiento.
El que lea este libro con interés, podrá formarse una idea clara y concisa de lo que es el Plano Astral y de las interesantísimas posibilidades que encierra su conocimiento.
ARTHUR POWELL
 http://eldiscipuladolaetapadecisiva.blogspot.com.es/p/5-libros-de-arthur-powell-sobre-los.html

EL CUERPO ASTRAL

(EN PAPEL)

ARTHUR E. POWELL

, 2012

  • Nº de páginas: 320 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: HOJAS DE LUZ
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788496595408
Lo esencial es invisible a los ojos. La mayoría de las personas no somos conscientes de nuestro cuerpo astral, ese vehículo formado por un tipo de materia mucho más sutil que la física, invisible en nuestro estado de consciencia habitual, sin el cual no seríamos más que una masa de materia inerte, incapaz de percibir ni de sentir. Convertido ya en clásico, el libro de Arthur Powell sigue siendo la más completa recopilación de datos e información existente sobre el cuerpo astral, sus fenómenos y desarrollo. Todos poseemos un cuerpo astral, pero en nuestras manos está cultivarlo, tomar consciencia de él y llegar a utilizarlo conscientemente. AUTOR: Arthur E. Powell nació en Gales, en 1882 y, posteriormente, se trasladó a Estados Unidos. Fue un destacado teósofo, ávido estudioso de las obras de Blavatsky, Annie Bessant y Charles W. Leadbeater. Es autor, entre otros libros, de El cuerpo mental, El cuerpo causal y el ego, El sistema solar y Kundalini. Arthur Powell murió en Los Ángeles, California, en 1969. El Cuerpo Astral es un libro de referencia para el estudio de las energías y los campos sutiles.

EL CUERPO ASTRAL Y OTROS FENOMENOS CELESTES (12ª ED.)

(EN PAPEL)

ARTURO E. POWELL

, 2003

  • Nº de páginas: 240 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: KIER (ARGENTINA)
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9789501709155
En una precisa síntesis, a lo largo de treinta capítulos, se expone todo cuanto es necesario saber sobre la composición del cuerpo astral, el significado de los colores y de las emociones relacionados con estos, la distribución y características de los siete chakras astrales o centro de fuerza de cuatro dimensiones, el vínculo entre Kundalini y cuerpo astral, las entidades astrales humanas y las no humanas y las artificiales o elementales.

DOBLE ETERICO (B. CIENTIFICO ESPIRITUAL), EL

FENOMENOS RELACIONADOS CON EL MISMO


ENLACES INTERESANTES

http://elespejogotico.blogspot.com.es/2017/02/liber-larvae-el-libro-de-las-larvas.html

https://triskelate.com/larvas-astrales-como-detectarlos-y-limpiarlos

 

https://despiertacordoba.wordpress.com/2016/11/27/larvas-energeticas-parasitos-astrales/





EL LOCO DE CIUDADFRÍA XIV (NOVELA)

3 12 2017

LOCODE1 

“Miré al niño como si fuera un adulto que estuviera pensando alguna barbaridad de mí. Eso le resultó tan llamativo que lo comentó con su mamá, a la que miré tal vez con demasiada lujuria. Era joven y atractiva.

 “La mamá, más discreta que el niño, se limitó a decirse a su hija, en voz baja, que yo estaba mal y que me dejara en paz. El resto del viaje fue un infierno. Las escenas de Chamartín regresaban una y otra vez a mi cabeza. Había decidido que puesto que yo era un loco me comportaría como tal de allí en adelante.

ELLOCODE3

“Cuando abrí la puerta de mi casa era noche avanzada y mi madre estaba en su habitación, dormida. Me desnudé de prisa y me refugié en el lecho, como en un bunker. Me costó quedarme dormido. Los fosfenos iban y venían frente a mis ojos cerrados. Maldije mi suerte. ¡Nunca podría asumir que el tercer ojo iba a permanecer abierto el resto de mi vida! ¡Por qué me había metido en aquel laberinto sin haberlo pensado bien antes? ¿Por qué atravesé la puerta sin la menor duda respecto a lo que me convenía hacer o no?

 ELLOCODE2

 “Por fin el agotamiento me pudo. A la mañana siguiente me despertó una conversación al otro lado de la puerta. Mi madre hablaba con mi hermano. Como usted sabe los españoles somos muy gritones, incluso cuando hablamos en voz baja nos oye todo el mundo a nuestro alrededor y cuando hablamos en voz alta nos escuchan a varias leguas de distancia.

“Mi madre le preguntaba a mi hermano si había escondido el periódico. Este se lo confirmó y continuaron charlando. La voz de mi madre me hacía pensar que estaba muy nerviosa, sentía miedo, y mi hermano también estaba preocupado.

 -¿De eso deduce que había salido en la prensa?

 -¿Qué otra cosa podría deducir? ¿Por qué sino me escondían el periódico?

-¿Y no se cercioró?

 -No. Podría haberme levantado y acercado al quiosco de la esquina. Si mi foto y una breve reseña de mi conducta en Chamartín aparecían en algún periódico, me bastaría con ojear los periódicos del día…Pero no lo hice.

 -¿Por qué no?

 -Eso mismo me pregunté yo durante algún tiempo. El conocimiento es siempre mejor que no saber. Pero yo no estaba preparado para afrontar la situación, al menos no en aquel preciso momento. Continué en la cama. Creo que era domingo. Me levanté para comer. Tanto mi madre como mi hermano estaban tan tensos que no pudieron evitar dirigirme miradas extrañas. Actuaban como si yo me hubiera vuelto repentinamente loco, como si fuera un demente peligroso. ¿Qué había ocurrido? Un odio feroz brotó de mi interior como un monstruo incontrolable.

 “Por primera vez en mi vida actué como el loco que ellos pensaban que era. Miré los pechos de mi madre, con fijeza y repugnancia, como si estuvieran al aire. Miré la bragueta del pantalón de mi hermano, como si estuviera pensando en castrarlo. Mi madre primero se rió sin ganas, con una risa estúpida y ofensiva, luego se echó a llorar y se refugió en su habitación, cerrando por dentro.

 -Disculpe. Yo no hubiera actuado así. ¿Por qué no se cercioró de lo que decía el periódico y luego planteó el tema abiertamente?

 -Sí, debí haberlo hecho. Mi gran error durante años ha sido no afrontar cara a cara mi situación de loco confeso y responder a la hipócrita conducta que las personas de mi entorno siguieron conmigo a partir de aquel día. Pero como le he dicho antes, no estaba preparado. La huida no es el mejor de los caminos posibles para enfrentarse a situaciones problemáticas, sin embargo te da algo de tiempo extra.

 -¿De qué le sirvió el tiempo?

 -De nada. Al día siguiente regresé al trabajo… Mis compañeros adoptaron la misma actitud farisaica que mi madre y mi hermano. Entonces tomé la decisión que me llevaría a convertirme en el loco de esta ciudad durante años… y tal vez para siempre.

 -¿Qué hizo?

 -¿Qué hice? Me enfrenté a ellos. Cerré los ojos y pude ver los ectoplasmas de sus rostros internos danzando frente a mí, luego los abrí y mostré bien a las claras lo que sus pensamientos de mierda me parecían.

 “Se produjo una reacción, de asombro primero, y después, como persistiera en mi actitud, de hostilidad manifiesta, de ira sin tapujos. Un compañero comentó que era preciso internarme. Los demás guardaron un silencio ominoso.

 “El resto de la mañana fue un constante ajetreo de idas y venidas, de conversaciones en voz baja, de entradas de profesionales que venían a tramitar sus papeles o simplemente a echarme un vistazo, con una curiosidad morbosa y repugnante. A las mujeres las miraba como si estuvieran desnudas frente a mí y como si fuéramos amantes, como si ya nos hubiéramos acostado; a los hombres como si llevaran sus vergüenzas al aire y desear cercenarlas con una motosierra… Por un momento pensé que la policía aparecería de un momento a otro, para conducirme a un psiquiátrico.

 -Eso hubiera sido lo más lógico. Su conducta fue inadmisible. No entiendo cómo no ocurrió nada. Porque no ocurrió nada… ¿No es así?

 -Así es. Nunca he podido entender la conducta que a partir de aquel instante adoptaron conmigo las personas de mi entorno. A pesar de mis esfuerzos me resulta de todo punto inexplicable… Aunque he barajado algunas hipótesis…

-¿Qué hipótesis?

-La primera se basa en mi forma de ser. Después de regresar de Madrid cambié mucho. Como ya le he contado bajé treinta kilos gracias a una dieta muy estricta y a la natación. También adecenté un poco mi forma de vestir. Claro que eso no me resultó difícil… me vi obligado a desechar mi vestuario y a adquirir otro nuevo. Por otro lado era una persona discreta, introvertida, que procuraba ser amable con los demás, a quienes dejaba vivir su vida con entera libertad mientras no intentaran cambiar la mía.

“En segundo lugar imagino que siempre es más sencillo no mover un dedo para cambiar una situación compleja que meterse en camisa de once varas, intentando modificar algo que no les afecta directamente. Cualquier intento de incapacitarme hubiera supuesto molestias para muchas personas. Al fin y al cabo no insultaba verbalmente, no golpeaba a nadie, ni siquiera gesticulaba… me limitaba a transmitir mis pensamientos a través de la mirada. Debo confesarle que ya había estudiado las repercusiones “legales” de mi conducta y llegado a la conclusión de que “el pensamiento no delinque” según un axioma jurídico que conocía muy bien. No era tan tonto como para no hacer una gran defensa, en el caso de que se promoviera mi incapacitación.

“Pronto me transformé en una curiosidad tan llamativa como cuando salió mi reportaje en la prensa y fui entrevistado en radio y televisión sobre mis intentos de suicidio…

ELLOCODE4

Di un volantazo.  Estábamos subiendo un puerto de montaña y había tomado una curva pronunciada a demasiada velocidad. A punto estuvimos de chocar contra otro vehículo que circulaba en dirección contraria. Nos salimos del asfalto. Por suerte logré frenar a tiempo. El vehículo quedó sobre una pequeña plataforma herbosa. La rueda delantera resbaló hasta quedar en el aire.

El susto fue mayúsculo. Entoné una letanía mental, dando gracias a quien quiera que hubiera ayudado en el incidente: al destino, a la suerte, a Dios…

El loco permaneció tan imperturbable como un buda. Su nerviosismo no era mayor que el que ya había advertido durante la conversación sobre hechos que al parecer le molestaban bastante. Por un momento me vino a la cabeza la idea de que aquel hombre extraño había previsto lo ocurrido. Ni un solo comentario por su parte. Espanté la macabra fantasía como si fuera un pájaro siniestro que acabara de pasar ante mis ojos, moviendo sus alas frente a mis narices. El frío del aleteo permaneció un tiempo, invisible, sobre mi cabeza.





LARVAS ASTRALES

1 12 2017

larvas-astrales1-e1445098084762

NOTA/ Este texto no es de mi autoría, forma parte de la documentación sobre el tema que he ido copiando de Internet. Por desgracia no anoté el autor ni copié la página por lo que no puedo poner un enlace al texto en lugar de copiarlo aquí. De nuevo advierto a los lectores que lo lean y sepan de dónde procede o al autor o administrador de la página donde fue copiado que si me lo hacen saber suprimiré el texto poniendo en su lugar un enlace. Sin perjuicio de tratar yo personalmente este tema, así como otros, de momento subo esta documentación para que los lectores se vayan haciendo una idea sobre el plano astral. En la biblioteca de este blog también remitiré a libros esotéricos que traten el mismo tema.

CURSO DE AUTODEFENSA PSÍQUICA
2º PARTE

CONTRA QUÉ LUCHAMOS

La experiencia diaria nos demuestra que,
siendo el miedo hijo dilecto de la ignorancia, lo
que atacándonos puede cruzar nuestras defensas
y perjudicarnos, es aquello cuya naturaleza
desconocemos. La primera condición para vencer
a lo que nos ataca es conocerlo. En
consecuencia, antes de estudiar las técnicas
defensivas, analicemos cuáles son las
naturalezas de nuestros atacantes.

Podemos distinguir las siguientes categorías:

1) Larvas astrales
2) Paquetes de memoria con alto contenido
thanático
3) Otras sectas esotéricas
4) Técnicas mentales (vampirismo psíquico o
energético)
5) Vórtices psicoespirituales
Larvas astrales: así como la
evolución de la vida en el plano físico nos
muestra una increíble diversidad de niveles de
complejidad biológica, así en otros planos
constitutivos del Universo existe la misma
multiplicidad. Un error común en que suele caer el
estudiante de estas disciplinas, es suponer que
los “seres” (por darles una denominación) que se
mueven en el plano astral, son de condición
necesariamente superior al hombre, o confundir
los planos astrales con los esotéricos.

En cada plano (quizás entendamos mejor
este concepto asimilándolo a la idea cuasi
científica de “otras dimensiones”) también
coexisten seres de distinto grado de evolución.
Tomemos el ejemplo de la biología física (por
buscar una expresión que designe al mundo
percibido por los sentidos básicos) remitiéndonos
a los parásitos, ya sean estos animales o
vegetales. El parásito vive en condiciones de
singularmente egoísta simbiosis, vive a expensas
del organismo en que anida, fagocitándolo,
creciendo y multiplicándose a su costa, pero
siendo incapaz de perpetuarse fuera de él. Su
primitivo grado de organización le impide la
autosuficiencia o, en el mejor de los casos, sólo
subsiste por sí mismo durante lapsos exangües
de tiempo.

En todos los planos y niveles del Universo
existen parásitos; de hecho, deben existir ya que
si proclamamos como una ley esotérica el
Principio de Correspondencia, es necesario, para
que éste exista, que se cumpla en todos los
niveles; y cuando afirmamos que en todos los
microcosmos existen equivalencias
correspondientes a todo cuanto existe en el
Macrocosmos, es que sólo este principio podrá
afirmarse con validez universal, si precisamente,
observamos sus efectos a nivel universal.

Entonces tomemos un plano cualquiera.
Por ejemplo, el mental o, más exactamente, el
inconsciente personal de cada ser humano, para
no confundirnos con el Inconsciente Colectivo,
ese gran océano mental donde todos boyamos.
¿Es que acaso en el inconsciente personal de
cada uno de nosotros puede desarrollarse algo
que podamos llamar “parásitos mentales”? Ya
veremos que sí.

Todos hemos oído hablar en Psicología
de los “complejos”; ese conjunto de factores tanto
congénitos como adquiridos que producen
alteraciones de conducta. Ahora bien, ¿cómo es
que se forma y, lo que es más importante e
interesante, cómo se desarrolla?

Supongamos que tomamos un ejemplo a
partir de un niño. Como en todo ser humano
existen elementos en su personalidad que le son
transmitidos genéticamente, formando un
conjunto de factores psíquicos propios a toda la
humanidad y que conforman lo que llamamos
inconsciente colectivo. Esos factores son lo que
llamamos arquetipos.

El psicólogo suizo Carl Gustav Jung
demostró que en realidad anidan en nosotros dos
inconscientes; por un lado, el personal o
individual, que es lo que define las
particularidades tipológicas (carácter y
temperamento) de cada uno de nosotros; es el
que nos hace diferentes unos de otros. Pero, por
otra parte, todos tenemos un inconsciente
colectivo, o mejor aún, una parte de él, que
compartimos con toda la especie humana.

La afirmación de que “todos los hombres
somos hermanos entre nosotros” encuentra en
Jung una explicación psicológica. Todos
integramos una memoria ancestral, racial, una
gran mente mundial, como un gigantesco cerebro
que se reparte en innúmeras células
independientes. Cada uno de nosotros somos
una de esas células. Esa mente omnipresente
está en todos nosotros. ¿Y cómo sabemos de
ella? Muy sencillo.

Todos los seres humanos somos
diferentes por acción de nuestros inconscientes
individuales. Pero, también, todos tenemos
características comunes por nuestro inconsciente

colectivo. Estas características son los arquetipos
e integran algo así como una cédula de identidad
del género humano. Son nuestros rótulos de
identificación. Algunos de ellos son:

el arquetipo del Viejo Sabio (presente
cuando afirmamos, por ejemplo, “tal cosa es así –
no porque yo lo razoné o así lo concluyo– sino
porque lo dijo Fulano de Tal (diplomado por una
universidad X)”, o, en un nivel sociocultural
menor, “tal cosa debe ser verdad porque lo dijo la
radio (o la televisión, o el diario)”. Anteponemos
un criterio de autoridad real o supuesto,
delegando en un tercero la asunción de la
responsabilidad por nuestros decires;

– el arquetipo de la Gran Madre (la raíz de
los cultos a la fertilidad y a la tierra como diosa
madre, presente en los fundamentos de todas las
religiones, aun las más modernas. Tal el caso del
catolicismo donde encontramos una verdadera
“raíz pagana” en el culto de la Virgen. Y aunque
duela a más de un oído cristiano, debemos
aceptar que esto es así, por varias razones:
(1)porque el culto a la Virgen como
Madre de Dios no es privativo del catolicismo
sino, de hecho, anterior en milenios, tanto en
oriente como en occidente;
(2)porque las Vírgenes adoradas en
la Edad antigua y la Baja Edad Media (es decir,
cuando aún estaban próximos en el tiempo los
orígenes del Cristianismo) eran negras –como las
que aún subsisten en muchas partes de Europa,
Centro y Sudamérica, como la Virgen de Caá
Cupé en Paraguay– y está demostrado que es
sólo una transposición cultural del culto a Isis y
sólo pasan al “color” actual cuando en la alta
Edad Media una bula pontificia, eminentemente
racista, identifica al “negro” con el demonio (tal el
caso de los gatos) para justificar el exterminio de
musulmanes y africanos;
– el temor a la oscuridad (obvio en todos los
chicos –y otros que no lo son tanto–). El temor a
la oscuridad es evidentemente ancestral,
remontándose al tiempo en que los homínidos

(futuros hombres) cazaban de día, reyes de la
pradera, pero en las noches permanecían ocultos
y aterrados, en árboles y cavernas, horas en que
los animales de presa salían a buscar su alimento
y los cazadores pasaban a ser cazados;

– el temor a lo desconocido (todo ser
humano tiene miedo a lo que no conoce, y por
extensión puede interpretarse como el temor al
cambio. ¿Cuántas veces nos han ofrecido
empleos mejor remunerados que el que
poseemos, mejor status social, más perspectivas
y sin embargo… a último momento algo nos
retiene, nos hace dudar, algo intangible… Ya lo
dice el refrán popular: “Más vale malo conocido
que bueno por conocer”. Si ustedes lo analizan,
este dicho carece por completo de lógica y
sentido. Pero es verdadero, en tanto es popular,
inconsciente… y arquetípico);
– el instinto sexual (obvio en todos los seres
humanos);
– el instinto de poder (también obvio en
todos nosotros, así como su antítesis inmediata,
el Complejo de Inferioridad);
– la necesidad mágica (también llamada
Necesidad Religiosa) que define esa “religión
natural” que anida en el hombre, como en él
anida una “moral natural”.
El hombre es mágico, vale decir, religioso
per se, aunque una educación racional lo
convierta en “ateo”, o en lo que a él le parece que
es ser ateo, pues siempre se ha formulado las
preguntas básicas: ¿Existe Dios? ¿De dónde
venimos? ¿Hacia dónde vamos? ¿Hay vida
después de la muerte? Y, muy especialmente,
¿Cuál es la razón, la misión de mi presencia en
La Tierra?

descarga

Ahora volvamos al ejemplo del niño al
que hiciéramos referencia antes de esta digresión
sobre arquetipos.

En este chico anida, como en todos, el
arquetipo del Miedo a lo Desconocido y el Temor
a la Oscuridad. Cierto día (¿o deberíamos decir
“cierta noche”?) regresa a su casa más tarde que
de costumbre y ocurre que alguien, un amigo o
familiar, para gastarle una broma pesada, lo
espera agazapado detrás de un árbol,
enmascarado… sorpresivamente salta a su paso,
con el susto subsiguiente del niño.

Ya se ha creado un complejo: el hecho
traumático se incrusta en la vida psíquica de ese
niño, queda allí fijado (del término “fijación”) como
una espina que no es extraída. Al paso del tiempo
ésta comienza a crear una infección que va
extendiéndose, multiplicándose las bacterias que
crecen lozanas porque nosotros las alimentamos.

Ahora bien. A medida que pasa el tiempo,
ese “complejo latente” se va alimentando de las
vivencias del sujeto, que tienen correspondencia
con el shock inicial. Así el complejo va creciendo
a expensas del deterioro de la esfera psíquica del
individuo. En cierto modo el complejo comienza a
adquirir independencia psíquica como si se
tratara de un ser autónomo e infradotado. Así, si
no hay tratamiento de por medio, ese complejo
comienza a fagocitarnos psíquicamente,
polarizando hacia sí todos aquellos elementos del
inconsciente que sirvan a su crecimiento
(¿recuerdan el comentario de los “vórtices” de la
introducción?). Estos complejos son autónomos
en cierto grado, dado que no pueden existir sin el
sujeto que les dio vida.

Estas extensas consideraciones deben
sustentar el hecho plausible de aceptar que en el
plano astral también existen “parásitos”, que en
Ocultismo reciben el nombre de “larvas astrales”.

Su origen se encuentra en la sustancia
astral que puede constituirse en entidades
psíquicamente independientes, constituidas de
elementos mentales inferiores y empleando el
“cuerpo de los deseos” o cuerpo astral como
soporte, algo así como “animales” de otros
planos, con cierto grado de malignidad o muy
bajo nivel de evolución espiritual en cualquier
punto del universo. También, aunque el cuerpo
astral se desintegra después de un cierto tiempo
de muerto el cuerpo físico que le dio sustento, es
posible que algunas “larvas” estén conformadas
por el remanente luego de la muerte de un ser
humano particularmente thanático, y de hecho, si
ese remanente “parasita” la materia astral de
otros seres vivos, puede prolongar un cierto
tiempo más su postexistencia.

No debe confundirse con el “paquete de
memoria”, al que nos referiremos más adelante,
constituido por remanentes psíquicos; lo que nos
enseña que las “larvas astrales” carecen de
psiquismo o, en el mejor de los casos, éste no
presenta grandes diferencias con el fetal.

Esta sustancia astral vaga al azar en
planos correspondientes con el nuestro, pero
circunstancialmente se siente atraída por ciertas
singularidades en su plano (el astral). Esas
singularidades son la correspondiente astral de
las perturbaciones físicas y/o psíquicas que los
seres humanos sufrimos.

Vale decir que la existencia de una
“enfermedad” física o psíquica creará una
discontinuidad en el plano astral que actúa como
un señuelo, una llamativa señal para esas larvas
que, inexorablemente, se sienten atraídas hacia
ella.

Así, se ubican en las proximidades del ser
afectado, incrementando su propia vitalidad a
expensas del cuerpo astral de ese humano,
parasitándolo. La sostenida pérdida de materia
astral tiene, obviamente, su contraparte en los
otros planos del sujeto, incrementando sus
problemas físicos o psíquicos, pudiéndole llevar a
la muerte.

Se generan así los cuadros de “obsesión”
y “posesión” a que han hecho referencia todas las
religiones. La diferencia entre una situación y otra
es que mientras en la “obsesión” la larva astral
simplemente consume progresivamente la

materia astral de la víctima, en la “posesión” la
larva pasa a ocupar el continuun espacio-
temporal del sujeto.

Entonces, ¿qué ocurre con la supuesta
“personalización” en los cuadros de “obsesión” y
“posesión”, es decir, cuando el ente adopta
nombre o se expresa a través de la víctima?

En realidad, estos casos son mínimos,
pero ciertamente graves, pues señalan que la
larva astral “capturante”, por decirlo así, ha
absorbido o ha sido absorbida por un paquete de
memoria thanático o un elemental.

Estas monstruosas simbiosis son, por
desgracia, perfectamente posibles. En realidad,
su existencia es finita, pues tarde o temprano uno
terminará reabsorbiendo al otro (en estos casos,
las larvas generalmente llevan las de perder),
pero si en el ínterin caen en el vórtice generado
por la perturbación de un ser humano, doble será
el acoso que el mismo sufrirá.

Recordemos que las larvas astrales
carecen de conciencia o la tienen en un grado
muy primario, mientras que los “paquetes” por
citar un ejemplo, cuentan con remanentes de la
misma, una conciencia-subconsciente casi
crepuscular, pero carecen del medio (sustancia)
idóneo para manifestarse. Cuentan, entonces,
con tres formas de hacerlo. Y sobre esas formas
hablaremos en el apartado siguiente.

hqdefault





EL CUERPO CAUSAL

28 11 2017

ARCHIVOS DE YOGA MENTAL

 

AVISO/ Este texto lo copié de Internet sin anotar la página ni copiar el enlace, para formar parte de mis archivos de documentación sobre estos temas. Hago constar expresamente que no es de mi autoría y si algún lector encuentra la página o si diera la casualidad que el autor del mismo pasara por aquí, estoy más que dispuesto a suprimirlo y dejar en su lugar el correspondiente enlace. Todos estos archivos son complemento de los textos que hay en el blog de mi autoría sobre diversos temas. Sin perjuicio de que en su momento escriba sobre ellos dando mi personal opinión, aquí los dejo como documentación para los lectores.

Karana Sharira: El Cuerpo Causal – Parte I

 

 

 

El cuerpo causal, espiritual, esencial. El cuerpo

de esencia. Es llamado así por ser el origen y

causa de los otros dos cuerpos. Está formado de

Paz y Bienaventuranza, que se desprende de la

expansión de Shakti en la evolución de la

Conciencia con el autoconocimiento y por la

purificación de nuestros elementos y particulas,

que permiten la identificación en Conciencia,

Conocimiento y Esencia, con el Ser Supremo.

 

Esta compuesto por el residuo último que tiene

toda experiencia y lo que justifica el hecho de

vivir, que es la busqueda de felicidad. La

felicidad se entiende como un bienestar contínuo,

por encima de cualquier incidencia, eso es la

Bienaventuranza. Cuando existe la evolución,

cuando existe el crecimiento interno, lo que va

quedando como esencia de todo esto es una

enseñanza y esto es lo que te capacita para estar

sereno, preparado y con la mente positiva, a pesar

de que haya experiencias perturbadoras. A pesar de

tu estado, te mantienes feliz. La razón por la que

nosotros vivimos es para ser felices. Hay una

felicidad esencial, que quizá no te das cuenta,

pero que te da felicidad o te la quita, en el

momento que se pierde, como el hecho de respirar,

dormir o comer. La felicidad es entonces aquello

que se obtiene de aquello que tenemos, o de

aquello que no tenemos, precisamente, por que

carecemos. Por que carecemos de cosas las buscamos

y eso determina la transacción vital, luego vivir

significa buscar la Felicidad, intercambiar lo que

podemos dar, para obtener Felicidad. Detrás de

todo está la Felicidad. Por lo tanto, tenemos que

entender que este cuerpo esta hecho de una

sustancia muy particular, que es la Felicidad, por

que la Felicidad es la causa de la vida, la razón

por la que la vida se mantiene, la razón por la

cual se vuelve a la vida, es por que queremos la

Felicidad. La busqueda de Dios, la unión con Dios,

es obtener la Felicidad permanente, para poder

mejorar nuestro grado de existencia.

 

El Karana Sharira se alimenta de Felicidad, por lo

tanto, en la dieta de nuestra vida necesitamos

redearnos de cosas, que nos den Felicidad. Por que

si no entonces nuestro cuerpo esencial estará

enfermo y si el cuerpo esencial esta enfermo, no

habrá cosa en la vida que alegre a la princesita.

 

 

El Cuerpo Causal – Parte II

 

El cuerpo causal, también se enferma y entonces a

esa persona no hay forma de sacarle de ese estado,

donde quiere ser infeliz y está siempre

fastidiándose y deprimiéndose y huyendo.

 

¿Cómo se sana el cuerpo causal? Los maestros

dijeron que de varias maneras, una de ellas era

ocupándose de plantas, otra a través de la música,

otra a través de la lectura inspiradora, viajando

y conversando con personas inspiradoras, durmiendo

con personas inspiradoras, enriqueciendo el

vocabulario. Por que el vocabulario, no solamente

es vocabulario cuando se pone en la boca, es la

capacidad que tiene de ponerle nombre, en el

propio pensamiento, a las cosas que uno siente. Y

por último comiendo alimentos sanos y saludables,

en cantidades moderadas, eso se llama Mitahara.

 

Es hermoso, verdad? Es algo estético. La estética,

para los griegos era la armonía entre las cosas. Y

en el Tantra es lo mismo, la estética es la

armonía entre las cosas, el equilibrio entre las

cosas. Los japonese buscan continuamente la

estética. Para un Japonés, es inconcebible que se

vea la casa, hasta el ultimo rinconcillo, la casa

siempre tiene que estar con claro y oscuro. Porque

así el alma se puede por un lado refugiar,

esconder y descansar y al mismo tiempo expandir,

liberarse. Eso es la estética el cultivo de la

armonía. Lo que hemos dicho crea armonías muy

sutiles. El comer, la lectura, el dormir con

alguien, por que cuando se duerme se libera el

cuerpo astral y puede entrar más directamente en

el cuerpo causal, da una gran felicidad levantarse

al lado de alguien inspirador o de alguien que te

guste, aun cuando en el sueño uno se olvide de

todo, tu interior esta percibiendo. Por eso el

sueño y el dormir tiene tanto valor en el Yoga.

 

 

El Cuerpo Causal – Parte III

 

El trabajo con el cuerpo causal es

sensibilización, sensibilizarse a toda costa.

Cuando una persona se cultiva desde la

sensibilidad, se le nota. Por eso este cuerpo hace

que los demás sean saludables y al mismo tiempo

sean poco vulnerables al sufrimiento, pero muy

abiertos a la felicidad.

 

Es el vehículo residencial del Alma. El Jiva

ingresa en el plano de Maha Loka, operando en el

cuerpo causal, a través del sueño profundo. Quiere

decir que el Jiva tiene la oportunidad de entrar

en un plano de existencia muy importante, que se

llama Maha Loka, es el plano de todas las

esencias, es un plano mucho más sutil que el de la

propia energía, más sutil que el plano celeste, es

un plano que no lo podemos ni concebir, es el

núcleo de las cosas que no se puede llegar a

explicar, pero que esta ahí. Es el plano más

grande de todos, del supremo refinamiento.

 

¿Y por qué ingresa a través del sueño profundo? En

el sueño profundo, entramos en una esencia que no

sabemos ni lo que es, no hay nadie en este mundo

que pueda explicarnos que ocurre en el sueño

profundo, es un gran misterio. Y todos los seres

hasta los árboles, tienen su sueño profundo. Se

sabe que hasta los árboles, llega un momento que

no crecen y se paran durante varios años y después

vuelven a seguir creciendo, es muy curioso. ¿Y ahí

qué ocurre? Parece que nos regeneramos, nos damos

un baño de esencias. Por que si en el sueño no

vamos al sueño profundo, pudes haber descansado el

cuerpo, algo la mente, pero tu alma no. Pues si

ingresamos en el Maha Loka de forma consciente, a

través de la meditación, a eso le llamamos

Samadhi. La experiencia de la superconciencia. El

Samadhi es un estado que se va adquiriendo poco a

poco. Cada vez que tienes un poquito más de paz en

la meditación, ya es un samadhi. Pero si es que la

copa se llena gota a gota. Por eso necesitamos

descubrir el secreto del Maha Loka, y ¿cómo lo

hacemos? con la meditación, eso es romper el

sello, por que la mente va hacia el muladhara en

el sueño, por eso es el chakra que se afecta

cuando hay sueño y es el chakra que la energía

desciende hacia él provocándonos el sueño. Cuando

uno tiene sueño pedorrismo, y no oye los

despertadores, ni las campanas del Big-Ben, es por

que uno tiene el muladhara chakra alterado. ¿cómo

romper el sello? el sello se rompe a través de la

meditación, la meditación es la experiencia del

sueño profundo, pero consciente. Luego cuando

meditamos estamos retirando nuestra conciencia,

nuestra energia, del cuerpo físico al cuerpo

astral y del cuerpo astral al cuerpo causal. Por

esa razón se le llama al Vyayam, Karana Vyayam, al

Vyayam del trabajo de la meditación, por que con

ella estamos trabajando el cuerpo causal. Por eso

cuando hacemos Shuksma Vyayam, estamos cargando de

energía el cuerpo Astral, pero cuando haceis los

sthulas, estamos fortaleciendo el cuerpo físico. Y

hay que hacerlo. Por eso el simbolo del Vyayam es

la montaña invertida, una montaña que se queda

parada en el pico, el equilibrio de las cosas y a

su vez el símbolo del Tantra, el símbolo femenino,

el yoni. Esto da fuerza y crea una coraza contra

la enfermedad, eso es importante.

 

El secreto esta en el Maha Loka, en el sueño

profundo.

 

 

 

El Cuerpo Causal – Parte IV

 

En este cuerpo se experimentan los tres atributos

de la Bienaventuranza, que son:

Priya, la alegría del deseo

Moda, la alegría de la posesión.

Pramoda, la alegría del disfrute.

Por eso hay que controlar el deseo, la posesión y

el disfrute, sino se pierde la Bienaventuranza.

Está formado por una envoltura permanente que se

llama Anandamaya Kosha, la envoltura del bendito

Ser de Bienaventuranza y está constituído por los

tres atributos antes mencionados. Se llama bendito

Ser de Bienaventuranza porque esta envoltura es la

que da a las personas la santidad, un estado de

serenidad permanente y la sabiduría.

 

Swami significa “amo de sí mismo, amo de sus

sentidos”. Y a los Swamis se les llama por un

nombre, el que sea, por ejemplo Tilak. Tilak

significa “la marca de Dios” y se le llama Swami

Tilak-Ananda, Bienaventurado. ¿Por qué se les

llama Bienaventurados? Porque son personas que

están trabajando en su envoltura de Anandamaya

Kosha y porque la riqueza de su Anandamaya Kosha

les envuelve. Es como si del cuerpo saliera el

cuerpo causal y se pusiera delante y envolviera a

la persona y entonces uno experimenta en el

contacto con esa persona siempre la serenidad, su

sabiduría y su santidad.

 

La palabra santo viene del persa antiguo, que era

santa y su raíz es la palabra sanskrita shanta.

Shanti es paz. En India se llama Shanta a muchos

maestros. Entonces uno tiene paz, pero ¿a qué paz

se refiere? paz con él, pero también la paz

verdadera, que puede calmar tu mente y dar paz en

tu interior. Pero la paz tiene que hacerse,

dándote antes la guerra, muchas veces. Por eso se

dice que en la compañia del Maestro, uno tiene que

experimentar posiblemente tres cosas:

Tranquilidad, inquietud o serenidad. Por que

puedes comprenderlo todo y entonces tener

serenidad. Puedes comprenderlo todo pero no

entenderlo, entonces tendrás enfrentamientos

contigo mismo y tendrás inquietud. O puedes que lo

comprendas y no lo entiendas, entonces en ese

momento tienes tranquilidad. Porque sabes que el

te podrá conducir y mañana lo podrás asimilar. Y

si no tienes ninguna sensación, es porque o eres

un maestro o eres un gran ignorante o sientes

mucho por que eres un gran energúmeno que te

sientes completamente denunciado. Eso me lo dijo

mi guru, hace muchos años, que si algunas veces le

amaba y otras veces le odiaba, por alguna razón

sería…

 

 

El Cuerpo Causal – Parte V

 

Se disuelve cuando se alcanza la liberación o

Moksha y se realiza la unión con el ser absoluto,

ya no originando más sus dos cuerpos y sus

envolturas y liberándose de la rueda de nacimiento

y muerte.

 

Algunos seres perfectos renuncian a la liberación

final y entonces ingresan en el plano de los

maestros y allí instruyen o regresan al mundo para

seguir ayudando, mantienen su cuerpo causal.

Solamente cuando ya se produce la gran liberación

es cuando ya no vuelves más.

 

Y entonces ¿qué pasa con la energía de estos

grandes gurus? Lo heredan sus discípulos, pasa

toda esa herencia karmica, espiritual y energética

a sus discípulos, que son los que continuan en la

tarea. Se puede hacer despues de los años a través

del sueño y antes de morir a través de un contacto

físico.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 





LIBROS DE CARLOS CASTANEDA

26 11 2017

Primera etapa: enseñanzas del lado derecho.

  • Las enseñanzas de Don Juan (The Teachings of Don Juan: A Yaqui Way of Knowledge, 1968, que además fue su tesis).
  • Una realidad aparte (A Separate Reality, 1971).
  • Viaje a Ixtlán (Journey to Ixtlan, 1973): con él obtuvo su doctorado.
  • Relatos de poder (Tales Of Power, 1975).

 

Segunda etapa: las enseñanzas de lado izquierdo y el linaje de brujos.

  • El segundo anillo de poder (The Second Ring of Power, 1977)
  • El don del águila (The Eagle’s Gift’, 1981)
  • El fuego interno (The Fire From Within, 1984)
  • El conocimiento silencioso (The Power of Silence, 1987)
  • El arte de ensoñar (The Art of Dreaming, 1993)

 

Tercera etapa: recapitulación y práctica.

  • El silencio interno (Silent Knowlegde, 1996): también conocido como “El Libro Púrpura”, y que solo fue vendido en los workshops de Tensegridad.
  • El lado activo del infinito (The Active Side of Infinity, 1998)
  • Pases mágicos (Magical Passes, 1999)
  • La rueda del tiempo (The Wheel of Time, 2000)

LIBROS RELACIONADOS

 

APRENDIZA DE BRUJA: MI VIDA CON CARLOS CASTANEDA

(EN PAPEL)

AMY WALLACE

, 2005

  • Nº de páginas: 389 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: LA LIEBRE DE MARZO
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788487403804

EL SUEÑO DE LA BRUJA

(EN PAPEL)

FLORINDA DONNER

, 1997

  • Nº de páginas: 219 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: GAIA
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788488242556

 

DONDE CRUZAN LOS BRUJOS TAISHA ABELAR

DONDE CRUZAN LOS BRUJOS

GAIA, 1994

Resumen del libro

Taisha Abelar fue instruida en esta práctica bajo la guía de Don Juan Matus, el mismo maestro de Carlos Castaneda. En esta obra describe detalladamente su iniciación y entrenamiento hasta llegar a esa “grieta entre los mundos” por donde cruzan los brujos al otro yo. Incluye también ejercicios físicos y técnicas respiratoriaLeer resumen completo

 

ENLACES RELACIONADOS

http://sustainedaction.org/Spanish_pages/cronolog%C3%ADa_de_carol_tiggsi.htm

https://www.cleargreen.com/es/interviews/founders-florinda-donner-grau-taisha-abelar-carol-tiggs

https://www.casadellibro.com/libro-el-sueno-de-la-bruja/9788488242556/565251

http://pijamasurf.com/2010/10/una-de-las-pocas-entrevistas-que-concedio-carlos-castaneda/

http://www.magicasruinas.com.ar/revaquello018a.htm

http://astropuerto.com/las-mujeres-de-castaneda/

 

 





ARCHIVOS ESOTÉRICOS I

23 11 2017

PRESENTACIÓN

biblioteca

De nuevo reitero lo ya dicho en otras secciones, la eliminación de mi cuenta de una nube donde había subido algunos archivos interesantes sobre el tema me ha hecho pensar en la necesidad de abrir una nueva sección en el blog para esos archivos. Muchos de ellos irán precedidos por un comentario personal y siempre se hará constar que no son de mi autoría cuando proceda.

ADVERTENCIA

La mayoría de esos archivos fueron copiados de Internet y no tomé la preocupación de hacer constar la página de la que fueron tomados ni copié el enlace, así pues si algún lector sabe de qué página fueran copiados le ruego me lo haga saber para eliminarlos y poner en su lugar un enlace directo.

Me gustaría organizarlos por temas pero dado el desorden que tengo eso no va a ser posible, así que ruego a los lectores que utilicen las etiquetas para agruparlos.